TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / Mi hermana menor

[C:562975]

Mi hermana menor.

La ví nacer, once años es la diferencia de edad entre ella y yo.
En aquella habitación sombría, vi el dolor de mi madre y luego la alegría que le causaba ver a su hija recién nacida.
Sola y con la ayuda de mi abuela que no tuvo más remedio que oficiar de partera improvisada, mi madre parió a mi pequeña hermanita.
Lo primero que vi fue su cabecita dorada y luego su cuerpito rosado y regordete, desde ese momento supe que mi rol en su vida no iba a ser solamente de hermano mayor, tendría que ser el padre que nos abandonó antes de que ella naciera y que tendría que cuidarla como el ser más preciado.
Sabía que no era tarea fácil pero a pesar de mi corta edad sentí muy dentro de mi corazón que esa era mi tarea en la vida y ni por un momento dudé de que la cumpliría.
Y los años fueron pasando y a medida que me fui haciendo hombre mi hermana se fue convirtiendo en una hermosa muchacha, ya no tenemos a nuestra madre, la muerte se encargó de llevársela más pronto de lo que hubiera imaginado, al año de nacida mi hermana, la anemia la debilitó tanto que no pudo resistir y falleció no sin antes de encomendarme la tarea que yo mismo me había impuesto, la de cuidar a mi hermana.
Mi abuela vivió algunos años más y cuidó como pudo de ella y de mi, pero los años y la tristeza por la muerte de su única hija, también la hicieron partir.
Mi padre jamás volvió, la bebida, la ignorancia y tantas otras cosas le impidieron conocer y ver crecer a su hija.
Como ya he dicho, los años fueron pasando y de una manera o de otra, con la ayuda hasta de los vecinos, fuimos creciendo, gracias a Dios nadie vino a buscarnos para llevarnos a algún orfanato o a casa de algún pariente lejano, esos que jamás se ocuparon de nosotros, debido a que ya había cumplido dieciocho años y al estar trabajando podía ocuparme de mi hermana.
Ella pudo estudiar, de lo cual estoy muy orgulloso, aunque yo no pude pasar de sexto grado escolar pero debido a mi habilidad manual pude salir airoso en la vida y en el trabajo con mis artesanías que se venden por todo el país.
Por cierto, el nombre de mi hermana es Estefanía y el mío Ernesto y en este momento voy camino al altar acompañándola a que empiece una nueva vida junto a Ignacio, su reciente esposo, un médico que igual que ella están recién recibidos, espero que sus vidas sean tan felices como lo soy yo.
Nunca había mencionado esto pero sé que pude cumplir con el deseo de mi madre y el mío propio, soy el hermano más feliz del mundo y de ahora en adelante trataré de formar una familia, yo también, casándome con la mujer que amo y la cual lleva muchos años a mi lado.
La vida me demostró que aunque con contratiempos, pobreza y hasta miseria, con amor…todo se puede.

Omenia

12/4/2013

Texto agregado el 04-12-2015, y leído por 197 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
05-12-2015 Historias como ésta,te devuelven la fe en la vida y en las personas.UN ABRAZO. GAFER
04-12-2015 !Bonita historia! Saludos. NINI
04-12-2015 Que Hermosa historia, con final feliz. Felicidades Ome. 5* bishujoo
04-12-2015 Si esta historia es verdadera no me queda más remedio que felicitarte por haber cumplido, tan prematuramente,con tu deber de hermano. Una historia dura con un final feliz. Un abrazo. ***** Clorinda
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]