TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / dokini / Investigaciones

[C:562954]

Investigaciones

Estaba muy emocionado en mi primer día en la Universidad de Minnesota. No es que mi edad coincida con la de los tiernos estudiantes que comienzan sus pasos.

Como un intercambio cultural, me habían remitido a esta casa de altos estudios y en mi lugar enviaron a un profesor de química que voló hacia mi Buenos Aires natal. Me pareció una persona muy importante por su nombre: era Helmut Kolt, en comparación de un Juan Carlos González, que el destino dispuso en mi pasaporte.

El único antecedente que tenía del lugar, eran las continuas investigaciones que se le atribuían, con incomprobables resultados, que se desdibujaban entre las páginas de diarios, casi como para llenar los espacios.

Y la compré, me dije para mis adentros, ahora voy a investigar a lo grande y seré portada en algún medio.

Mi especialidad es la sociología, un amplio espectro de delirios semánticos sobre las conductas de la humanidad.

Me lo presentaron como un equipo multidisciplinario, cuando en realidad era un rejunte de individuos con dudosas habilidades, para justificar los jugosos aportes de organismos internacionales a esa iniciativa.

En el gabinete de investigación reposaban 10 cuadernos de hojas cuadriculadas, 10 lápices faber Nº 2, prolijamente distribuidos en pupitres de madera, con desvencijadas sillas que completaban la escenografía. Un sacapuntas con manivela que hacia de maestro de ceremonias al frente en el escritorio del director del programa.

-Estimados colegas-lanzó su primera frase el Doctor Robert Dixon-Es un gran honor compartir con Uds. este nuevo proyecto que ya llegó a su novena edición y que para esta ocasión hemos denominado “Analizando ombligos ajenos”.

Lo escribí en la primera página, con mayúsculas y en imprenta, mientras el catedrático seguía hablando, mi mano seguía subrayando el encabezado.

No debía sorprenderme, pero lo hizo.

Se encendió el proyector, y en un prolijo power point desfilaron ante nuestra vista todos los tipos de ombligos que jamás creía que pudieran existir.

-La propuesta de investigación es la siguiente-continuó Bob

Muy conciso en sus definiciones, nos instruyó que a partir del día siguiente, desfilarían ante nuestra vista un millar de individuos que tendrían que mostrar sus ombligos. A continuación, debían responder a una serie de preguntas, cuidadosamente seleccionadas.

Un amplio abanico de temas, desde posición social hasta hábitos sexuales, desde ocupaciones y negocios, a inquietudes musicales; deportes, lecturas.

Si bien no pensé que tal trabajo contribuiría a descifrar los secretos de la humanidad, poco podíamos hacer.

Pudieron concluir que existen dos tipos de ombligos, los que son para adentro de distintas profundidades y los que son afuera más cerrados casi imperceptibles.

Es asombroso como una contribución de 10 dólares puede convocar a tanta gente que se agolpaba y deambulaba por el campus.

-Es mucho más sencillo que someterse a medicamentos experimentales- Me confiaba Madelen, en la encuesta mantenida.

Ya de regreso a mis pagos, en los portales de internet difundían las investigaciones realizadas en la universidad de Connecticut, en donde se afirmaba que los ombligos chicos tienen más posibilidades de ascenso social y reportaban más éxitos en sus conquistas amorosas. Por el contrario la profundidad de los ombligos indicaba indubitablemente, conductas sicóticas o perversas.

Me alarmó la noticia, ya que los inescrupulosos de Connecticut nos habían robado la idea y se nos habían adelantado.

Tomé mi cuaderno con mis conclusiones y observé que las mismas en nada se condecían con nuestras investigaciones.

Un ligero escozor me llevó a rascarme por aquella área, y descubrí por azar lo que había plasmado en mis notas:

Las pelusas de los ombligos son afrodisíacos poderosos. Al final, no hay mejores estudios que los de Minnesota.

OTREBLA

Texto agregado el 04-12-2015, y leído por 125 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
05-12-2015 Ingenioso relato. Esta bien escrito y es muy interesante al leerlo. Felicitaciones al autor. 5* dfabro
04-12-2015 Fabuloso. Pero ten cuidado, por menores cosas se arman hoy balaceras en Minnesota. -ZEPOL
04-12-2015 Sabias conclusiones.Pienso que los ombligos mas interesantes,son los femeninos que,por su forma y profundidad,nos permiten saborear un rico vino tinto,antes de adentrarnos en el templo de Afrodita.Un Abrazo. gafer
04-12-2015 Esto hay que darlo a conocer, publicarlo a los cuatro vientos! jajajaa... MujerDiosa
04-12-2015 Una investigación de profundidad, es innegable. ivanoski
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]