TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / Temor...

[C:575607]

Temor.
El sol apenas estaba asomando cuando Alicia se despertó, miró el reloj y pensó:
___!Qué locura! Apenas las cinco de la mañana y ya despierta, creo que seguiré durmiendo un rato más.
Y pensando esto se acomodó para volver a cerrar los ojos pero… aunque dio vueltas y más vueltas en la cama, no logró conciliar el sueño nuevamente.
Se levantó enojada consigo misma y fue a ducharse pues el calor de pleno Enero le impedía descansar ni sentirse fresca.
Apenas entró al baño vio su rostro en el espejo y por primera vez sintió algo extraño, temor, nunca antes se había sentido así, vieja y sola y esto la asustó.
Pensó sin querer en su ex marido, hacía un año que se habían divorciado justo ese día y quizá eso la entristeció aún más.
En realidad él no quería divorciarse pero ella aconsejada por sus “amigas” en tres meses lo consiguió.
___Ese no es el hombre que te conviene, decía una de ellas.
___Con tu cuerpo y tu rostro no puedes seguir casada con un don nadie, le decía otra.
___Debes buscarte alguien que se ocupe de ti sin que tengas que salir a trabajar todos los días para ayudar a mantener este departamento, búscate alguien de mayor posición económica, decía uno de sus supuestos amigos.
Héctor, el esposo se resignó al final y aceptó el bendito divorcio y se fue a vivir a otro apartamento mientras que Alicia siguió viviendo en el mismo, los hijos ya no vivían con ellos, tenían casas propias y esto le permitió, por un tiempo, hacer lo que nunca antes hiciera, salir con sus amigos, ir a bailar, a boliches y divertirse como nunca pero… ya se sentía cansada de todo eso y aunque ella misma no quisiera creerlo, extrañaba a Héctor, sus charlas, las cenas juntos al llegar del trabajo, el ver la televisión en la cama y tantas otras cosas que ya no tenía.
Pensó que con más de cincuenta años a pesar de lo que dijeran sus amigos, en un año, nadie se le había acercado, nadie pensó en tener relaciones más que del momento, volvió a mirarse, sin maquillaje y se vio tal cual era y no pudo resistirlo, entonces lloró amargamente por mucho rato.
Quiso charlar con alguna de sus amigas pero ellas… estaban felizmente casadas y ya no tenían tiempo para dedicárselo a ella entonces, luego de pasar la tarde pensando y llorando sola, se vistió lo más bonita que pudo y subió al auto, unos pocos kilómetros la separaban de la casa de Héctor y se decidió, iría a verlo aún sin saber qué decirle pero iría, quizá lo viera antes de tener que tocar el timbre de la casa de su ex marido, no se atrevía a llamar, en realidad no sabría qué decirle.
Pero no hubo necesidad de tocar el timbre, a los pocos minutos, una pareja muy acaramelada pasó junto a ella, lo vio y no podía creerlo, era Héctor con una jovencita que podría ser su hija que pasaban abrasados rumbo a su apartamento.
Alicia aún con la boca abierta, los ojos casi cerrados por la rabia y un dolor muy fuerte en el alma, arrancó el auto para desaparecer de inmediato.
A las pocas cuadras, detuvo su pequeño auto frente a un bar, sabía que no estaba bien visto que una mujer sola entrara a un bar donde casi siempre había sólo hombres pero no le importó, entró, se paró frente a la barra y pidió un Martini on the rock, con dos aceitunas, limón y mucho hielo, su bebida preferida sin siquiera pensar en que tenía que volver manejando a su casa y que la prohibición de beber era a nivel cero.
La tristeza le hacía rodar lágrimas saladas por su rostro, nadie la molestó, todos notaron su dolor hasta que luego de un buen rato de estar sola, un hombre se le acercó, le tendió un pañuelo de papel que ella aceptó casi sin darse cuenta.
Alicia tenía el vaso vacío pero el hombre le dijo:
___Podría invitarla con otra copa pero no creo que le haga bien, está usted demasiado triste como para seguir alimentando esa tristeza con más alcohol pero quizá le agradaría caminar un poco, hace calor y la rambla está a pocos metros.
Alicia por primera vez miró a aquel hombre, un desconocido de más o menos su misma edad, atractivo, bien vestido y pensó:
___Es una locura pero me siento demasiado sola como para no aceptar.
Salieron juntos, él se presentó:
___Me llamo Alex Andrés Marín, soy viudo de cincuenta y nueve años y me agradaría conocerla.
Alicia sonrió, la ocurrencia de aquel hombre la hizo volver a la realidad, ella que se suponía era una mujer moderna, de mundo, no sabía que contestarle.
___Me llamo Alicia Merlo, divorciada y tengo cincuenta y siete años.
Los dos rieron, parecían dos jovencitos contándose cosas, al rato, paseaban por la rambla de Carrasco conversando como buenos amigos.
Ese había sido uno de los peores días de su vida, al principio pero ahora, luego de una larga caminata, de una hermosa charla y de una Luna que propiciaba un encuentro cercano, Alicia volvió a ser la de antes, sabía que con Héctor ya no había vuelta atrás entonces…
¿Por qué no seguir con su vida?
Omenia.


Texto agregado el 25-01-2017, y leído por 103 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
01-02-2017 Como dice Vicherrera: “el amor está en el aire”, pero el amor no es sólo buscarse una pareja para rehacer una vida. Hay tantas cosas que se pueden hacer, sólo hay que descubrirlas, PERO ÉSE ES EL GRAN MEOLLO DE TODO. ¿Los preconceptos? Eso sí que acaba con las energías de cualquiera; de eso debemos cuidarnos y estar alertas. Una historia que fluye sola y que parece simplista, pero tiene muchas aristas a considerar. Un full abrazo, mi Omenia sabia y querida. SOFIAMA
25-01-2017 Tu historia ha ido escalando diferentes estados de animo, hasta desembocar en la rambla de un nuevo camino para transitar. sensaciones
25-01-2017 Una historia muy bien contada, amena y con un desenlace feliz. Saludos. nini
25-01-2017 Muy linda , aleccionadora y esperanzadora historia.. un abrazo, Julia_flora
25-01-2017 Los amores mueren, la vida continúa, los hombres y mujeres siguen sientiendo y anhelando, y además el amor siempre está en el aire, en ese aire que debemos respirar. Vicherrera
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]