TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / Los diferentes caminos de la vida.

[C:572974]

Los diferentes caminos de la vida

En una de esas noches de invierno donde el manto de estrellas no cubría el frío que pasaban los vagabundos que dormían a la intemperie y cuyas manos se congelaban sin remedio a no ser por alguna botella de vino o algo parecido que los pudiera calentara, se oye el grito lastimero de una mujer pidiendo ayuda.
Dos de estos vagabundos que a esa hora de la madrugada dormían sobre unos cartones y sin más abrigo que un perro tan vagabundo como ellos que al dormir junto a sus pies les brindaba el calor de su pelaje, al sentir los gritos se despertaron e intentaron buscar de dónde venían, a la vuelta de la esquina en plena avenida, una mujer estaba pariendo, sola sin ayuda de nadie.
Corrieron a socorrerla y al llegar, un hermoso bebé, asomaba su cabecita, Felipe, el mayor de los hombres tomó a la criatura con sus manos, cortó el cordón umbilical con un cortaplumas y trató de brindarle calor con su cuerpo mientras Elías el otro hombre atendía como podía a la joven parturienta.
Sin celulares ni manera de llamar a alguien, les dieron su abrigo hasta que pasó un patrullero que a esa hora hacía guardia por las calles y de inmediato llevaron a madre e hija al hospital más cercano mientras los hombres quedaban solos luego de haber protagonizado el mayor logro de sus vidas, salvar a dos seres humanos que de no haber sido por ellos estarían muertos.
La vida volvió a su rutina, pero nada sería igual para ninguno de ellos.
La joven madre se recuperaba no sólo del parto sino también mentalmente, unas horas antes había tomado la determinación de quitarse la vida junto a su bebé pero luego de ver a ese ser indefenso y hermoso, la cordura volvió a su mente y pensó que jamás se hubiera perdonado el haberle quitado la vida a Kristal, su hermosa bebé que a partir de ese momento sería el ser al que más quisiera sobre la tierra.
Kristal era una niña sana y bella y a pesar del sufrimiento de su madre, se encontraba perfectamente y fuera de peligro.
Raquel de pronto pensó en aquellos hombres que sin conocerla le habían salvado la vida junto a su bebita y sintió deseos de verlos y agradecerles pero era muy difícil saber de ellos, nunca dormían en el mismo lugar.
La vida de Raquel había vuelto a la normalidad y ella y su esposo del cual estaba separad desde hacía varios meses, volvieron a estar juntos y así la familia volvió a estar unida nuevamente.
Luego de varios meses, un día Raquel al ir de compras al centro vio a dos hombres que buscaban algo de comer en la basura y los reconoció, eran sus salvadores.
Se acercó a ellos y les habló:
Señores, no sé si me recordarán, soy Raquel, la mujer a la que ayudaron cuando más necesitaba de alguien.
___Claro que la recordamos, siempre quisimos saber qué había sido de usted y de su hermosa hija pero ya lo ve, a nosotros no quisieron decirnos nada, la policía, digo, fuimos a preguntar por ustedes pero nos dijeron que ya se habían ido y que no sabían dónde vivían, es una alegría enorme para nosotros saber que están bien las dos.
Raquel les mostró una fotografía de Kristal y les dijo que gracias a ellos ellas estaban con vida y que quería saber más de los dos.
Felipe le dijo que no siempre habían sido vagabundos, que eran padre e hijo y que por cuestiones de familia, se habían ido de su casa muchos meses atrás y que al no encontrar trabajo, tenían que vivir de la manera que lo hacían.
Raquel quiso saber más de ellos pero no se animaba a preguntarles pero les dijo que volvería a verlos y les traería a Kristal para que la conocieran.
Esa noche Felipe y Elías se sentían diferentes, la calle no era para ellos, se pusieron a pensar qué sería de Sandra, esposa de Felipe y madre de Elías y recapacitaron sobre cómo la habían tratado, aquél nefasto día en que luego de tomar con los amigos, le habían pegado, tanto el padre como el hijo y ella los había denunciado a la policía prohibiendo ésta que se acercaran a la casa, ni uno ni el otro.
Habían pasado varios meses y fueron inútiles los esfuerzos hechos por los dos hombres para volver con Sandra pero la asistente social que llevaba el caso le había aconsejado que de ninguna manera les permitiera volver, que volverían a emborracharse y le volverían a pegar.
Sandra, a pesar de todo pensaba que amaba a su esposo y a su hijo y que antes nunca se habían emborrachado pero al no estar segura….
Por su parte, Raquel le contó a su esposo lo ocurrido y éste muy avergonzado pensó en lo que le había pasado a él y a ella y decidió ayudarlos.
Al día siguiente. Raquel consigue la dirección de Sandra y va a visitarla llevando consigo a su hija Kristal y a su esposo.
La mujer los hizo pasar al ver que eran personas confiables y quiso saber el motivo de la visita.
___Señora Sandra, voy a contarle una historia que quizá usted no sepa….y dicho esto le contó quién era y el motivo de encontrarse ese día en su casa.
No sólo le contó lo hecho por su esposo e hijo sino también la historia de su vida, ella también había sido maltratada por su marido, también debido a las copas que tomaba de más cada vez que se encontraba con sus amigos en el bar y que ella también lo abandonó pero él había reaccionado a tiempo y había vuelto con ella ahora, sin tomar volviendo a ser una verdadera familia, ella lo había perdonado y esperaba que Sandra perdonara a su esposo y a su hijo que ya habían pagado a muy alto precio lo que le habían hecho.
Sandra con lágrimas en los ojos, no podía creer lo que escuchaba, muy adentro de sí, hacía tiempo que los había perdonado pero ni siquiera sabía dónde estaban.
Raquel le prometió que los traería de vuelta y esa misma tarde fueron a buscarlos, Raquel y su esposo sin que ellos supieran, los invitaron a cenar y cuando estaba en el auto se dirigieron hacia la casa de Sandra, los hombres no podían creer lo que estaba pasando pero al llegar a la puerta y ver a Sandra que los recibía otra vez, supieron que volverían a ser otra vez una familia igual que Raquel, su esposo e hija.
La vida parecía sonreír otra vez y cada uno se prometió a sí mismo que nada ni nadie volvería a separarlos y ese día comenzó una amistad que ni el tiempo pudo destruir.
omenia





Texto agregado el 21-10-2016, y leído por 85 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
21-10-2016 Excelente historia y muestra con su titulo y contenido las bifurcaciones que tiene todo camino aunque lo veamos recto y constante. Felicitaciones. 5* dfabro
21-10-2016 Es un axioma que los extremos se juntan, que la vida es cíclica, que los finales no lo son si no hacen referencia al inicio. Tu historia (magistralmente escrita) es un buen ejemplo de ello. Felicitaciones. -ZEPOL
21-10-2016 Hasta la canción lo dice, "Los caminos de la vida, no son como yo pensaba, como los imaginaba, no son como yo creía. Los caminos de la vida"... eRRe
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]