TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / Zaide.

[C:590740]

Zaide.

Luego de enviudar, Zaide, una mujer aún joven, pensó que tenía dos opciones, una era quedarse en su casa a llorar su cruel destino y la otra era ponerse a trabajar, algo que nunca tuvo necesidad de hacer.
Y le pareció más adecuada la segunda opción, tenía muchas amigas y nunca estaba sola pero pensó que si tenía ocupada su mente en algo que a la vez le diera buenas entradas de caja sería ideal.
Ese día se levantó y como siempre luego de asearse, vestirse fue a preparar su desayuno no sin antes ver su correspondencia y se llevó una sorpresa al ver algunas cartas en el buzón de entrada, luego de examinarlas y constatar que aparte de algunos folletos de jardinería y cuentas, había una carta cuyo sobre era amarillo y tenía un delicioso perfume.
Volvió a entrar a la casa, se sentó en su sillón preferido y comenzó a leer aquella carta que le llamaba tanto la atención.
La carta decía lo siguiente:
___Mi querida amiga, no sabes cuánto lamento el fallecimiento de tu esposo, hubiera querido estar contigo pero con tan poco tiempo me fue imposible, como sabes ahora vivo en Inglaterra y también como tú, estoy sola. Me atrevo a escribirte para que vengas a pasar unos días conmigo, quizá aún tengas ese don maravilloso que Dios te dio para saber de antemano si algo está bien o si alguna persona no es lo que dice ser, en fin que demás de verte y de que pasemos juntas un tiempo, TE NECESITO.
Te dejo mi dirección al final de esta carta y un boleto de avión para que vengas lo antes posible, te quiere como siempre tu amiga Eliza.
Zaide guardó la carta y se fijó que el boleto de avión era para el día siguiente, preparó todo, pagó las cuentas, ese día salió a comprarse algunas cosas y como no tenía ni hijos ni perros ni gatos, preparó sus valijas y luego de dejar las llaves con su abogado particular y de muchos años, al día siguiente se encontraba a bordo de un enorme avión que la llevaría directo a Inglaterra.
Al llegar, luego de varias horas de vuelo, lo primero que ve Zaide era a su amiga.
___Mi querida Zaide, sabía que vendrías por eso vine a esperarte, ¿qué tal el vuelo?
___Excelente y tú ¿cómo estás mi querida amiga Eliza?
___Vamos a hacer los trámites con las valijas y en casa te cuento.
Luego de media hora de viaje en el auto de Eliza llegaron a una casa hermosa en medio de caballos, perros y demás animales de granja.
La casa era una verdadera estancia, grande de muchas habitaciones donde vivían las empleadas de la casa porque al estar alejada del centro era más fácil que se quedaran durante la semana y se marcharan los sábados para volver dos domingos a la noche.
Los hombres no se quedaban, venían a trabajar a las seis de la mañana y volvían a sus casas a las diecinueve horas, luego de cuidar de los animales, sobre todo de los caballos que eran muy costosos por ser caballos de carrera.
Eliza se ocupaba personalmente de todo, aunque delegara mucho su trabajo en su capataz hombre algo mayor pero que había sido el hombre de confianza de su esposo.
Ya en la casa y acomodada la huésped en una hermosa habitación con cama de dos plazas, bellísimas cortinas de brocado y alfombras persas, las amigas pasaron al living, allí todo era de lo mejor, sillones enormes de cuero, un televisor de sesenta pulgadas y un barcito repleto de bebidas de todo tipo.
Ahora sí las amigas podrían hablar de su cometido y la primera que lo hizo fue Zaide.
___Me extrañó sobremanera tu carta, por lo que me dices en ella, ¿Qué es eso de que me necesitas?
___Te pondré al día con los acontecimientos de mi vida, como bien sabes Roberto falleció hace un año y como no tenemos hijos, los negocios, las casa y todo los bienes que eran gananciales, pasó a mi poder, nunca me faltó nada y trabajé muy duro para tener lo que ahora tengo pero hace unos días recibí una carta de alguien que no me lo esperaba debido a que no sé quién es pero que me dice que es hija de Roberto y que a ella le corresponde parte de la herencia. Como verás lo primero que hice fue hablar con mi abogado el cual me dijo que tendría que hacer varios trámites para saber si en realidad era hija de mi difunto marido. Te llamé porque recuerdo nuestra juventud, ¿Te acuerdas que siempre sabías algo oculto de alguien? Espero que ese don no lo hayas perdido ahora si lo necesito, no sé qué voy a hacer.
___Vaya, vaya qué problema tienes, pero ¿sabes? De entrada te digo que esa “hija” no es tal, conocí a Roberto desde que éramos unos chiquilines además los padres de él y los míos eran muy amigos y te digo que tu marido jamás te engañó, así era él estuvo enamorado de ti toda la vida y eso lo sabes.
___Si Zaide lo sé fuimos la pareja ideal todo mis caprichos me los dio siempre sin siquiera protestar, ¿Te acuerdas cuando quise ir a Japón? A la semana había comprado los pasajes jajajaja y siempre fuimos muy unidos, por eso te llamé, sabes que no pudimos tener hijos pero nunca nos hicimos análisis para saber cuál de los dos era el que no podía y como estábamos tan bien juntos ni nos preocupó.
___No te preocupes amiga, lo resolveremos.
Luego de unos días alguien toca el timbre de la puerta y una mujer alta y muy elegante es recibida por una de las empleadas que la hace pasar al salón principal de la casa.
