TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Ojos de cristal parte 17

[C:589452]

Ojos de cristal parte 17
Los preparativos de la boda iniciaron, era una boda gay en donde los estigmas de la sociedad no se hicieron esperar, los medios de comunicación me conocían, hablaban de lo que pasaría, los encabezados decían que “el arquitecto de 40 años y su novio de 35 contraerán nupcias en la playa” muchas personas estaban en contra otros estaban a favor pero lo único que realmente importaba es que Julián y yo seriamos muy felices.
Días antes de la boda mi hija Aída llegó a la playa a exhibirse con un mini bikini que solo provocó a algunos hombres. También era una prueba de que mi hija y Julián llevan una buena relación.
-¿qué haces con eso? – le pregunté a Aída
-es un bikini – me respondió la adolecente
-eso no es apropiado para ti – le respondí
-¿quieres que salga con un traje de buzo? – Preguntó Julián – es una joven, merece exhibir ese cuerpo – no le hagas caso
-no le des consejos a esta adolescente descarriada
-al menos eso quiere decir que te ama – dijo Julián a Aída
-yo amo a los dos – respondió Aída. – ustedes son mis papás. Tú me donaste sangre – señalando a Julián – y tú me diste tu corazón – me dijo y nos abrazó a los dos.
El día de la boda fue un día que no olvidaré. Yo usaba un traje en color azul marino y él usaba un traje en color gris, elegimos llevar el mismo color de corbata, azul cielo.
Nos vimos en el vestíbulo del hotel, lo vi y no pude evitar llorar, se veía increíblemente guapo. Nos abrazamos, nos besamos y lloramos.
Nos dirigimos a donde se encontraban los invitados. Eran muchos amigos, de la universidad, amigos del trabajo y de la vida. Maya junto con su esposo fueron testigos míos y Susy son su esposo fueron testigos de Julián.
El juez me pidió que le dedicara unas palabras a Julián que traía preparada para ese momento. Tomé aire, después de un silencio en la playa, los colores eran perfectos el sol se escondía para dar entrada a la noche. Lo tomé de las manos y le dirigí las siguientes palabras
-“no puedo creer que estamos aquí, frente a frente. Solo quiero decirte que te amo. Darle las gracias a nuestra familia y amigos que se encuentran aquí acompañándonos. Recuerdo aquella mañana en la que nos conocimos e hicimos ese viaje que nos cambió la vida y aunque nos separamos por algunos años, nunca dejé de pensar en ti, la persona que cambió mi vida se encuentra precisamente enfrente de mí, eres la persona con la que quiero compartir mi vida, no me importa lo que la gente pueda decir, lo único que puede prometer para ti es amarte y estar contigo en las buenas y en las malas. ”
No puedo explicar las emociones que tenía en ese momento, era increíble lo nos estaba pasando, nuestras vidas se habían unido aquella mañana que lo vi en el parque por primera vez. Después de que el juez dijo las palabras mágicas “esposo y esposo” nos besamos enfrente de todos. Ahora estábamos casados.

Texto agregado el 01-09-2018, y leído por 1 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
24-09-2018 Yeiii Kahedi
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]