TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / La otra vida.

[C:590673]

La otra vida.
Luego del funeral de su padre, Michel regresó junto a su familia a la casa.
Ernesto había sido el mejor de los padres y se había ocupado de él desde la muerte de su madre cuando tenía tan sólo cinco años y jamás lo había dejado solo, no volvió a casarse y luego que Michel se casara siguieron viviendo juntos y la familia se llevaba a las mil maravillas, tanto así que Michel era ingeniero como su padre y trabajaban juntos.
Fue muy triste su partida, no estaba enfermo y aún era joven pero el corazón no da explicaciones y dejó de funcionar sin aviso.
A los pocos días Michel decide guardar por un tiempo las pertenencias de su padre en el sótano hasta que decidieran qué hacer con ellas, si donarlas o dárselas a algún familiar que las necesitara.
Ese sábado al no ir a trabajar se decidió, bajaría todo para hacer lugar en el dormitorio de su padre para que su hijo mayor lo ocupara.
Al bajar al sótano casi no reconoció el lugar, hacía mucho tiempo, años pensaba, que no entraba allí. Descubrió cosas suyas de cuando era un muchacho que jamás imaginó que estuvieran guardadas, su pelota de fútbol, sus patines, un baúl con todos sus cuadernos de épocas del colegio, etc… pero lo que más llamó su atención fue una caja fuerte incrustada en la pared de cuya existencia no tenía ni la más remota idea, llamó a Dora, su esposa, la cual le dijo que jamás la había visto pero que ella tampoco bajaba mucho al sótano y como estaba tapada con algunos muebles viejos, no estaba muy visible.
Michel quiso abrirla para ver su contenido pero se encontró con que tenía una clave de seguridad y por más que lo intentó fue imposible abrirla.
Dejó de momento todo lo que llevaba en un rincón y volvió a subir olvidándose de momento de la caja fuerte.
Pasaron los días y una tarde llegó un abogado a su oficina diciéndole lo siguiente:
___Sr. Michel Vargas, mi nombre es Salomón Altman y soy o mejor dicho era el abogado particular de su padre, el Sr. Ernesto Vargas y tengo una carta para usted, no vine antes a pedido de su padre quien me dejó una carta estipulando que dejase pasar dos semanas antes de entregársela.
___Mucho gusto Sr Altman, no tenía idea de que mi padre tuviera un abogado que no fuera el de la oficina.
___Trabajo para su padre desde hace muchos años, conocí a su madre y hasta fui al casamiento de ambos.
___Muy bien doctor Altman me agradaría leer la carta de mi padre.
Ya en su poder Michel abrió la carta pero en ella sólo encontró un número al que por más que lo miró no supo de qué era, al principio pensó que sería un número telefónico pero luego lo descartó, no conocía esa faceta misteriosa de su padre pero decidió consultarlo con su esposa, agradeció al abogado quien le dio una tarjeta diciéndole que si lo necesitaba no dudara en llamarlo, sus gastos estaban pagados desde antes por el propio Ernesto Vargas.
Cuando llegó a su casa le contó a Dora lo acontecido ese día y entre los dos volvieron a mirar el número notando ahora que no sólo números tenía la carta, al principio no habían distinguido las letras que parecían camufladas con los números.
Dora fue la primera en darse cuenta de que dicho número podía pertenecer a la caja fuerte que ellos no pudieron abrir y al instante bajaron al sótano.
La caja estaba un poco oxidada por los años que quizá llevaba cerrada y debido a la humedad del lugar pero con un poco de aceite de máquina lograron abrirla, las letras y los números coincidían perfectamente.
Abierta la caja descubrieron un paquete bastante grande pero también una carta escrita muchos años antes la cual decía lo siguiente:
___Mi querido Michel, si estás leyendo esta carta es porque he muerto y mi abogado te entregó el número de la combinación de la caja fuerte.
Tendría tantas cosas que contarte pero no sé por dónde empezar, sabes que te he querido mucho y he tratado de ser el mejor de los padres, gracias a Dios siempre nos llevamos muy bien por eso me duele mucho tener que contarte una historia pero que estoy seguro nada hará cambiar tus sentimientos hacia mí.
