TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / Helena

[C:589356]

Helena

Después de una noche agitada, Helena despierta a la mañana, su esposo ya estaba en la ducha y ella tenía que levantar a los chicos, hacerles el desayuno para que se fueran al colegio y recién después se ducharía para ir al trabajo.
Esa mañana salió a la calle como siempre pero se sentía distinta, un auto muy elegante pasó frente a ella, un hombre apuesto iba al volante y sin saber por qué, ella le sonrió.
El hombre paró el auto y casi de inmediato la mujer subió, nada de eso estaba planeado, simplemente ocurrió, se sentía libre y sin saber qué era lo que le estaba ocurriendo, comenzó a hablar con el que resultó ser Javier un empresario que tenía su negocio a pocas cuadras de la casa de Helena y a la cual había visto varias veces al pasar.
Una cosa llevó a la otra y Helena y Javier terminaron en un hotel muy costoso. Hicieron el amor en forma apasionada para más tarde regresar al punto de partida, la casa de Helena donde Javier la dejó para que ella pudiera subir a su auto e ir a trabajar como siempre.
Aquello fue algo mágico, helena ya en su trabajo pensaba:
___¿Qué es lo que hice?!
Se sentía horrorizada por su comportamiento increíble pero feliz, su matrimonio se estaba tambaleando, su esposo tenía un amorío con una paciente, nada decoroso para un médico y ella había pasado a ser la “cornuda” y eso la hacía sentir muy mal.
Al día siguiente otra vez pasó Javier y la tentación fue muy fuerte, volvió a ocurrir exactamente lo mismo, el hotel y todo lo demás.
Se sentía… ni ella misma sabía cuál era su verdadero sentimiento pero sí sabía que Javier la hacía sentirse libre y esa era una sensación muy placentera.
Esa tarde en la oficina ocurrió algo inesperado, Roberto, su marido la llamó para decirle que se tendría que ir de viaje a una junta médica y que no tenía tiempo de ir a la casa más que para levantar un poco de ropa, que la vería en tres días.
Eso fue todo, ella sabía que Carla, la paciente, lo acompañaría pero no dijo nada.
Esa noche al llegar a su casa se sintió muy sola, los chicos estaban en casa de sus abuelos por el fin de semana y ella estaría sola en la casa, pensó en Javier pero no tenía su teléfono y era imposible llamarlo y decidió dormir temprano, a la mañana siguiente vería qué hacer.
Y la noche volvió a ser complicada, no podía dormirse y cuando lo consiguió era casi de mañana.
Entonces ocurrió algo incomprensible, despertó muy tarde pero algo increíble, su esposo estaba junto a ella, en la cama y lo supo, había estado soñando, Javier no existía, la misteriosa paciente tampoco, todo había sido su imaginación, pensaba que estaba volviéndose loca hasta que su esposo la atrajo hacia él y le dijo:
___Hace tiempo que deberíamos haber hecho esto, ¿No te parece? Dejar a los niños con sus abuelos y pasar unos días solos, tú y yo, como antes.
Ese fue el día más feliz de su vida, todo no había sido más que un sueño, un sueño que no quisiera volver a tener, pero que le hizo comprender que tenía una maravillosa familia, un esposo que la amaba y unos hijos hermosos, ¿Qué más podía pedir?

Omenia.

Texto agregado el 28-08-2018, y leído por 0 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
29-08-2018 Eres como el pintor uruguayo que lleva dentro del alma el candomblé y el tambor, la que pinta sin desmayo a su tierra y su color, las vivencias de su mente y el ardor del corazón. Aplaudo tu imaginación efervescente y la experticia en el decir. -ZEPOL
29-08-2018 Lindo cuento. ***** grilo
28-08-2018 Aun en sueños el adulterio es hermoso y lleno de muchas fantasías que lo vuelven repetible!!! Muy buen cuento, me encantò. sigfrido
28-08-2018 —Como asiduo lector de cuentos al leer iba buscando un final y cuando ya lo tenía casi esbozado me sorprendiste... —Bueno... justamente, de eso se tratan los cuentos. vicenterreramarquez
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]