TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Albohrz / ..

[C:565018]

No sé qué me molesta más… si la hipocresía, o la inocente ingenuidad de las criaturas que inconscientemente gozan del autoengaño y la complacencia…

En este tiempo en el que escuchamos a muchos “preocupados”, hablando de cambio climático y calentamiento global, es común saber de reuniones globales de gobiernos interesados en el tema, como una gran pancarta de campaña, entretelando verdades con mentiras valederas para despistar a los más, desinteresados y amañados conformistas que prestan atención con fe en el nadaísmo de palabras y acciones sueltas al aire, cuando estas nunca llegan ni a arañar el origen, foco del problema, y nos hacen pensar, como una vaga idea que calma nuestro ya agonizante mínimo destello de conciencia o estrecho sentido de culpa, como un placebo de que se está haciendo algo en pos de la conservación de un planeta que no le interesa a nadie.

Porque a pesar de todas estas reuniones y campañas de desviación de la atención global, nunca veo a nadie diciendo que haces “tú” para generar un verdadero cambio, es que no basta con las campañas y propagandas en redes sociales, mientras que todos sigamos agachando la cabeza y haciendo lo que hemos hecho todo este tiempo, que ha llevado al globo a ser lo que es hoy día, porque sigues utilizan do tu coche hasta para ir al super de tu barrio, porque es menos común hoy día ver gente que utilice su bici siquiera dos veces por semana para desplazarse al trabajo o la universidad, porque por esta carrera loca de apariencias, estamos generando y siendo parte de un consumismo desmedido, que nos mantiene sedados y de rodillas ante los salvadores verdugos, quienes nos “facilitan la vida”, a quienes les entregamos nuestra fe, a cambio de servirles como sujetos de estudio e infinita fuente de energía que mueve el gran engranaje de su maquinaria de destrucción.

Es como si tuviéramos siempre que elegir entre el confort y la salud…

Y por lo que veo somos pocos los que pensamos un poco en la salud…

La verdad está detrás de la carnada

Es así como seguimos culpando a quienes tienen el deber de dirigir a los pueblos de esta esfera, cuando no son más que monigotes; marionetas que ocultan a quienes seguimos adorando por “hacernos la vida más fácil” a cualquiera que sea el precio. Es que nunca es, ni será justo porque no somos conscientes de la desigualdad y conformismo que padecemos… Es que nunca es demasiado y demasiado no es suficiente para quienes cada día enseñan más afilados sus colmillos, pero aun así no reaccionamos… ¿por qué?…. Porque elegimos siempre el confort por sobre la salud y el bienestar, porque se nos olvidó la recompensa del trabajo, el dolor y el sacrificio, de esta manera estamos sedados en ser perezosos y amañados, por lo tanto enfermos y desdichados, lo que solo enajena más nuestro ego de criaturas “superdotadas”, de “inteligencia superior”, semejantes a dioses míticos encriptados en lo más profundo de nuestro temor, como una burla a nuestra inagotable ingenuidad, es entonces cuando nos empeñamos en tomar lo que queda a nuestro alcance para volarle un rato la cabeza al juicio y escaparnos a una realidad más etérea y condescendiente con nuestro débil espíritu, es cuando nos entregamos al dios del consumo que viene a por nosotros a sacarnos de la catástrofe que puede ser una vida sin algún asomo genuino de integridad individual, nos aferramos a un colectivo imaginario decadente, viciado por el confort y los placeres vacuos, que a fin de cuantas solo ahondaran más en nuestro vacío existencial, y nos traerá como regalo los ojos de la indiferencia ante un mundo que proclama la explotación y la desigualdad por el acomodo y sedación que puede prestarnos en cualquiera de las diferentes escalas sociales que habitemos.

¿Y que hago si dejo de lado el consumismo que tanto me entretiene?
Pues ahora si, andá a pelear con los políticos por lo que te han quitado para dárselo a quienes te entretienen.

Texto agregado el 30-01-2016, y leído por 81 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
30-01-2016 Me parece genial, pero supongo que tu debes tener la solución a una sociedad sin consumo, sin producción sin trabajo.... los abusos son execrables, pero los usos de los bienes de consumo(en su justa medida) son imprescindibles. elisatab
30-01-2016 Hay un término intermedio. Es consumir lo necesario. Tampoco, se puede frenar la rueda de golpe, o terminas gastando pastillas de freno y neumáticos....inútilmente grilo
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]