TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Flyinghands / Anotaciones de un adiós temporal

[C:569657]

Retratemos los últimos días, llenos de barroquismos nocturnos, de pinceladas suaves y toscas de tonos azules. Fueron las fechas veloces como la huida del fuego en las sendas heladas, pero diez segundos se vivieron en uno, por cada adecuada y necesaria palabra, por cada carta jugada en esta mesa donde todo está servido. Ahora dejamos los asientos donde guardaba siempre mi táctica más defensiva, el As que con pena jamás tocaría, sin embargo tú; Reina de Corazones, Bella Ave Blanca compañera de este Cuervo; tú empujaste este inerte cadáver junto con toda la mesa, con todos los sonetos y esperanzas para verlos resucitar. El baúl de misivas, el escondido trozo de abeto ardiente, lo vuelvo a leer esta noche, esta noche que disparas con un par de inolvidables besos y llenas de poemas sin palabras mi cuerpo; esta noche terminaste una inmutable canción depresiva, acabaste con el ruido fantasmal de un amante estancado. ¿Hace falta que te diga, dulce sosiego de mis teatros, susurro de ruiseñor, que esta senda en la que camino contigo es locura sin tu cordura? Para ti soy, tuyo quiero ser, tuyo es el tintero, el lápiz, la pluma, mis voces, mi pecho que con el tuyo, quiere ver florecer el invierno. Se esfuma en mi memoria el antiguo y neblinoso temor del que se esconde bajo las rocas, ese terrorífico y malévolo ente que me tenía al borde del Hades, y nace, esta noche, la tribulación de ¿podré sobrevivir en tu valle? y ¿me enterrará la tundra de tu misterio? Sentir plácidamente el frío de tu piel blanca, tus castaños cabellos salvajes; oír tu voz de arrullo en mi peñasco y escucharte con ahínco; acariciar tu mirada alba con mis crepusculares ojos; tocar tus antárticas manos con mis polares dedos para ver el origen de los volcanes; huir en ti es toda la catastrófica vida que quiero, contigo. Así, mi estrella de Junio, nos sentamos bajo el oscuro firmamento, con una fogata que dibuja nuestros rostros y nuestra historia en la cruel noche, a hablar de tu camino y lo necesario que es no caminar por ahora contigo. Oh my Love diría John, aunque él no te agrade mucho; Beautiful Night en el piano cantaría Paul; Something is growing here in my soul. En la garúa de verano veré siempre esta barroca noche; tú y yo sobre los mortales, oyendo el silencioso grito de nuestros corazones, componiendo el final de un capítulo del Libro de Arena, perdidos como cebras en persianas- así lo diría Corcuera si él fuera yo-; veré en las gotas de ducha aquel beso. No quiero que te vayas sin que antes sepas que eres ese pequeño inmenso desastre mío que acaba con toda razón de una caótica vida, eres la misiva que espero bajo la lluvia al lado del buzón, eres, también, luna nueva que espero sentir. Somos breves espasmos de un soldado, dos problemas del mismo genio- lo dije hace tiempo; y así dejamos la nota en la nevera para que algún día muy pronto construyamos esta Casa de Cartas que dejamos en suspenso.

No olvides jamás que te quiero. *Firme aquí*

Texto agregado el 20-06-2016, y leído por 165 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
21-06-2016 Sergio Gonzáles: Todo iva bien, hasta que leí la descripción de esa piel blanca y cabellos castaños que no se define si son claros u oscuros. En tal caso, ya NO tengo inspiración para describir todo lo que sentía... Lyndsay
20-06-2016 maravillosa y poética narrativa yosoyasi
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]