TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / La vida es así.

[C:582954]

La vida es así…

Mientras el reflejo de la Luna llena se reflejaba en el río, Valeria miraba asombrada algo que las olas traían y llevaban sin poder observar con detalles lo que era hasta que el objeto inerte fue arrojado hacia la arena por una gran ola de más de un metro de altura.
El cuerpo desnudo de una muchacha era el extraño bulto, desfigurada por los golpes de las olas contra las piedras y la arena, parecía que llevaba muerta por lo menos varios días, el color de su piel era blanco con un tono azul-morado, propio de la muerte debido a estar tanto tiempo en el agua.
Valeria estaba sola y como no era una mujer que se acobarda fácilmente, tomó su celular y llamó a la policía.
Unos diez minutos tardaron en llegar y mientras tanto ella tapó el cuerpo de la desdichada mujer con unos papeles que encontró en la playa desierta a esa hora de la noche a pesar de que era verano.
De inmediato se llevaron el cuerpo en una ambulancia hacia la morgue, tendrían que hacer muchas averiguaciones para poder saber quién era aquella mujer que parecía no tener más de veinte años.
Valeria luego de algunas preguntas por parte de la policía se fue a su casa, con un sabor amargo en la boca debido a lo acontecido en la playa.
Al día siguiente compró el diario para saber quién era la joven muerta pero muy asombrada notó que en las páginas policiales no aparecía nada, ni se nombraba a nadie que hubiera aparecido muerta y esto le molestó tanto que decidió comentárselo a un amigo que trabajaba como investigador privado.
___Te digo Horacio que es lo más raro que me haya pasado, la muchacha estaba muerta y se la llevaron ni bien llegaron, esto no me parece muy lógico, quizá veo demasiadas series policiales pero…
___No te preocupes, voy a hacer lo imposible para averiguar algo, el jefe de la policía es muy amigo mío, a él le voy a preguntar.
___Perfecto, espero que me cuentes algo, estoy bastante molesta.
Varios días pasaron cuando Horacio llamó a Valeria para invitarla a tomar algo y a charlar.
___Me imagino que tienes algo que contarme ¿o no?
___Verás, nadie sabe nada o no quieren decirme pero hablé con un antiguo conocido que se mueve en las altas esferas y parece que hay gente importante que está involucrada en la desaparición de una muchacha hija de un político y que hasta que no se sepa a ciencia cierta si es ella, les tienen prohibido abrir la boca.
___Menos mal que no fui yo, ya sabes que mi padre es un político de renombre. Jajaja.
___A ti te veo muy vivita jajaja
___Pero hablando de otra cosa, cómo te ha ido en tu trabajo? Hace mucho que no nos hablamos.
___Si es cierto, es que desde que trabajo para mi padre, ya sabes… es muy exigente con el horario y ni a mi me perdona el llegar tarde…
___Lo sé, recuerdo que no le agradaba mucho que saliéramos juntos, no se por qué, no era santo de su devoción jajaja
___Eso fue hace mucho tiempo, creo que el problema era que eres muy liberal, no lo sé…
___Bueno no importa, seguimos siendo amigos y eso sí que importa, además tengo novio, ¿Lo sabías?
___Si, te vi con él, Jorge creo que se llama ¿Verdad?
___Si, es un arquitecto nuevo, con ideas y más ideas pero sin un céntimo Jajaja.
___No creo que a ti te haga falta un hombre de dinero, con el que tienes sobra.
___No es tan así, sabes que el dinero es de mi familia y que mi padre, como el tuyo también aparte de ser muy estricto es tacaño jajaja.
___Bueno mi querida Vale tengo que irme pero si tengo alguna novedad te aviso.
___Gracias amigo.
Valeria pensó que era hora de que hablara con su padre pero hacía varios días que no lo veía, la política le tomaba todo el tiempo y su hija y su mujer siempre habían quedado en segundo lugar.
No era que le reprochara nada solamente hubiera querido formar parte de su vida un poco más.
Dos días más tarde vio a su padre una noche y se dispuso a hablar con él.
___Papá, hace días que quiero hablar contigo pero nunca estás…
___Lo siento Valeria es que ando muy ocupado estos días pero dime ¿Qué es lo que necesitas?
Valeria le contó lo que había sucedido con el cuerpo de la muchacha y de cómo ella lo había visto.
___¿Que hacías a esa hora en la playa y sola?
Esa pregunta la desconcertó, su padre no era de andar preguntando cómo llevaba su vida.
___ Estaba paseando y no estaba sola, llevé a pasear a Snoopy que se soltó de la correa y tuve que ir a buscarlo.
___En realidad no se nada de una chica muerta pero sabes que soy bastante despistado, quizá lo leí por algún lado pero no recuerdo.
Ese fue el fin de la conversación, su padre se retiró a leer el diario en el comedor mientras Valeria subía a su cuarto pensando en la manera de averiguar quién era la muchacha y por qué nadie había hablado de ella.
El tiempo fue pasando, todo quedó en el olvido, como si jamás hubiera sucedido pero Valeria sabía que sí, había sucedido.
