TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / kharey / UN DíA NORMAL

[C:574812]

El “Bigote” se despertó puntualmente a las 6:30 am. y se dirigió al baño, tratando de no despertar a su compañera. Tras la ducha y afeitar perfectamente su bigotito se peinó y recordó que no podía usar ningún tipo de loción o colonia. De vuelta al dormitorio se vistió en silencio, miró por última vez a su mujer y se asomó al dormitorio de sus hijos. Los contempló brevemente, los besó y se dirigió a la puerta de calle. Allí lo esperaban tres o cuatro tipos dentro de un auto de color gris y sin patente. Se devolvió corriendo a la casa donde había olvidado sus lentes oscuros.

Tras saludar a sus compañeros se fueron conversando entre risotadas, de todo tipo de cuestiones, del futbol o el programa de la tele la noche anterior. Al llegar, como en cualquier oficina tenían horario de entrada y salida. Entonces recibían las instrucciones del día y se dirigían a sus respectivas labores. Él estaba encargado del aparato generador eléctrico. Se encaminó a la sala de torturas. En un catre metálico, la parrilla, se hallaba amarrada de pies y manos una mujer desnuda con los ojos vendados. Dos agentes procedían a interrogarla con preguntas, al parecer, sin relación. Entre medio insistían en que dijera si conocía a un tal Manolo, que dónde era el punto donde se juntaban. Todo esto en medio de bofetadas. La mujer se limitaba a negar y gritar todo tipo de relación. Con un gesto le ordenaron al encargado de la corriente eléctrica. El Bigote aplicó los cables en los sectores más sensibles de la mujer. Ésta se retorció en la parrilla emitiendo gritos desgarradores, mientras los agentes insistían en sus preguntas. Tras quince minutos de tortura sin resultados la mujer fue trasladada a su calabozo donde la esperaban sus compañeras que hicieron lo posible por recuperarla.

La jornada continuó como siempre, con múltiples sesiones, hasta la hora de salida.

El Bigote regresó a su hogar. Jugó con sus niños, vio las noticias, cenó, hizo el amor con su compañera y se durmió plácidamente.

Texto agregado el 27-12-2016, y leído por 78 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
23-01-2017 Muy bien narrado, la crónica de una actividad terrible y desafortunadamente aún en práctica. Saludos! -Vincho-
08-01-2017 Mmmmmm. Es un texto muy bien llevado que a pesar de su fuerte contenido te deja una grata sensación***** El trabajo se queda fuera de casa. Un abrazo Victoria 6236013
28-12-2016 Así es el trabajo con oficio. Buen texto. 5* Landriel
27-12-2016 Un buen trabajo con un excelente ritmo. El tema es apacionante y es párte de quienes somos desde el inicio de la peste mal llamada seres humanos. Saludos desde Iquique Chile. vejete_rockero-48
27-12-2016 que asco de persona!! :( sheisan
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]