TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / clandestino / Un enfrentamiento inmaterial

[C:577062]

Cuando un hombre se uniforma del vestuario que le da su empresa, asume los tejidos institucionales de ella, a esto se le llama trabajador. Pero luego está el cuerpo y el alma, que pueden no necesariamente obedecer a los reglamentos internos de quien le paga quincenalmente, a esto se le llama in-con-for-mi-dad.
Bien, esto sucedió en un pueblo minero al norte de México. Surgieron pláticas informales, se vieron derechos y obligaciones, el grupo de inconformes se acercó a su líder sindical pero sin éxito, de inmediato sintieron el rechazo a sus propuestas. Este último aconsejó a su asistente que investigara “que se traían en manos”.
Pasaron dos años y las pláticas ahora formales con la empresa no tenían el avance esperado por parte de los trabajadores, pero había ya agitado las conciencias de cientos de ellos. Se avecinaba el primero de mayo y sacaron la bandera rojinegra para colocarla a la entrada de la mina. Desde la oficina del gerente de la trasnacional ubicada en la parte superior, había gente observando lo que sucedía, de inmediato se activaron las llamadas por celular percibo que al gobierno, a su oficina matriz y a la policía local; quince minutos después llegaba el cuerpo de granaderos con la orden de desalojar a los trabajadores que impedían la entrada a la mina. Se creó un momento expectante, trabajadores y soldados sudaban copiosamente, el enfrentamiento era evidente.
“hermanos soldados, somos los mismos, sólo defendemos nuestros derechos”, dijo un trabajador minero quien con la cara ennegrecida y casco en mano, acababa de terminar su jornada laboral. “somos pueblo como ustedes”, dijo otro trabajador. Entre la fila de soldados se vino acercando un militar con rango superior: “sólo queremos que se retiren pacíficamente, están infringiendo una ley federal”. Nada impidió que un grupo de mujeres esposas, madres, hermanas, aparecieran por un costado de la mina, y con cacerolas en mano, gritaban: ¡fuera, fuera, fuera!. El militar al mando no se dejó intimidar, sin embargo, cuando surgió la segunda arenga, y volteó a su derecha, enmudeció cuando vio en el grupo de mujeres envalentonadas a su ¡señora madre! Ambos se miraron, se sostuvieron la mirada por algunos segundos, ahora el sudor en su frente y manos hacia acto de presencia en el militar. El momento era expectante, el Cabo volteaba insistentemente a ver a su superior, para ejecutar la decisión que le ordenara. ¿Qué hace mi madre aquí?, ¿qué interés le puede motivar al apoyar a estas mujeres?, seguramente se preguntaba.
Finalmente el militar de rango ordenó la retirada, era evidente que encontró en aquella mirada profunda de su madre, el mejor consejo prudente que en muchos años no había recibido, sin decir palabra alguna.
P.D. Quiero expresar mi agradecimiento por haberme permitido “arribar” hace un año a este espacio, la extraordinaria PAGINA DE LOS CUENTOS. Un año en que he aprendido mucho de vosotros, me resulta agradable leer sus poesías, narraciones y reflexiones inteligentemente construidas. Una Página plural que nos acopia y nos permite trasmitir emociones respecto a nuestro entorno; hablar de placeres y dolores; así como externar los más diversos sentimientos. Por todo ello, Gracias!.

Texto agregado el 22-03-2017, y leído por 52 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
24-04-2017 Y gracias a ti por esta conmovedora historia. Un abrazo. Clorinda
23-03-2017 Una historia recurrente en que las fuerzas represivas son el brazo armado de los grandes empresarios. Un abrazo. kharey
22-03-2017 Creo que no tienes que dar las gracias sino, como los mineros, solidarizarte en el común anhelo de vaciar la vida en renglones y de ese modo volver más soportable esta misteriosa aventura de existir. Felicitaciones. -ZEPOL
22-03-2017 Estimado, situación que se repite en todas partes. La mayoría de las veces, lamentablemente no está la "madre", pero sí, otras madres. Un abrazo. FerdiCartago
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]