TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / jcn / La gran obra de teatro

[C:585932]

Olimac es un mago mágico que construye títeres para representar cuentos e historias con una gran representación teatral de la gran obra de la chispa de la vida.

El mago titiritero recorre pueblos y plazas haciendo la representación teatral de sus mágicos títeres. Son siete y sus nombres son números del uno al siete, sus hilos son invisibles y crean la ilusión de que el títere tiene vida propia moviéndose sin ninguna guía.
Los espectadores con el impacto de los fotones en su retina provocan una reacción con la fracción del intervalo de tiempo, con la imagen que persiste con el instante suficiente para la sucesión de nuevas imágenes percibidas para que impacten con la sensación de movimiento. El mago titiritero aprovecha la visión ordinaria de la gente del mundo que construye la fantasía de la ilusión óptica.
La gran obra de teatro es un mundo tangible con la ilusión proyectada en un mar de energía vibrante.
En la magia de un día con un ciclo el sol y la luna se alinean con el estado original, una chispa de creatividad y esencia se juntan moléculas dotadas de identidad, frecuencia y cargas eléctricas para crear vida.
De repente al inicio del renacer del alba el títere siete es encantado por los cielos, abre sus ojos y se desenreda de los hilos, sintiéndose solo intenta despertar los demás títeres que no responden, así que decide preguntarle a su creador el mago mágico quién es. El mago le dice: eres energía y luz.

-¡no puede ser! Soy una marioneta de trapo y algodón.
Dice triste sin entender de su expresión restringida de libertad.
-los impulsos eléctricos por el dínamo de tu corazón cargan de estímulos magnéticos a tu cerebro que interpreta la información con una percepción errada. Eres un organismo multicelular que puede percibirse así mismo para encaminarse a su evolución, tienes capacidad ilimitada de experimentar, conocer y aprender. Recuerda: no hay imposibilidad lógica en la idea proyectada en el pensamiento.
La realidad de la marioneta siete es un producto de su creatividad de la imaginación, y sumido en un sueño profundo sus impulsos neuroquímicos se liberan para viajar a los reinos de la naturaleza donde los seres elementales le esperan para mostrarle el cofre del tiempo: un concepto como artificio de medida y que el preciado e irreemplazable instante es lo único real. El mundo exterior es una recreación virtual por el mundo mágico de las percepciones producto de la propia imaginación.
Siete despierta y huye muy lejos, pero no puede escapar de sí mismo. Fue privado de la parte esencial de su propio SER, su capacidad de innovación fue atrofiada, no es receptivo y no sabe que existe. Su retroceso secuencial de la mente se basa en la reacción mecánica de ideas, creencias y religiones para ser lógico por instinto con intelecto limitado sin el acto de pensar, inexacto con desequilibrio neuroquímico. Como una marioneta irreal invalida su propia idea de crear.
La marioneta cree que es de trapo y algodón, sin alma y con mentalidad común. Ha sido engañado por el conocimiento exterior sensible ya que la búsqueda del conocimiento interior y sabiduría inmutable y eterna es lo que en el momento adecuado se despierta.
El telón se cierra, nadie aplaude ni ríe, el mago mágico no espera plata, ni oro y se marcha halando de sus riendas al burro que lleva las marionetas en su lomo; marioneta siete guiñe el ojo a quien encendía la antorcha para quemar la gran obra de teatro. Bajo la lluvia con gotas de luz viaja a otro lugar para nuevos cuentos con sus marionetas contar.

j.c.n-27-3-2018

Texto agregado el 17-03-2018, y leído por 1 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]