TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / perogrullo / Enfermedades del ojo: tercer ojo bis..

[C:584989]

La burla como patología.
Dentro de este tercer ojo bis, o cuarto ojo- como podríamos llamar a la boca- en la que además de conducto alimentario podemos derivar una segunda función, que consiste en asomar la lengua y mediante un chasquido hacer burla o arrendar, analizaremos tal función, que podríamos llamar residual o secundaria.
En tiempos, se dice, que cuando conducían a nuestro señor al cadalso, las gentes le hacían burla. Es de imaginar que mediante este procedimiento que remito. La burla es una patología de conducción inducida y un comportamiento vicario como el ir en coche a por el periódico de la esquina o empezar a fumar solamente porque se ha visto repetidamente el gesto de echar humo por la boca. Se discute si un bostezo forma parte de la misma categoría, pero el que indudablemente pertenece es el de la burla.
Se hace burla porque uno se une a la masa, por- posiblemente- temor a quedarse solo. A revelar su singularidad mediante la ausencia de tal gesto.
En definitiva, a Jesús lo mató el miedo de los otros a enemistarse con el poder- podríamos decir desde una perspectiva de la izquierda- o por el deseo de apropiarse, aprehender sus cualidades mediante su eliminación, podríamos decir desde una perspectiva de la derecha política.
Quizá se aunaron ambos elementos, pero lo que aquí se quiere reseñar, es que lo peor de todo era la manifestación de la burla, que representaba la negación del afecto y por ende de la existencia. Mediante este uso inadecuado de la lengua, con reminiscencias fálicas y vaginales, se refuerzan los sentimientos de pertenencia a algo, como antídoto contra la soledad, dicho llanamente, o como medio de impunidad, que representa esta manera toscamente democrática.
De esta forma, se relacionan la burla con el deseo de impunidad que es, desde esta perspectiva personal particular, el sumun de las aspiraciones del individuo.

Un psiquiatra, quizá, derive tal gesto a una necesidad inconsciente de afirmación del safismo en la mujer o conductas de tal índole frente a los fantasmas particulares en torno a la homosexualidad del varón.
No considero que sean opciones contrapuestas: pueden verse como las dos caras de la bisagra de una puerta.

Texto agregado el 25-01-2018, y leído por 11 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
26-01-2018 Muy interesante y profunda tu disquisición. Las personas que minimizan la personalidad de los demás lo hacen buscando evadir que les hagan sombra. Felicito tu aporte. -ZEPOL
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]