TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / mividaeneldesierto / Mi Virginidad Me Salvará, O Martita No Perseguía (Precisamente) La Virtud.

[C:571171]

MI VIRGINIDAD ME SALVARÁ O MARTITA NO PERSEGUÍA (PRECISAMENTE) LA VIRTUD.



Quiero pensar que le gusto a Martita, la nueva chica de recepción de la empresa donde trabajo, que nuestras miradas se buscan con inocente ansiedad durante la jornada laboral, y que esas falditas cortas y blusitas ajustadas que ciñen las voluptuosas formas de su silueta juvenil no son más que el delicado envoltorio del regalo carnal que la vida tiene reservado para un caballero virgen de 36 años como yo, Ismael Beguiristáin, lobo solitario que lo más cercano que ha tenido a una novia en su vida ha sido su mano derecha. Pero basta de excusas burdas y autocomplacencias, debo decidirme e invitarla a salir un día de éstos, debo dejar atrás los malos recuerdos y experiencias amargas y luchar de ahora en adelante para convertirme en un hombre que esta angelical doncella pueda llegar a amar, aunque sea con la mitad de la fuerza con la que ya la estoy amando. Te adoro mi princesa...


***


Me sorprendió el correo que recibí en la mañana, el jefe quiere hablar conmigo sobre un asunto ambiguo, ¿algo sobre mi personalidad? ¿Qué querrá ahora ese viejo mapache? Ya estoy harto de esas aburridas arengas que no llevan a nada y no cambian nada, y para colmo el marrano ha convocado a la plana mayor de la compañía también, ¿porqué no mejor se van a fornicar a otra parte y me dejan tranquilo?. La verdad no sé que esperar, me siento algo nervioso pero estoy seguro que saldré airoso de esta contienda, no puedo permitirme sobajar y quedar en ridículo frente a mis colegas de muchos años, y mucho menos puedo retroceder en mi proyecto de transformación personal, debo seguir adelante y convertirme en ese ser humano que tendrá como destino copular diariamente con Martita el resto de su existencia, aunque sólo hayamos cruzado tímidos saludos hasta ahora.


***


-Lo he citado el día de hoy, Beguiristáin, porque quiero hablarle sobre un asunto de lo más serio, un asunto el cual ya he deliberado con sus compañeros aquí presentes y hemos llegado a la conclusión de que ya no puede ser admisible esta indecente conducta por parte de usted en esta prestigiosa compañía, porfavor -ordenó el cerdo- cierren todas las puertas de esta sala de juntas.

En este punto yo no sabía ni qué pensar, mi corazón comenzó a latir desmedidamente y mi cerebro empezó a entumecerse tratando de encontrar las palabras correctas para salir de tan incómoda situación, me sentía acorralado y sin armas para enfrentar la bochornosa escena que estaba a punto de acontecer.

-Es inconcebible amigo Beguiristáin,- continuó el viejo- que un buen elemento como lo es usted , hombre de 36 años siga siendo virgen, y su virginidad, a la par de extravagante e insulsa nos parece a todos francamente indignante -mis oídos no daban crédito a los insultos hirientes y absurdos del colegiado- por lo que hemos acordado sus compañeros y yo que el día de hoy usted definitivamente dará ese paso que por su natural ineptitud y cobardía se ha negado a dar, y lo hará en este recinto y frente a nosotros como testigos, por favor -ordenó alzando su obeso brazo- traigan a la zorra.


***



Mi corazón estuvo a punto de salir vomitado cuando apareció Martita, mi única, mi princesa, pero en ese momento estaba tan petrificado que mi cuerpo no lograba reaccionar, aún podía tenerme en pie con torpe voluntad y una invisible mordaza psicológica me impedía soltar el más osado de los murmullos.

-Vamos Beguiristáin, anímese, -me decía mientras ponía una zarpa sobre mi hombro- hemos notado la forma en que usted está obsesionado con esta señorita, ahora se va enterar que la hemos seleccionado especialmente para usted, jajaja-contagió la risa al personal- porfavor, muchachos, desnúdenla, y veamos lo que se va a comer Beguiristáin en unos momentos, jajaja.

Yo seguía sin reaccionar, ¿cómo era posible tan inaudita escena? Los pezones erectos y perfectos de Martita apuntaban desafiantes al horizonte mientras las miradas de mis colegas pecaban de morbosas e instigadoras, y yo sólo quería salir corriendo pero una de las chicas contadoras me sujetó y me bajó los pantalones, y en pocos segundos mi pequeño y flácido miembro quedó expuesto a la vista de todos, y era una mezcla de verguenza y desvergüenza pero por alguna razón aún no podía mover un músculo.

