TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Ojos de cristal parte 14

[C:588983]

Ojos de cristal parte 14

A la semana siguiente me dieron de alta dando recomendaciones que no me gustaron nada.
-hoy serás dado de alta – dijo el doctor
-¿y el otro doctor? – pregunté.
-eso no debe preocuparte. Tenemos que hablar – me regañó el doctor como si fuera un niño chiquito
-me urge regresar a trabajar
-tenemos que hablar de eso. Tu ritmo de vida tiene que cambiar. Hubo un pequeño daño a tu corazón, tienes que cambiar de rutina en el gimnasio. Ya no puedes hacer el mismo esfuerzo. Te alimentas muy bien pero el estrés fue lo que te trajo hasta aquí, así que tienes que quedarte en casa a descansar por lo menos un mes.
Llegamos a mi casa Aída se fue a vivir conmigo, mientras Julián se fue de nuevo.
-estoy aburrido – le dije a Maya
-lo sé pero tienes que quedarte a descansar en casa en tu cama y ya – siempre me regaña
-se fue – le dije en un suspiro
-hablé con él después de que llevó a Aída al médico. Comimos juntos un día y me tomé la libertad de contarle quien soy
-¿y qué pasó? ¿Qué te dijo?
-lo entendió, pero le hablé por la mañana y me dijo que ya tienes muchas personas que te ama, le dije que las puertas de esta casa están abiertas para él. No te angusties.
Las semanas pasaron y su presencia en mi casa era nula, Aida estaba en casa conmigo, y tomé la decisión de que mi empresa firmara el contrato para realizar los complejos turísticos en la playa, dejé como presidente de la empresa en la ciudad al esposo de Maya que ha sido nuestro abogado por muchos años, confío ciegamente en él. Tendré una nueva empresa en la playa y el dueño seré yo.
Un miércoles las cosas iban mejor. El médico me dijo que podía salir a caminar y regresar a mi vida con normalidad. Salí a caminar, tenía miedo se sentir ese dolor de nuevo, me senté en una banca y Julián se acercó y se sentó conmigo.
-hace fresco – dijo y su dulce voz me llegó hasta la sangre.
-tenia años que no escuchaba tu voz tan cerca – le respondí
-fui a tu casa pero tu hija me dijo que habías salido a caminar – me dijo pero no me miraba
-me voy a volver loco en la casa – le respondí – me siento solo
-no estás solo – me dijo y me tomó de la mano
-perdóname – le dije y lo miré
-te extraño – me respondió. Vi sus hermosos ojos.
-siento no haberte dado tu lugar, escondí lo que teníamos
-eso quedó en el pasado
-perdóname – le dije mientras nos abrazábamos, sus labios y los míos se juntaron después de tantos años
Continuara…

Texto agregado el 08-08-2018, y leído por 5 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
27-08-2018 Yupiiiii! Que emoción***** Victoria 6236013
09-08-2018 Yeiii al fin... Espero con ansias el siguiente capítulo. kahedi
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]