TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / Los ochenta años de Julia

[C:567261]

Los ochenta años de Julia.

Julia y Yudith eran abuela y nieta pero tenían además algo en común, cumplían años el mismo mes y el mismo día, por tal motivo las dos mujeres eran muy unidas.
Al día siguiente las dos se reunirían como todos los años para festejar cada una su cumpleaños.
Yudith era una mujer casada y con dos hijos y vivía a pocos kilómetros del pueblo donde vivía Julia.
Esa noche, Julia se acostó muy temprano, sabía que al día siguiente su nieta vendría a buscarla para ir a festejar juntas como lo habían hecho durante tantos años.
Julia adoraba los circos y en el pueblo había llegado uno la semana anterior y la mujer estaba deseando poder ir a verlo, desde muy niña le agradaba ver a los payasos, a los equilibristas, a los animales etc… pero este era muy especial, tenía algo fuera de lo común, una adivina!
Julia sentía mucha curiosidad por eso en especial, nunca creyó mucho pero a su edad, ya todo le parecía posible en la vida.
El show era muy singular, en el centro de la pista dos sillas dentro de una cápsula de vidrio con una puerta y una mesita, nada de lo que se hablaba adentro se podía escuchar, entonces Madame Inés hacía pasar a alguien del público mientras las demás personas veían el espectáculo de animales.
Julia fue la elegida para pasar a la cápsula con Madame Inés y lo que sucedió allí sólo lo sabe Julia y la adivina pero ese día fue muy especial para la abuela, luego tendría tiempo de contarle todo a su nieta.
Pero al día siguiente Julia se dio cuenta de que todo no había pasado de ser un sueño pero ese sueño le cambió la vida.
Llamó a su nieta antes que ella la llamara para decirle que viniera temprano que los planes habían cambiado, ya no deseaba ir al circo, quería organizar una fiesta familiar y para eso la necesitaba.
Muy extrañada Yudith fue a casa de su abuela y luego de entregarle cada una un regalo a la otra, Yudith le pregunta a su abuela:
___Abuela, ¿Qué pasó que ya no quieres ir al circo y qué hay de aquello que la familia te molestaba y preferías pasar tu cumpleaños sólo conmigo?
___Es una historia o mejor dicho un sueño muy malo que tuve anoche.
___¿Qué fue ese sueño abuela?, me estás asustando.
___No querida, no te asustes, creo que al final de mi vida pude darme cuenta de lo mal que he vivido todos estos años y desearía poder remediarlo aunque sea por el tiempo que me quede de vida.
___Abuelita, te quedan muchos años de vida pero quiero que me cuentes ese sueño que me tiene intrigada…
___Anoche soñé que iba al circo contigo pero que una de las atracciones del espectáculo era una adivina y que esa mujer de nombre Madame Inés, me llamaba al centro de la pista donde había una cápsula y dentro de ella atendía, me preguntó qué era lo que más hubiera deseado en la vida…
____Y qué le contestaste?
___Le contesté que me hubiera gustado haber tenido otra clase de vida, siempre quise ser pianista pero mis padres me obligaron a casarme y aunque quise mucho a tu abuelo… no pude lograr lo que tanto quería, estudiar.
___Y eso qué tiene que ver?, no te entiendo…
___Espera déjame contarte el resto del sueño que para mi era tan real como si lo estuviera viviendo, cuando le dije eso, la adivina me mostró una joven y hermosa pianista, rodeada de mucho público que la aplaudía sin parar y me dijo que esa hubiera sido yo, pero luego me mostró la misma mujer muchos años después y lo que vi me asustó, era yo por supuesto pero sola, en una casa muy grande con todo lujo pero estaba sola y cuando le pregunté por mi familia me contestó:
___Me dijiste que querías ser famosa, una pianista reconocida en el mundo entero pero… todo tiene un precio, si hubieras sido pianista no habrías podido casarte ni tener hijos ni nietos y te hubieras convertido en una mujer rica famosa y muy pero muy sola.
Entonces me puse a pensar o mejor dicho a replantear mi vida y descubrí que a pesar de toda la fama y la riqueza, no cambiaría ni un solo día de mi vida por ella, menos aún por mis hijos y mis nietos que son mi vida.
Por eso te pido que reúnas a la familia, este va a ser un cumpleaños sensacional para las dos, vamos a reconciliarnos con la vida y por qué no? Con la familia…
Julia vivió muchos años más pero nunca más volvió a estar sola, a pesar de que todo lo ocurrido aquella noche, no fue más que un sueño, ella sabía que era verdad y daba las gracias al cielo por la vida que tuvo, ya tendría tiempo en otra vida de ser lo que quisiera sin importar las consecuencias pero esta vida la viviría para lo que siempre quiso sin darse cuenta,… su familia.

Omenia. 28/3/2016

Texto agregado el 28-03-2016, y leído por 111 visitantes. (13 votos)


Lectores Opinan
02-04-2016 Qué hermoso relato, emociona. Un abrazo dulce. gsap
29-03-2016 Reconciliarse con el mundo, pero sobre todo con la familia. Genial mensaje en una prosa sencilla, pero nutrida. Un abrazo eterno, querida Omenia. SOFIAMA
29-03-2016 Hermoso Omenia. Qué linda familiaridad... marcellasant
29-03-2016 Coincido con los demás, es muy hermoso el relato. Conmovedor. 5* dfabro
29-03-2016 que bello...me tocó...***** blasebo
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]