TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / dokini / Reflexiones de un pato

[C:569467]

Reflexiones de un pato

Como sentado en un mullido almohadón es la sensación que experimento al ingresar al agua. A la insoportable tarea de desplazar mi plumoso cuerpo por las barrosas orillas de la laguna, sobreviene el deleite que me provoca la entrada al espejo de agua.

Un ligero balanceo hacia adelante y a refrescarse la cabeza buceando como si tuviera un snorkel.

Un cansino pedaleo con las patas me desplaza grácilmente sobre la superficie, como si caminara, pero sin el peso del cuerpo.

Por una norma que nadie dictó, tenemos que desplazarnos en hileras de a uno. Nunca de a dos o más, mientras el siempre arrogante jefe, nos indica el camino.

De las tres cualidades que la naturaleza me dotó, la de volar es la más cansadora. Prefiero los vuelos cortos, a pesar del laborioso proceso de despegarme del agua para andar por los aires. Hubiera sido más cómodo desde la tierra, pero la soberbia de la naturaleza nos lo impide.

No es fácil, tengo que impulsarme con mis patas como queriendo caminar por el agua, sostenerme con un fuerte aleteo, comenzar a correr como acariciando el agua, un despliegue total de alas y a volar.

Es un momento de libertad y momento de distracción que nos otorga el mandamás, como lo permitidos en las dietas.

Lo que más tedio me produce el es momento en que tenemos que migrar, una curiosa predisposición genética que nos obliga a hacer cientos o miles de kilómetros hasta otro solar que no cobije; para hacer lo mismo.

Una obediencia cuasi militar se orienta a la formación durante el vuelo. Siempre en forma de V recostada en el aire, donde no está permitido nada. Mi sueño es ser el vértice y que los demás me sigan, pero francamente no sabría para donde ir. Y el ingrato que nos indica el camino. Es el mismo que nos lleva en procesión por el lago, cambiando la I sobre el agua a la V por los cielos.

No sé porqué motivos siempre quedo relegado a las últimas ubicaciones en la formación. Sin embargo es la posición que más privilegios da, ya que es el líder el que abre el espacio, que, cuando se cansa, cede el lugar al que lo antecede.

A pesar de los sacrificios por alcanzar a la nueva vieja morada, la llegada nos da un placer inconmensurable, como si estuviéramos de vacaciones. La escasa memoria me renueva los ánimos y parece todo nuevo.

No me jacto de ser un Don Juan, pero tengo grandes éxitos con el sexo opuesto, mi arma de seducción es la poca opción que tienen nuestras parejas a la hora del amor, prácticamente somos todos iguales y en esos casos mi cortejo amoroso supera con creces a los otros de mi especie.

Otro aspecto a considerar es la fidelidad, un concepto que excluye por completo a todo el grupo. Solo relaciones pasajeras que originan pichones huérfanos de padre.

La madre es la que se encarga de todo, los incuba, los alimenta y les enseña a volar y a nadar.

Eso sí, sin rencores y sin reclamos, nuestras vidas sociales son excelentes.

Al igual que otras especies, el misterio de la muerte para nada se encuentra resuelto, más por desinterés que por otra cosa. Eso creo.

OTREBLA

Texto agregado el 12-06-2016, y leído por 77 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
12-06-2016 Buen texto para una tarde de domingo, una gran compañía. 5* jdp
12-06-2016 Ha sido un deleite leer tus reflexiones,"Don Pato". Me encantaron. Un besito. MujerDiosa
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]