TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / negev / Desdoblamiento (Insomnio)

[C:57341]

Decido Dios descansar un poco, por que hasta los dioses han de sentirse cansados alguna vez, y más con las monumentales obras que les gusta llevar a cabo, ya saben, el cielo, la tierra, el agua, el universo. Así que se durmió en el primer rincón que considero confortable. Entre su fatiga, Dios comenzó a soñar que ya todo estaba creado, solo falta quien supiera valorar su obra, y entonces creó a alguien con un poco de su inteligencia y de su aspecto y lo llamó hombre. Pasó poco tiempo para que Dios se arrepintiera de este nuevo espécimen, que solo supo darle disgustos. No basto con expulsarlo de su tierra prometida, pues el hombre se las arregló para seguir causando problemas, convirtiéndose rápidamente en un experto infringidor de cuanta norma básica y no tan básica existiera. Debido a esto, Dios tomó cartas en el asunto, y, al no poder ir El mismo debido a los múltiples y casi infinitesimales asuntos que le ocupaban, decidió mandar a su hijo en su omnipotente representación. Quiso protegerlo dándolo a resguardo del pueblo que tenía por elegido, y creyó tenerlo seguro hasta que se lo enviaron de vuelta en una cruz. Bastantes siglos le costó reponerse y al retomar los bríos de sus propiedades observó perplejo los avances de la prole del hombre y su regeneramiento. Tuvo la firme intención de poner orden, pero esa norma del libre albedrío lo ataba de manos. Además, empezó a tener miedo, el hombre inició un descomunal y acelerado ritmo en el desarrollo de su conocimiento, intimando seriamente con la que el Único poseía. Viéndose tan acorralado, Dios decidió reflexionar un poco. Dios soñó que reflexionando se quedó dormido e inicio otro sueño. En esta nueva quimera el hombre, en un nivel intelectual envidiable, logró robarle a Dios el secreto de su propia formación. Así, manipulando un poco por allí, y otro poco más por allá, el hombre creó una raza de superhombres, comparables al mismísimo Todopoderoso, que tenían por objetivo acabar con Él, en una carrera de loca supremacía que el hombre se había dispuesto a ganar. Los superhombres llegaron a las puertas del cielo, y solicitaron al Creador para resolver, de una buena vez, su irreparable destino. Al tomar Dios la manija y darle la vuelta, se despertó. No supo si se despertó del primer o del segundo sueño, si realmente habían sido sueños, o hasta que punto era ilusión y hasta que punto real. Es mas, por mucho que indagó no pudo llegar a saber si realmente se había quedado dormido, lo único que pudo aseverar como real fue su condición de maniatado ya que estas camisas de fuerza son del estilo clásico. Dios quiso mirar su creación, comprobar su verdadero estado, pero decidió irse a dormir nuevamente, pues alguien que ose llamarse Dios, no puede dejar nunca nada sin darle conclusión.

Texto agregado el 15-09-2004, y leído por 136 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
21-03-2007 Hay algo confuso , si osa llamrse Dios, y no vio su propia confusión y conclusión ,entonces por qué se volvió a dormir? . Eso no me quedó claro a mi. De resto me pareció excelente. mojada
15-09-2004 Me encató...muy acorde con la realidad en el mundo...te felicito y te doy 5* reginucha
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]