Cuando era un muchacho tenía un amigo, era mi mejor amigo, él estaba enamorado de tu madre y ella de él, era una persona excelente, además era muy rico, sus padres habían muerto en un accidente y él heredó todo lo de ellos, no tenía hermanos ni más familia que él mismo, eran extranjeros aunque él había nacido en nuestro país.
Y sucedió lo que comúnmente sucede a dos enamorados, tu madre quedó embarazada y no sabía cómo decírselo a sus padres, tu abuelo era un libanés criado a la antigua y jamás permitiría que ella se casara con un muchacho judío y él lo era, al ser su mejor amigo Jaime que así se llamaba, vino a mí a pedirme que me casara con tu madre, él sabía que yo siempre había estado enamorado de ella, me dijo que estaba enfermo y que no sabía si viviría lo suficiente pero que necesitaba saber que ella y su futuro hijo estuvieran a salvo, que nadie la acusaría de tener un hijo siendo soltera. Ese mismo día hablé con tu madre y le conté lo que Jaime me había dicho, muy a su pesar ella me dijo que tenía razón, que su padre la mataría si se enteraba de que iba a tener un hijo y en común acuerdo me casé con tu madre, tu padre murió a los pocos días de una enfermedad que por aquella época no tenía cura.
A pesar de que al principio tu madre y yo éramos sólo amigos aunque viviéramos como un matrimonio, de a poco fui logrando que ella se enamorara de mí y cuando tú naciste te anoté como mi verdadero hijo, te cuidé y te crié como tal y para mí eso es lo que eres, mi hijo y podría no haberte dicho nada pero ahora eres un hombre y tienes todo el derecho de saber tu verdadera historia. Decidí que esta sería la manera de decírtelo pero debía esperar a morir para que lo supieras, quizá soy un poco cobarde y tenía miedo a tu reacción aunque de la manera que fuiste educado pienso que no tendría que temer. Tu verdadero padre como ya te dije era un hombre de mucho dinero y antes de morir dejó todo en manos del abogado que te entregó la carta, Jaime Altman, en la caja fuerte vas a encontrar que todas las propiedades están a tu nombre, él se encargó de que mes a mes se pagaran impuestos y demás gastos ya que esas propiedades están, algunas alquiladas y otras cerradas pero su mantenimiento era diario, el abogado es tu apoderado por orden de tu padre y jamás dejó de cumplir con su deber en todos estos años. Además están las joyas de la familia, todo lo encontrarás en la caja fuerte que mantuve oculta por tantos años. El abogado se encargó de todo ya que tu padre nunca supo si eras hombre o mujer.
Eres una persona sumamente rica, lo único que no debes hacer es no contarle a tu abuelo si es que cuando yo haya muerto sigue con vida, tendrás que seguir siendo Michel Vargas y espero que lleves con orgullo mi apellido ahora que sabes que no soy tu verdadero padre. Sabes que te quiero más que a mi vida y que quise mucho a tu madre y ella a mí por eso pudimos criarte y fuimos una verdadera familia. Espero que los valores que te inculqué te permitan perdonarme por no haberte dicho antes tu historia. Te quiere tu padre:
Ernesto Vargas.
Michel aún con la carta en sus manos no podía creer lo que estaba leyendo, Dora temblaba y secaba sus lágrimas en el delantal, ninguno se animaba a hablar, la carta lo había dicho todo.
Ese domingo, la familia entera fue al cementerio, Michel llevaba un ramo de flores y una carta que depositó sobre el cajón mortuorio de su padre, nadie supo el contenido de aquella carta pero sabía que él la leería donde estuviera y si no era así, quedaría en ella todo el amor que sentía por él y que más que nunca llevaría su apellido con orgullo.
Omenia 15/10/2018



Texto agregado el 16-10-2018, y leído por 0 visitantes. (13 votos)


Lectores Opinan
16-10-2018 Estupenda historia, muy conmovedora ***** grilo
16-10-2018 Maravillosa historia, de esas que no se cansa uno de leer. Felicidades Bosquimano
16-10-2018 Hermosa historia del valor de un hombre. Un abrazo, sheisan
16-10-2018 No sólo lloró Dora, creo que todos los que leamos este bello texto, terminaremos llorando. Conmovedor, humano y cuánto sentimiento expuesto. Excelente, Ome tan querida. Full abrazo. SOFIAMA
16-10-2018 —Un relato casi increible, pero posible que se deriva de la intolerancia religiosa y que el destino la tranforma en una verdadera historia de amor y consecuencia humana. vicenterreramarquez
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]