TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / perogrullo / Siguen las aventuras de Pero Grullo.

[C:573651]

Pero Grullo tenía un compromiso consigo mismo y con la sociedad, pero también sabía estar a la recíproca. A punto anduvo de emprender nueva héjira a la Medina de turno, cuando le tocó el cupón.
Quizá no era amor verdadero el que lo unía a Pepa Clores- pues la muchacha estuvo también en un tris de cantar el cara al sol- pero se parecía bastante. El dinero no hace la felicidad pero a Pero Grullo le permitió tener alguien- Pepa Clores- con quien conversar por la noche. Daba igual la naturaleza de los mimbres con que estuviera tramada aquella relación. El caso fue que Pero Grullo dejó de ser una sombra solitaria en el paisaje de aquella Meca. Y todo gracias a aquel cupón. Vamos que le había tocado la lotería( para no iniciados en estos temas del azar hispano).
Aquel pellizco hizo de momento que aquellos ímpetus neofascistas se relajaran un tanto- en un primer momento- para desaparecer después. Algo era algo, pues Pepa Clores había estado casi decidida a cejar en aquel empeño amatorio ante tanto unánime aspaviento( recordemos que a espaldas de Pero Grullo parte de la población se empeñaba en empinar la mano ante su novia). Lo que nos pone sobre la pista del verdadero aceite que engrana las relaciones sociales en una u otra dirección. Asunto que será objeto de desarrollo en la siguiente entrega de estas historias verdaderas de D. Pero- que hay que decir Don Pero tras el cupón.

Texto agregado el 15-11-2016, y leído por 57 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]