TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / LEITO20 / AL AMOR NO LE IMPORTA EL TEMPO

[C:584431]

Se me acerco en una noche de confusión donde el aire era tenso y frío, llego con el aroma de amor verdadero y yo lo recibí con la peste del desprecio, duro la noche completa demostrándome su amor el mismo que yo lo trate como una trivialidad; inocente de que estaba cometiendo un error garrafal, el al ver mi desprecio se alejó de mi presencia, este pobre hombre camino por el sendero del dolor y desaguo su corazón en lágrimas de sangre formando un mar de penas. Un día al pasar por el puente de la ciudad lo vi a él desde muy lejos abrazar a otra mujer la cual no era su amor por que estaba segura de que yo era la dueña de su corazón, sin darme cuenta llore sin saber por qué ¿si yo no quiero a ese hombre me dije? Confundida Salí corriendo de ese lugar y repitiéndome a mí misma ¡yo no puedo amar ni ser amada por nadie mi vida está acompañada con el tiempo y al igual que un día las horas pasan hasta agonizar la luz y llega al fin el ocaso! Después de una semana supe algo de aquel hombre, pero hubiera preferido haberme enterado de nada, ese día me contó mi hermana que había conocido un hombre maravilloso
- no es pudiente como quisiera mi padre, pero si amable y sincero
- y siguió describiéndolo hasta por fin terminar con la frase que lo resumía todo
- ¡él es el hombre perfecto!
-Le vi su rostro de enamorada y me alegre por ella; se levantó inundada de alegría y regreso a mí, casi tartamudeando y me contó
- hoy viene a hablar con nuestros padres
- y yo me sorprendí con voz fuerte y exaltada ¡tan rápido ese hombre viene a hablar con papá y mamá! Ella me miro con desilusión al ver mi descontento me sentí mal y la abrase y le di todo mi apoyo, esa noche hubo una reunión antes de la llegada de aquel hombre, mi padre se levantó con alegría y dijo
- la reunión de hoy es muy importante para dianita
- el cual era el diminutivo de mi hermana diana
- por favor sean amables con el muchacho recuerden que este es el primer novio de diana y espero que sea el último
- termino con una carcajada, por supuesto que esto lo dijo antes que mi hermana llegara a la reunión; cuando de repente a lo lejos veo un resplandor era la sonrisa de mi hermana la cual bajaba por las escaleras estaba hermosa como nunca antes la había visto el amor por ese hombre la iluminaba como si su corazón fuera un sol ardiendo, parecía un ángel con su vestido azul cielo caminaba despacio y elegante al mismo tiempo al bajar se sentó a mi lado y me abrazo, con emoción ella pregunto
- ¿y la reunión?
- mi padre intervino con elocuencia
-tranquila querida hija no te preocupes por eso
- y cambio el tema diciendo
-que linda te vez hija te pareces a tu mamá cuando joven
- y mi madre protesto al fondo
- ¡gracias por lo de anciana querido!
- nos reímos sutilmente; al pasar un rato llego la hora pactada entre mi hermana y su enamorado tal como un reloj ingles toco la puerta aquel hombre, supe que era el al ver tal puntualidad josefina nuestra empleada se dirigió abrir la puerta mi hermana nerviosa utilizo mi brazo para sostenerse y yo respondí con una sonrisa al ver su nerviosismo, y me acerque más a ella, escuchamos que se abrió la puerta, al entrar saludo a mis padres y después se dirigieron al estudio para hablar eso fue lo que nos dijo mi madre al volver donde nosotras, no lo pude ver por qué el estudio que daba enseguida de la puerta principal y no pasaron por la sala, mi padre duro casi una hora hablando con aquel hombre misterioso para mí, cuando de pronto se abre la puerta del estudio sentí nervios como cuando iba a conocer a mi profesora de pre-escolar; y unos minutos después mi padre presenta aquel hombre, lo vi al rostro y se me vinieron todos los recuerdos a mi cabeza; desesperada me dije a mi misma es aquel hombre el que declaro su amor con pasión, no pude más y Salí corriendo del momento nefasto y lóbrego, nadie se dio cuenta de mi rostro de desespero Salí de la casa por la puerta trasera aquel hombre salió a buscarme mientras que mi hermana se quedó pensativa en la sala, yo me senté en la misma banca donde aquel hombre me declaro su amor y llore, no sabía describir lo que estaba sintiendo si era rabia, tristeza, celos o felicidad por mi hermana, en el momento en que estaba discutiendo el porqué de mis tristeza llego el con afán y el rostro sudoroso; intento abrazarme y yo me retire no se has infame le dije
