TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Bosquimano / Baila Bailarina

[C:585919]

Baila bailarina, sólo para mí.

Una hermosa bailarina árabe llegó a mi vida de improviso, sin anunciarse, así de la nada. Sólo apareció frente a mi vista agitando sus velos de un lado a otro, mientras se desplazaba con movimientos voluptuosos distrayendo mi atención y conduciéndome a un estado de arrebato indescriptible.
Manejaba los velos con tanta destreza que era imposible delinear su cuerpo sensual. Cuando desplazaba un velo hacía un lado descubriendo la mórbida piel, inmediatamente un segundo velo cubría el apenas adivinado paraíso carnal.
Buscando acariciarla deslizaba inútilmente mis manos hacia ella sin lograr establecer contacto. La bailarina siempre estaba en un lugar diferente al que yo la veía. No lograba discernir si me evadía o en mi delirio no la podía ubicar con precisión.
Conforme transcurría el baile, el movimiento de sus caderas se intensificaba a tal grado que me impedía mirarla con claridad hasta que llegó el momento en que tan sólo veía su silueta en un mar de niebla y, eso fue lo último que recuerdo antes de ya no ver nada.
Más tarde, el oftalmólogo tras una acuciosa revisión, me dijo: –¡qué baile de los siete velos, ni que la chingada, usted tiene un derrame intraocular y la retina rasgada!
Qué pena que en esta ocasión la ciencia haya triunfado sobre la ilusión.
Luego, mientras se calentaba el aparato laser, el oftalmólogo con mueca burlona y tono sádico, me dijo: –lo único más espectacular que una mujer sensual son los colores del universo y hoy los va a ver todos.
Acto seguido y con el apoyo de una máquina que parecía haber sido tomada de una película de la Guerra de las Galaxias, comenzó a borrar mis ilusiones y a cicatrizar mis recuerdos; enormes bolas de fuego de colores fríos destrozaban mi pobre imaginación mientras otras bolas, ahora de colores cálidos, incendiaban los pocos fragmentos que de ella quedaban.
Tiempo después -años luz me pareció a mí- con aspecto cansado, como quien ha librado una cruenta batalla y, un ademán displicente, me dijo el facultativo: –ya váyase, ahora necesita reposo y, nada de soñar con bailarinas que no le conviene excitarse.

Texto agregado el 16-03-2018, y leído por 10 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
30-07-2018 Está genial!!! MujerDiosa
17-03-2018 Buenísimo dice grilo y dgo yo!!!!5* Gnomono
17-03-2018 Buenísimo ***** grilo
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]