TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / nevers / LEYENDAS, MITOS O SUPERSTICIONES

[C:588675]

LA LLORONA
Es un mito de este pueblo de Socotá y de los campos boyacenses que se distingue por sus macabros plañidos, y según los que la han visto aparece como una mujer con larga vestidura y rostro de calavera, llevando en sus brazos a un niño muerto y prendida en llamas.
Dicen que cuando uno la ve y quiere que se le retire no hay que rezar puesto que el rezo y las oraciones la atraen; que para espantarla hay que pronunciar las palabras más grotescas que se le ocurran y de esa forma se le retira.

LOS DUENDES
Es un mito generalizado en. Boyacá, son seres traviesos que aparecen en los campos, en los pueblos y hasta en las ciudades. En las minas los duendes aparecen entre los trabajadores en forma de enanos con vistosos y llamativos trajes; arrojan lluvias de piedras a los techos de las casas, en los campos persiguen a las mosas cazaderas; se roban las provisiones; se ríen en los cielosrazos y esconden las escobas, los duendes gustan de las casas viejas, corren baúles, para
asustar a sus habitantes etc.
LAS BRUJAS
Son mujeres que leen libros malos y aprenden magia negra, hacen pacto con el diablo y él les ayuda a volar; por esta razón no entran a la iglesia. Las hechiceras no pueden morir hasta que no consigan otra mujer para dejarles el cargo o sea la piedra de seis lados que la bruja mantiene escondida por que es la que les dice lo que tienen que hacer. Cuando mueren les chilla un lagarto o un sapo en el estomago. Se dice que son señoritas de primera clase que trabajan bajo el divino putas, se carcajean, lloran pero no se les escucha el llanto.
Montan en escobas y cuando las cogen se vuelven chiquitas y desnudas. Para poder volar se cortan con un cabello de la cintura para arriba y pronuncian la frase sin Dios y sin Santa María y sueltan una carcajada, regresan a su morada antes de que amanezca. Por las noches se suben en los techos de las casas, vuelan y silban sin ser vistas. Para cogerlas dicen que se coloca unas tijeras en forma de cruz untadas de mostaza.

LOS ENTIERROS O GUACAS
Se presenta sobre todo en casas viejas y en las horas de la noche los dueños sienten miedo, ruidos raros que no los dejan dormir y que cuando se levantan para ver que es lo que pasa en el lugar de donde provienen los ruidos ven una luz y que esta luz se desplaza y llega a un lugar determinado. Cuando los dueños escaban donde vieron que se sitúo la luz se encuentran con jarros de oro, baúles llenos de plata, custodias o en otros casos un poco de huesos.
También, se cuenta que cuando se va a sacar una guaca es necesario protegerse las manos o por lo menos bañare con orines o sino de lo contrario se paraliza o se deforman.
En la vereda de Coscativa según estudios realizados por expertos se encuentran unas columnas de oro que están sosteniendo la vereda y que si se llegan a sacar se derrumbaría. Motivo por e1 cual los habitantes de allí no han dejado sacar estas columnas a pesar de los intentos que se han hecho por parte de ingenieros y gringos que nos han visitado.

CAJON DEL MUERTO
Se cuenta que en una ocasión enterraron a un señor que era bastante pobre y que no tenia ni siquiera para darle sepultura como un cristiano se lo merece. Todo lo que se necesito para el entierro fue completamente al fiado, cajón, sabanas etc., días después de haberlo sepultado sus vecinos veían a determinada hora un cajón que salía de la casa del difunto y recorría un trayecto de camino haciendo bastante ruido cosa que le ponía de punta los pelos a los que lo veían. Los vecinos y familiares después de varias veces de ver este acontecimiento saldarón todas las cuentas que contrajeron con motivo del entierro; remedio que basto para que desapareciera este fenómeno. Según personas de edad manifiestan que esto sucede por que es imposible que una persona durante toda su existencia en este mundo no haya conseguido ni. para su propio entierro, motivo por el cual Dios se enfadaba y manifestaba su disgusto en esta forma.

LA LAGUNA DEL ORO
Cuentas nuestros abuelos qué hubo personas que se iban de rodillas desde el alto le Frayluis por caminos bastante malos comiéndose un par de alpargatas de fique y que si la persona lograba llegar hasta la laguna podría ver la cantidad de oro que estaba depositado en dicha laguna y por consiguiente podía apoderarse de el saliendo de la pobreza absoluta. Práctica que realizaron muchos ambiciosos pero que ninguno lo ha logrado pues es demasiado el suplicio y la gente prefiere seguir consiguiendo el pan de cada día con el sudor de la frente que con la sangre de sus rodillas y con el par de alpargates.

Texto agregado el 22-07-2018, y leído por 9 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]