TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / paulasol / En la orbe de los sapos

[C:570371]

ADVERTENCIA: Cualquier parecido con la ficción si es coincidencia.

En la orbe de los sapos

Si, tienen toda la razón. En que tuve una fijación afectiva por mi padre; era mi príncipe, mi héroe, mi rey; quien realizo mis caprichitos, aguanto todas mis pataletas y berrinchadas, claro está, en los primeros años de mi vida.
En esos días mi madre fue mi rival porque “ella” era su reina y yo no. No les recuerda esto al “Complejo de Electra”, algo parecido al “Complejo de Edipo”. Solo acotar que de él herede su entrañable sentido de humor y la costumbre de querer contar con fascinación “cuentos chinos”.

Pues bien cuando pase a los otros años me he cruzado con sapos que querían los convirtiera en príncipes azules (mis príncipes) con mi beso; una suerte de artilugio que en esta vida me ha acompañado en donde me encuentre o quizá alguien le llamaría “mi karma”.

Ya sé que no soy la reina de Inglaterra ni Jennifer López ni mucho menos una Simone de Beauvoir, soy como soy y punto: una excéntrica solitaria que habita en su propia nebulosa. Volviendo a los sapos, debo reconocer que andan croando sin que pueda callarlos a voluntad o se ofendan si no les miro con mis alocados ojos. Aunque no deja de ser encantador escuchar sus chillidos y sus “croac croac” cuando por ahí recorro mirando los pantanos.

Sé que esta no es orbe de Dionisio ni Apolo ni existen ninfas observadas por sátiros porque la mitología puede llegar a resultar un antojo de la mente. Además en los tiempos que nos ha tocado estar, los deseos y las posesiones son efímeros como una garua limeña. Con todo esto no quisiera herir susceptibilidades, (¡vaya que si las hay!) ni eso que llaman “sus” sentimientos, solo dejo a mi pluma escribir su percepción de las cosas sin dejar de lado su rareza.

Las cosas como son, en este lustro de mi vida no da para besar sapos (aunque ellos lo supliquen) sino ofrecer un poco de amistad sincera. Los que quieran acompañarme en mi nebulosa sean bienvenidos pero no se alucinen sapos ni sátiros. Y si me ven senil, con ojos sonámbulos, echando una risa loquera o tal vez escribiendo disparates porque se me perdió un tornillo, no se corten las venas ya que siempre ando con el tornillo de repuesto.

Texto agregado el 15-07-2016, y leído por 173 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
19-07-2016 Buen humorismo batrácico. lucrezio
16-07-2016 Buen texto!. A veces se pierde un tornillo, cuando no está bien apretado, o bien tiene holgura la rosca. grilo
16-07-2016 Me gustó. hipsipila
16-07-2016 ***** elvengador
16-07-2016 Hermosa herencia la que le dejó su padre Croaaaaccccc. NeweN
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]