TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / Falsedad.

[C:583873]

Falsedad.

Dicen que los años no vienen solos, pensaba Maira y tenía razón, los años le habían dado sabiduría, fortaleza y perseverancia que no es poco.
Había aprendido a estar callada, a no hablar cuando no debía a ignorar a los falsos y eso era lo peor de todo, restarle importancia a lo que algunos compañeros de trabajo le decían.
Adulaciones que sabía que no eran más que eso, simples adulaciones con algún propósito determinado para conseguir algo de ella.
No era fácil, ella que era una persona alegre se había convertido en un ser serio, sin poder demostrar sus sentimientos y eso poco a poco la fue llevando a un estado depresivo que no la dejaba vivir.
Sufría y sentía que su vida ya no tenía razón de ser, muchas veces al no poder dormir por las noches, pensaba en la manera más fácil de acortar su miserable existencia pero era cobarde, el dolor la aterraba y sus pensamientos volaban a alguna otra parte, a otras épocas y aquellos tristes pensamientos desaparecían.
Su sueño de juventud era poder viajar, conocer otros países gente nueva con la cual poder sentirse a gusto pero eso nunca llegó, lo poco que ganaba no le permitió hacer realidad ese sueño.
Ahora se había convertido en una solterona sola y amargada, lo que se dijo mil veces que jamás sería.
Hasta que tomó una determinación, pediría un préstamo y se iría de viaje, después vería cómo se las arreglaba para pagarlo, lo importante en ese momento era hacer realidad su sueño antes de que fuera demasiado tarde.
Al tener sus cuentas al día, una financiara le otorgó el préstamo a pagar a largo plazo y con el dinero en su cartera fue directamente a comprar el pasaje.
El crucero la llevaría no sólo por mar sino que también visitaría otros países y eso la entusiasmó mucho, no tenía a nadie, su familia… bueno, no quería acordarse mucho de ella, cada miembro de su familia tenía a su vez otra familia y ella desde hacía mucho tiempo había pasado a ser alguien sin importancia.
Se tomó las vacaciones que hacía mucho tiempo tenía reservadas y luego de algunas compras, se embarcó.
Todo era como un sueño, las personas eran gentiles, amables con ella y como nunca se sintió libre.
La primera noche en el crucero fue increíble, la invitaron a sentarse junto a otros pasajeros y se sintió otra, podía ser ella misma, allí no podía haber personas falsas ya que no ganarían nada con ella y pudo charlar y disfrutar del viaje.
El baile no se hizo esperar y un caballero muy bien vestido que estaba sentado a su derecha y le había hablado tan bien, la invitó a bailar.
La música romántica la elevó por el cielo e imaginó… qué se yo todo lo que pasó por su mente pero se sintió joven y hermosa como antes.
Luego llegó el paseo por el barco a la luz de la luna, parecía increíble que aquello le estuviera pasando a ella y sintió la felicidad que nunca le había sonreído.
Los días fueron pasando como en una película, había acertado en la compra de su equipaje, la ropa era no muy cara pero no barata y casi casi parecía una mujer de mundo, adinerada y feliz.
Cuando llegó el momento de bajar a tierra y seguir viaje por tren u ómnibus, todos los pasajeros salieron juntos y la mayoría se instalaría en el hotel elegido por ellos.
Maira no se sentía sola, por el contrario, la acompañaba su nuevo amigo, Andrés quien no se separaba de ella y cenaban juntos en los restaurantes más conocidos sin que ella tuviera que gastar ni un dólar.
Pero todo lo bueno llega a su fin y llegó el día del regreso, ahora si se sentía distinta tendría que volver a la rutina diaria, a su trabajo y a pagar las cuentas pero a pesar de todo, estaba feliz.
Nadie pudo reconocerla, era otra mujer el tiempo que duró el viaje se ocupó de ella sin temor al qué dirán y eso la transformó en otra mujer.
Andrés quiso seguir viéndola porque a pesar de todos los momentos románticos del viaje nunca le había dicho nada sobre él ni ella sobre ella.
Luego de algunas salidas a cenar y al cine Andrés le confesó que a pesar de su edad se había vuelto a enamorar y el corazón de Maira palpitó como nunca.
Se sentía querida, amada y respetada y luego de tres meses él le preguntó si podrían vivir juntos, ninguno de los dos era casado y nada los ataba a otros seres y ella accedió pero al poco tiempo las cosas comenzaron a cambiar, ella tenía que hacerse cargo de todo porque él no aportaba nada para los gastos, alquiler, luz agua etc … hasta que Marcia se cansó y se lo reprochó pero Andrés no era todo lo caballero que ella pensaba y del primer golpe de puño la dejó tendida en el piso.
La realidad le abrió los ojos, nunca se había dado cuenta que la estaba usando y ahora era tarde pero Marcia no estaba dispuesta a soportar a un hombre que la usaba y además golpeador.
Hizo la denuncia pero la policía creyó que era un asunto de pareja y no le dio demasiada importancia en resumen que no lo podía sacar de la casa.
Algunos meses pasaron hasta que Marcia una mañana que iba al trabajo sin que Andrés se diera cuenta se llevó sus maletas pero le dejó una carta.
___Mi querido Andrés, te deseo lo mejor, me voy muy lejos, aún tengo algo del préstamo que saqué para el viaje y … pero bueno, no creo que llegues a leer lo que te escribo, aprendí que el ser humano es falso y yo no estoy dispuesta a soportarlo más, quizá si es que encuentran esta carta me busquen por lo que voy a hacer pero no lo creo, el papel se vuelve cenizas jajajaja
Al día siguiente todos los diarios comentaban la noticia, una casa donde vivía una mujer de mediana edad se había incendiado, el cadáver que encontraron estaba tan calcinado que nunca se podrá saber si era de la mujer o no.
Y lejos en una isla del Mediterráneo, Elizabeth pensaba:
___Lindo nombre… Elizabeth, Marcia no es tan aristocrático y aquí en este paraíso tropical voy a comenzar a vivir, ya no tengo que pagar ningún préstamo ESTOY MUERTA!
Cómo detesto la falsedad….

Omenia.

Texto agregado el 28-11-2017, y leído por 1 visitantes. (17 votos)


Lectores Opinan
30-11-2017 Grandioso final. Muy bien tejida historia, aunque no reconocer el sexo del muerto no me calza con los avances científicos. Sea lo que fuere, bien muerto el desgraciado. Full abrazo. Lo disfruté.. SOFIAMA
30-11-2017 Ome te ha quedado muy bueno. Felicitaciones!! y un abrazo hasta mi querido Uruguay... sheisan
29-11-2017 Como siempre, tu texto me ha resultado fluido y amistoso en la lectura. Coincido con Victoria en cuanto a lo vivido en el crucero. El remate me sorprendió. Felicitaciones. Un abrazo dulce. gsap
29-11-2017 Muy buen cuento, aunque me decepcionó el final, esperaba algo romántico. sensaciones
28-11-2017 — El título me sedujo y al comenzar a leer, poco a poco, el cuento me fue atrapando y al llegar al finál... con el final... con el final me sorprendiste. Muy Bueno vicenterreramarquez
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]