TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / rigores / Mi primer día en la universidad (UCV)

[C:565006]

Esa melodía trajo su recuerdo ante mi...apenas era un mozalbete de unos 18 años con una somera idea de lo que quería y con muchas mas fantasías y ficciones que certezas...

En una zona entre residencial y popular se encontraba la facultas de ciencias parecía un oasis en medio del caos caraqueño y me adentre allí en medio de jardines casi botánicos; al primer señor que me topé le pregunte donde queda el edificio de química, el amablemente y también por ello digo que era un oasis, me dijo: vaya hacia la derecha hasta que vea un edificio grande de tres pisos, en el primero están los laboratorios y oficinas de los fisicoquímicos, en el segundo de los inorgánicos y en el tercero los orgánicos, y el profesor que usted busca puede encontrarlo en el primer piso.

Por supuesto para mi, tantos nombres grandi-elocuentes y químicos eran música para mis oídos...

Y así llegue al primer piso, con un corredor austero y prístino con un techo muy alto; apenas entrando a la derecha estaba un cubículo medio abierto, toque y entre con el permiso del profesor Caetano, así se llama el fisicoquímico teórico que trabajaba allí; un escritorio con algunos documentos, piezas de equipos de alta tecnología para la época más una pizarra magnética con ecuaciones y una lista de cosas por hacer definían su oficina, me recuerdo que él oía música barroca, desconocida para mi en ese entonces.

Caetano y yo nos presentamos y le pregunte por el Dr. Diodoro Iacocca a quien debía comparecer y quien sería mi tutor durante mi primer año de carrera; Caetano me dijo entonces: siga por el pasillo y a la tercera puerta a la izquierda esta el laboratorio de plasma, allí esta el laboratorio del Dr. Iacocca.

Y entonces toque la puerta y me atendió él mismo Iacocca en persona, un señor bajito y afable de unos cincuenta y tantos años; después de agotar las formalidades del caso me dijo: ves esas cinco estaciones, en cada una se están llevando a cabo reacciones de plasma, el cuarto estado de la materia, el más desconocido, debido a lo extremo de sus condiciones, con temperaturas mínimas de 10.000 °C, pero paradójicamente es el mas abundante en la naturaleza y es el que permite que las estrellas permanezcan vivas, como ves cada estación o experimento tiene una o dos personas que lo vigilan ellos son estudiantes como tu y quizás en unos años estés allí como ellos.

...Y siguió relatándome: en cada sector titilan unas especies de cocuyos con una luz tan blanca muy intensa, todas dentro de equipos vidriados capaces de resistir el alto vacío y temperaturas mayores a 20.000 °C; eso que vez pulsar allí es el plasma y los sensores y artilugios que ves son para medir sus propiedades como superconductores de electricidad.

Luego fruto de estas investigaciones nacieron los televisores de plasma y muchas otras aplicaciones que hoy hacen nuestros días como son.

Y así como por arte de magia (alquimia) ese día en aquel magnífico laboratorio encontré mi vocación en la vida.

Texto agregado el 29-01-2016, y leído por 113 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
24-02-2016 Genial, buenísimo y también el comentario de julianga, muy bueno. 5* jdp
30-01-2016 M e quede PLASMADO. Muy ingenioso julianga
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]