- porque
-me contesto el con asombro; porque te metiste con mi hermana si en verdad me amabas, le dije con desahogo
- no sabía que era tu hermana y además al ver tu desprecio no tenía más remedio que darle a otra persona este gran amor que me quema por dentro, pero estaba confundido
-se detuvo e hizo silencio y después dijo
- ¡pero mira como es el destino de hermoso nos volvió a unir con su fuerza majestuosa eso es una gran señal de que debemos estar juntos a pesar de lo que sea¡
- ¿y mi hermana? Proteste, que pasara con ella, el hizo silencio, en ese momento recordé mi vida se vino a mí mente mi enfermedad la cual llevaba encima hace más de 10 años que es el mismo tiempo de vida que me dieron el día que me la detectaron por eso no puedo amar a nadie mi cuerpo es una escultura de acero bañada en moho la cual se acaba poco a poco me llene de fuerza porque sabía que pronto llegaría mi muerte y no me podía ir sin desahogarme primero me le acerque y le dije, te digo esto pero espero que no te ilusiones recuerdas esa noche donde tú me confesaste tu amor para mí fue la mejor noche de todas
-¿como? Si tú me despreciaste como si mi amor no valiera
- déjame continuar le dije, no sabes cómo me dolió haberte dicho eso, esas palabras terminaron de destrozar mi corazón te lo dije porque no quería herirte ni mucho menos hacerte sufrir
-por qué dices eso si yo te amo
- lo sé, pero no podemos tener nada
-¿por qué? repitió con ansia y desesperación
- no quise responder y lo abrase fuerte y el me respondió con un beso que yo le correspondí con pasión, en medio de ese acto de amor sentí como mi cuerpo se desplomaba como un castillo de naipes, caía cuando el sostuvo mi cuerpo con sus fuertes manos y me pregunto con preocupación
- que te pasa
- yo sin sentido no le pude responder, el me recostó en sus piernas recobre el sentido pero sin fuerza dije unas palabras que estaba casi segura que iban a ser las ultimas; Miguel yo te amo con todo mi corazón pero el ya no tiene las fuerzas para cargar con todo ese amor, mi corazón esta tan débil como mi cuerpo, el al entender mis palabras lloro botando lágrimas de impotencia por no poder hacer nada por mí, me abrazo fuerte ese momento fue mágico para mí y a un sabiendo que la muerte estaba cerca de mí pero eso no me afecto para sentir el amor que él me transmitía, en ese instante recordé todo mi vida sufrimientos, felicidades recuerdos que transitaban por mi mente, abrí mis ojos y le dije no llores no me quiero llevar eso recuerdo de ti quiero recordarte como el hombre enamorado y sincero que fuiste conmigo
- no me digas eso no te despidas no te quiero perder
Le puse mi dedo en su boca para callarlo y le dije que me dejara terminar miguel me voy pero no quiero llevarme tu amor, lo que deseo y que espero que cumplas, es que ames a mi hermana como me amas a mí y no la hagas sufrir
-pero…
-sé que no será fácil para ti pero recuerda que ella te ama con todo su corazón yo rezare por ustedes y los cuidare desde arriba sean felices y quiero que me recuerdes como tu amiga y cuñada quiero que le ocultes este amor a mi hermana nunca le digas que quisiste a otra mujer más que a ella, ese es mi deseo y espero que lo cumplas; en ese instante mi alma me abandono, el abrazo mi cuerpo sin vida cuando de momento llega mi hermana llorando nos abrazó a los dos y dijo
- lo sabía pero nunca pensé que fuera tan pronto
-desesperada le pregunto a miguel
- ¿qué te dijo? ¿Cuáles fueron sus últimas palabras? Dime
- miguel asiendo fuerza para no llorar más le dijo
- lo último que dijo fue que siempre fuéramos felices y que te amara como…
-el hizo una pausa pensó y termino la frase
-como nunca he amado a nadie
- después de un tiempo mi hermana y miguel se casaron y son felices el me visitaba a solas a mi tumba y lloraba junto a mi hace un tiempo que no lo hace ya siempre va con mi hermana yo desde aquí arriba sé que el la ama y eso me hace feliz; esta es mi historia triste pero hermosa morí pero pude decir que Ame.


Leo Amaya


Texto agregado el 25-12-2017, y leído por 15 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]