-¿Qué pasa Beguiristáin? Oh, ya veo,-dijo el cerdo mientras señalaba mi diminuto apéndice- con tan pequeña herramienta es comprensible su timidez amorosa, pero ahora verá, que no es tan difícil-dijo mientras sus velludas manos aferraban violentamente a mi Martita, quien se dejaba hacer, pues como yo no tenía escapatoria- yo le pondré la muestra de cómo hay que tratar a estas putitas calientahuevos- dijo mientras bajaba su bragueta y su pequeño pene aparecía ante nuestra vista sólo algunos milímetros más grande que el mío.

El jefe se puso detrás de Martita, alzó su falda e hizo la inserción, y en pocos instantes ya todos veíamos cómo embestía brutalmente a mi adorada princesa contra el escritorio, y los papeles salían volando y mis colegas comenzaban a besarse y a meterse mano entre sí, y a dar paso a una desenfrenada orgía de nivel administrativo, -¡Vamos puto Beguiristáin!- me conminaba el viejo gordo jadeando de frustración- ¿no pensará pajearse el resto de su vida mientras tiene enfrente un culo como éste?- dijo mientras retiraba su pellejo de la hermosa vagina depilada de Martita y comenzaba a horadar fieramente el glorioso orificio posterior que acercaba el hombre a la divinidad, y que parecía a punto de florecer como un botón de rosa. Martita parecía una muñeca inflable, fría e inexpresiva, aunque dejaba salir por momentos algunos nerviosos gemidos, y cuando nuestras inocentes miradas se encontraron ella cerró los ojos y volteó hacia otro lado, plenamente consciente de que con sus lascivas acciones estaba rompiendo alguna especie de pacto sagrado inexistente entre nosotros.

-Me decepciona Beguiristáin- terminó el puerco con su conferencia- un individuo como usted jamás podrá ser CEO de este importante corporativo, ahora váyase y quédese a hacerse puñetas en su casa, mirando sus videos y revistas por toda la eternidad- dijo todo esto mientras acababa dentro del castigado ano de Martita y la obligaba luego a chupar su decaído miembro y a tragarse el semen que burbujeaba impúdicamente entre sus labios carmín, junto con algunos restos de parduzcas heces.


***


Como pude me levanté del suelo y me amarré los pantalones, huí corriendo hacia uno de los accesos, soltando a mi paso sinceras lágrimas de pudor y virtud, mientras con terror volvía la vista y atestiguaba como mi preciada doncella era ahora penetrada doblemente por el contable y el hijo del director, mientras hacía felaciones y masturbaciones simultáneas a otros dos fulanos que me caían francamente mal y me hacían bullying todos los días en el almuerzo.

Me puse en el umbral y con decisión grité furibundo ante la grotesca escena, lo único que mi corazón atinó a sentir en esos momentos -¡MI VIRGINIDAD ME SALVARÁ!- mas las risas y carcajadas infernales que tuve por toda respuesta colmaron el sombrío ambiente, y no pude más que seguir llorando y corriendo como el conejo asustado que soy y que escribe esto en los últimos años de una vida francamente aburrida y vacía.



Ismael Beguiristáin, Agosto del 2047

P.D. . Y no, no trabajaba para la Playboy

Texto agregado el 21-08-2016, y leído por 97 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
16-10-2016 a veces hay que dejar de lado el pudor y sumarse a la fiesta satini
24-08-2016 El derrotero de Don Ismael Beguiristaín parece ser el del encierro, donde la inseguridad provocada por la comparación, la calificación y la crítica a su propia persona, oscurecen su capacidad de entrega.Entonces su conexión con el mundo es a través de la imaginación.Pero la Vida siempre aporta una oportunidad, en el tiempo y la forma más conveniente.Y siempre es uno mismo, quien decide tomarla, o dejarla pasar…Hago votos para que pueda gozar de la vida en plenitud.Todos somos valiosos. Marcelo-Arrizabalaga
24-08-2016 El derrotero de Don Ismael Beguiristaín parece ser el del encierro, donde la inseguridad provocada por la comparación, la calificación y la crítica a su propia persona, oscurecen su capacidad de entrega.Entonces su conexión con el mundo es a través de la imaginación.Pero la Vida siempre aporta una oportunidad, en el tiempo y la forma más conveniente.Y siempre es uno mismo, quien decide tomarla, o dejarla pasar…Hago votos para que pueda gozar de la vida en plenitud.Todos somos valiosos. Marcelo-Arrizabalaga
21-08-2016 Que es esto? Egon
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]