Un tiempo después el padre de Valeria fallece en un accidente de avión dejándola sola con su madre quien recibiría una buena pensión y podrían seguir con su vida casi como antes pero Valeria tendría que salir a buscar trabajo, para llevar la vida a la cual estaba acostumbrada, tendría que hacerlo.
Pasaron dos meses y alguien golpeó la puerta de su casa, era una mujer de unos cuarenta y cinco años más o menos quien pidió para hablar con su madre.
A pesar de no conocerla, Valeria la hizo pasar a la sala mientras llamaba a su madre.
___Me agradaría saber su nombre señora y a qué debo el honor de su visita le dijo Sonia, la madre de Valeria a la extraña mujer.
___Mi nombre es Helena Barrios pero creo que ya me conoce, prefiero contarle una historia que sucedió hace muchos años cuando vivía en Canadá y su esposo era embajador en ese país.
La madre de Valeria comenzó a inquietarse pero dejó hablar a la mujer.
___Le diré que conocí a su esposo en una cena en la embajada, yo era por aquel entonces secretaria de un político al que no quiero nombrar y por tal motivo asistí con él a esa cena. Cuando conocí a su esposo no sabía que era casado ni que tuviera una hija, él jamás las había llevado a ninguna fiesta de la embajada. No quiero disculparme pero no toda la culpa fue mia, nos enamoramos y tuvimos una relación que duró pocos meses, luego el volvió a su país y jamás se enteró que estaba embarazada y yo al enterarme de que era casado no quise inmiscuirme en su vida y opté por tener a mi hija sola, sin el apellido de su padre pero hace un tiempo, mi hija me preguntó quién era su padre y tuve que contarle la verdad, ella quiso conocerlo y fue ahí que me contacté con él y le dije lo de nuestra hija. El me dijo que hablaría con usted para poder reconocerla y luego de unos meses así lo hizo, no sin antes hacerse el ADN y compararlo con el de ella que dio positivo. Al poco tiempo mi hija desaparece y lo hablo con él pero me dijo que no podía hacer nada debido a su carrera política, que no pensaba arruinar su vida privada ni su carrera por una chiquilina que quizá se había escapado con algún novio y no pude hacer nada hasta que fui a la policía y me dijeron que había aparecido el cuerpo de una muchacha en el río. Me lo mostraron e identifiqué a mi hija, se lo comuniqué a su esposo y me dijo que se ocuparía de todo y de averiguar qué era lo que le había pasado.
Pero las cosas no quedaron ahí, el diario de mi hija y con sorpresa descubro que su hija Valeria se había contactado con ella para decirle que quería conocerla, en el diario explica que se conocieron por Internet y aunque luego de llevarle el diario de mi hija a la policía, ellos hicieron averiguaciones y todo salió a la luz, Valeria se encontró con mi hija en el yate de un amigo que también es cómplice y allí mataron a mi pobre hija que sólo quería conocer a su media hermana y la tiraron al río.
Valeria, su hija no quería compartir la herencia del padre que por ley había sido reconocida y tramó la tragedia que puso fin a la vida de mi hija pero Dios no lo permitió y aunque se llevó a mi hija, ustedes irán presas las dos, se que usted también sabía de la existencia de ella y ….
De pronto, la madre de Valeria enfurecida se abalanzó sobre la mujer y trató de golpearla con un florero de vidrio que encontró sobre la mesa pero con tanta mala suerte que en ese mismo momento alguien llama a la puerta y …
Abra por favor señora, sabemos que están ahí, traemos una orden del juez para su arresto y el de su hija, no haga nada que la comprometa aún más…
En la cárcel Valeria escribe en su diario:
Nada salió como lo planee, sabía que el cadáver de mi media hermana aparecería de un momento para otro por eso todas las noches iba a la playa a algunos quilómetros de donde mi amigo, mi madre y yo la matamos, no tenía nada contra ella pero no quería perder algo que sólo a mi me correspondía. En realidad Jorge al que le digo mi amigo, es mi novio o era ya que no creo que salgamos muy pronto de la cárcel, mi madre desde hace mucho tiempo sabía todo, mi padre se lo dijo para poder reconocer a su otra hija y ella y yo somos muy parecidas mi padre jamás sospechó nada aunque tampoco estoy muy segura porque sé que trató de que no saliera a la luz quien era la muchacha aquella.
Lo que sí se es que ahora comprendo el por qué me dejó Horacio, a pesar de que seguimos siendo amigos, no lo veía y estoy segura de que su padre se lo advirtió, creo que nací con mala estrella en fin… la vida es así.

Omenia

Texto agregado el 23-10-2017, y leído por 128 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
24-10-2017 Aplausos para ti, querida Ome, felicito la narrativa, la trama, todo, realmente me encantó... ay don dinero. Un abrazo dulce. gsap
23-10-2017 Qué cuentazo, amiga! Y qué macabra historia! El final es impredecible. Te luciste con los diálogos, muy bien logrados. Un reabrazo, sinceramente es muy buena tu obra. Besitos. SOFIAMA
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]