TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / remos / 12. El tiempo retorna de improviso

[C:564552]

Te rodeaba mucha gente, amigas y gente desconocida. Estabas a pocos metros de mí, no me mirabas. Parecías tranquila, como en una despedida normal, como cuando se va de viaje por algún tiempo.
Nuestra amiga común me cuenta que estás por ingresar a la cárcel. La noticia es fuerte. Cuál es la condena? –Ocho meses o un año!
Tengo una gran confusión en la mente. Hace tanto tiempo que te suicidaste y tu rostro había desaparecido completamente de mi mente. No volví a mirarte en fotografías.
Entrás por una puerta lateral y supero al grupo de mujeres que te llevan, vas libre al centro del grupo, casi no te ves. Logro quedar frente a ti y te abrazo. Porque me abrazas, me preguntas.
-Porque te amo, y te beso en la mejilla, muy cerca de tu boca. Siento tus labios, pero no me devuelven el beso. Llevas un abrigo negro, el negro siempre te quedó tan bien. Por primera vez vuelvo a mirar tu rostro. Es exactamente como cuando te amaba. La nitidez de las formas es de una precisión surreal. Ahí estás tus luminosos ojos celestes, fuertes, intensos, buenos y hermosos. Tu pelo muy rubio y liso, no muy largo. Me miras y una tristeza profunda comienza a quedarse en tu cara.
-Me amas, dices?, y comienzas a retroceder con angustia, y yo también, sin dejar de abrazarte con delicadeza. Me duele el pecho, pero antes que vengan a buscarte, te detengo. No podemos irnos.
Despierto en la cama del hospital, hace dos días que me estoy recuperando de un infarto.
Qué maravillosos son algunos sueños, aunque tristes, pero el volver a ver ese rostro de una chica que amé con todo, y que quizás ya había olvidado. Los años deciden tantas cosas sin consultarnos.
Su rostro, su mirada eran exactamente como entonces. El inconsciente onírito, o una dimensión externa que penetró en mi sueño –para el caso es lo mismo-, me trajo un trozo de vida que la vida despierta no pudo darme nunca.
Te suicidaste una mañana de enero. Un campesino encontró tu auto blanco en medio a su campo, cerca de un bosque de intenso verde. Tenías 22 años, Sofía.

Texto agregado el 17-01-2016, y leído por 153 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
15-05-2016 Un relato onírico, escrito con esa pasión relajada que nos brinda ese mismo transcurso de días que nos coloca un túmulo de tiempo para que reinventemos nuestros recuerdos. Me gustó, me gustó. guidos
18-01-2016 Sí, el tiempo a veces retorna de improviso e incluso desde el misterioso mundo onírico. lucrezio
17-01-2016 Cuando soñamos, lo que hacemos es ordenar el cerebro. Por eso se "cruzan" recuerdos, fantasías...etc. A más se sueña, más cuerdo está uno. Pronto lo imitaran los ordenadores, están en ello, ja, ja...Mis 5×. grilo
17-01-2016 Bueno, se pudo recordar sentimientos olvidados, a veces es bueno prestarles atención. Coincido con Shei. PiaYacuna
17-01-2016 Los recuerdos siempre rondan por ahí y se manifiestan de improvisto, a veces involuntariamente. Cinco aullidos oniricos Yar
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]