TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Ojos de cristal parte 13

[C:588819]

Ojos de cristal parte 13

Me resigné a perder a Julián y decidí seguir con mi vida. Hasta que las cosas se complicaron. Era de noche y Aida se había ido a dormir. Maya estaba en su casa con su familia. La carga de trabajo era demasiada, por la mañana fui al gym y me sentí mal así que decidí irme a trabajar pero todo el día me sentí cansado. Me fui temprano a casa y Aída comió en la casa conmigo. Por la noche me sentí mal, la vista estaba borrosa y dejé de respirar, de lo único que me acuerdo es que estaba en el suelo. Desperté en una habitación del hospital, tenía oxígeno y sonaba una máquina. Maya dormía en un sillón.
-¿qué pasó? – pregunté
-cariño ¿Cómo te sientes? – pregunta Maya
-¿Qué me pasó?
-sufriste un infarto.
Llegaron dos médicos y me examinaron. Decían que me encontraba delicado.
-nos diste un terrible susto – dijo ella
-no entiendo mucho. De lo único que me acuerdo es que dejé de respirar, en la mañana me sentí mal en el gym y me fui a trabajar
-dice el doctor que tendrás que dejar de trabajar por un rato e irte a vivir a la playa. Aida habla todos los días para saber cómo estás
-gracias por quedarte a cuidarme.
-ahora me toca cuidarte. – me respondió y me dio un beso en la frente. – vino a verte Julián no se ha separado de aquí, está preocupado
-pero él tiene un compromiso – le respondí confuso.
-tenía novio, discutió con él porque está aquí al pendiente de ti. – me sorprendió la noticia
-no te creo, no estoy para bromas – le dije y me sonrió la pícara mujer.
-me voy – dijo Maya
-es en donde debes estar – le respondí
-pero se queda alguien a cuidarte
-no necesito a nadie aquí, hay muchos médicos – le dije. Pensé que Susy sería la que se quedaría y me iba a aturdir con sus sermones.
-no seas orgulloso. Pero se queda…
-¿quien? – entró la enfermera y Maya se fue
Hasta las 12 de la noche lo vi entrar a la habitación. Era Julián quien vestía la misma ropa que traía aquel día cuando lo conocí. Sin decir nada solo pasó y se sentó en el sillón y se puso a leer. Poco contacto visual era el que teníamos.
-¿qué pasa? – el pregunté-
-shh no hables. El medico dijo que no te tienes que exaltar, así que descansa.
No dije nada y me quedé tranquilo porque estaba en buenas manos.
Continuara…

Texto agregado el 30-07-2018, y leído por 1 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
27-08-2018 Que bien.Progresamos***** Victoria 6236013
30-07-2018 Estoy enganchada. Sigue subiendo por fis... Kahedi
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]