TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / La cabaña del bosque.

[C:572429]

La cabaña del bosque.

¡Cuántos años han pasado desde la última vez que visité la cabaña del bosque.
Parece mentira pero desde la muerte de mis abuelos no tuve el coraje de volver.
La cabaña era su casa, donde pasaba mis vacaciones y a veces hasta los fines de semana,
Todavía puedo verlos, a la abuela, en la cocina preparando aquellos deliciosos pasteles de manzana que hacían latir con fuerza el corazón del abuelo y a él, preparando su aparejo para llevarme a pescar. ¡Cuántos recuerdos, a pesar de los años aún se agitan en mi memoria!
Mi abuelo era un hombre muy sabio, estudioso, pintor, solía enseñarme a manejar los pinceles y los colores con tal maestría que por fuerza tuve que aprender y gracias a él me convertí en el pintor de fama reconocida que soy.
Pero no solo a pintar aprendí con él también llegué a ser un buen carpintero, para él no había secretos todo era fácil, desde construir la cabaña con sus propias manos y sin ayuda de nadie hasta el bote en el que salíamos a pescar fueron hechos por él.
Al acercarme a la cabaña después de tanto tiempo, vuelvo a vivir el pasado, mi niñez y a pesar de mis años no puedo contener una lágrima furtiva que rueda por mis mejillas.
La cabaña aún se conserva, hecha completamente de troncos, con grandes ventanas que la hacían tan luminosa y atractiva, era el comentario de la época.
Por aquél entonces las casas se construían sin mayor atractivo, debían cumplir su función y nada más pero mi abuelo tenía visión del futuro y aún hoy, arreglada, sería la más moderna.
Al estacionar el auto frente a la puerta, me miran estampados, conejos, ardillas y hasta algún ciervo pero no me asusta ver tantos animales, me crié con ellos, mi abuelo me enseñó a quererlos y a respetarlos.
Solía decirme que un ser humano podía traicionarnos pero que los animales que se convierten en nuestros amigos, jamás dejan de serlo.
Todo esto y mucho más pienso mientras entro a la cabaña, todo está igual, sólo el polvo de los años cambia su apariencia pero estoy dispuesto a recuperarla, quiero volver a vivir aquellos hermosos días de ternura y amor que pasé en ella en compañía de mis abuelos.
Nunca supe el motivo por el cual mis padres jamás se quedaban cuando me traían, sólo se lo que me decían, que la vida del bosque no era para ellos.
Mi padre y mi abuelo no se veían mucho, eran tan distintos quizá por eso mi abuelo me quería tanto, no tuvo en su hijo, al compañero deseado.
En cambio, conmigo era diferente, teníamos los mismos sueños, la pesca, los animales, la pintura.
Mi padre era un gran abogado pero más interesado en las finanzas que en el amor a los suyos, yo me crié diferente, pero al pasar los años y llegar la fama, a pesar de todo y quizá por la falta de mi abuelo me fui convirtiendo en lo que más odiaba, un dependiente del dinero y yo, igual que mi padre me preocupé más de éste que de mi familia y descuidé lo que más quería, mi hijo que hoy igual que lo que hice con mi padre, me reprocha mi abandono.
Pero los años pasan y no podemos volver atrás, ahora, mirando la cabaña he despertado del largo sueño en que la fama me durmió y trataré de recuperar algo de lo bueno que había en mí, dándole a mi nieto todo lo que mi abuelo me dio, ternura, comprensión, compañerismo y enseñanza.
Voy a renovar la cabaña acorde a los tiempos modernos donde no va a faltar un enorme televisor, una computadora pero… las cañas de pescar no han de faltar, quiero recuperar a mi hijo tanto tiempo casi olvidado a través de mi nieto.
Tengo que apurarme, en unas semanas mi hijo, mi nuera y mi nieto van a venir a pasar sus vacaciones conmigo, nada puede salir mal.
Casi un mes ha pasado, la cabaña está, al fin renovada, pintada, completamente nueva, hoy llega mi familia.
Ha llegado el día tan esperado, a la tarde, se oye el rumor de un auto, apenas perceptible a los oídos, es un último modelo, de él descienden tres personas, una mujer joven, un hombre y su hijo.
El niño contempla a su alrededor como queriendo abarcar todo con los ojos, se saludan y pasan a la cabaña. El padre del niño luego de una breve conversación decide que él y su esposa no van a quedarse pero que Sebastián, su hijo quiere hacerlo y que tiene el permiso de ellos.
El hombre siente, en ese momento que la historia se repite cuando sus padres, al igual que su hijo, ahora abandonaba la cabaña. Sin querer, él había hecho lo mismo que su abuelo que a pesar de querer tanto a su hijo no había sabido retenerlo a su lado.
Sebastián que es un niño muy despierto para su corta edad, comprende el dolor de su abuelo al ver marcharse a su hijo y le pide a su padre que por favor aunque sea por esta vez, formen una familia unida y se queden unos días.
Al fin sus padres ceden ante el pedido del pequeño y deciden quedarse.
El abuelo se vio reflejado en el nieto pero creía que ahora todo sería diferente.
Y la historia llegó a su fin, abuelo, hijo y nieto se encontraron, están más unidos que nunca formando al fin una verdadera familia y en la cocina, la madre de Sebastián hornea con una receta muy antigua, un delicioso pastel de manzana.

Omenia





Texto agregado el 05-10-2016, y leído por 351 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
06-10-2016 Un niño inteligente!. Bella historia, con final feliz***** grilo
06-10-2016 Lamento disentir del amigo Maparo, el último párrafo amarra la historia y la sella. Además de exquisitamente bien escrita, la historia me hace visualizar un escenario bucólico, espléndido en su sencillez. Gracias por traerlo. -ZEPOL
06-10-2016 Sería hermoso que todas las historias de desencuentros familiares finalizaran de así. Un abrazo, sheisan
06-10-2016 Un relato familiar muy agradable para leer.Me trajo recuerdos de mi abuelo y de mi infancia.UN ABRAZO. gafer
06-10-2016 Hola, Ome: un cuento casi perfecto. Por mi parte, yo omitiría el último párrafo. No le agrega nada a tu magnífica historia. Le daría punto final en "...deciden quedarse". 5* para ti. maparo55
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]