La dueña de la casa se aproxima a la muchacha y le pregunta:
___¿Puedo saber su nombre y a que debo el honor de su visita?
___Mi nombre es Estela Marquesano y soy la hija de su difunto esposo.
___Mucho gusto señorita, le presento a mi amiga Zaide.
___Encantada señora.
___Supongo que trajo pruebas de ser quién dice ser ¿Verdad?
___Bueno en realidad aún no pero pronto las tendrá, le voy a mandar a mi abogado con ellas, si le parece bien,
___Lo que no entiendo es el motivo de su visita si aún no tiene dichas pruebas.
___Bueno… en realidad quería conocerla a usted primero. No llegué a conocer a mi padre pero mi madre lo quería mucho y siempre me decía que algún día lo conocería pero ella murió y no tuve noticias de él hasta hace muy poco tiempo por eso le escribí a usted.
En ese momento Zaide le dice a la joven:
___Me agradaría que volviera usted, si Eliza lo permite, la semana que viene ¿le parece bien?
Si si dijo Eliza me parece perfecto.
Y así quedó concertada la cita para la semana entrante.
___Eliza, me gustaría conocer a tu abogado, ¿será posible que venga a visitarnos hoy?
___Ya lo creo, voy a llamarlo.
Al rato aparece Eliza diciendo que a la tarde vendría el abogado.
Esa misma tarde u hombre alto y de buen porte se presenta ante Zaide diciéndole lo siguiente:
___Mucho gusto de conocerla señora, se que es muy buena amiga de Eliza y me alegro que haya venido a pasar unos días con ella, yo le digo que está muy sola y que debería viajar un poco para no estar viviendo de recuerdos que nada bien le hacen.
___Tiene usted razón, ya me encargaré de que juntas nos vayamos de viaje por ahí. Peo ahora me agradaría saber si ya están prontos los exámenes de ADN que me imagino usted los pidió para corroborar si esa mujer es o no la hija de Roberto.
___Verá, muy a mi pesar le diré que comparamos el ADN con las muestras sacadas del cuerpo del difunto Roberto con las de esa muchacha y en un noventa y nueve por ciento es seguro de que era su hija.
___Muy bien señor, le tengo que pedir que vuelva el martes que viene con todos los exámenes y sabremos a qué atenernos.
___No entiendo nada de lo que estás haciendo Zaide, me dijiste que ella no era hija de Roberto y ahora las pruebas dicen lo contrario…
___No te preocupes por nada y déjamelo a mi yo me encargo de todo.
Esa misma tarde Zaide le pide el auto a Eliza diciéndole que vuelve pronto y se dirige a una estación de policía, allí pidió para hablar con el superior y el agente viendo a una señora con todas las letras, tan elegante e instruida la hizo pasar a la oficina del superior.
Luego de un cuarto de hora en dicha sala, Zaide se despide del hombre que muy amablemente la había escuchado.
Durante los siguientes días Zaide fue a muchos lugares mientras Eliza que no se encontraba muy bien debido a los últimos acontecimientos decidió quedarse en la casa.
Al fin llegó el martes y como era de esperar, la supuesta hija de Roberto apareció puntual a la hora marcada anteriormente y a los pocos minutos el abogado.
Zaide los presentó, diciéndoles:
___Creo que ustedes no se conocen ¿Verdad?
___Muy cierto, jamás vi a esta señorita.
___Ni yo tampoco dijo la mujer.
Y cuando estaban todos sentados y con los supuestos papeles alguien hace sonar el timbre.
___No te preocupes Eliza, yo abro.
Dos hombres vestidos de particular entraron, uno el comisario que la había atendido días atrás y el otro su ayudante.
___Les presento al comisario Javier Morales y a su ayudante.
___No entiendo qué es lo que pasa dijo el abogado.
Pero sin que tuviera tiempo a nada el comisario le puso un par de esposas a él y a la supuesta hija de Roberto quien gritaba y maldecía.
___Te lo dije papá, jamás nos creerían!!!
___Cállate la boca, no digas nada, tengo los análisis que así lo prueban, eres hija de Roberto…
___Mi querido amigo queda usted detenido junto a su hija por usurpación de identidad, sabemos que esta mujer es su hija y gracias a la señora Zaide lo comprobamos, los análisis fueron comprados, además supimos que el señor Roberto no podía tener hijos por eso trajimos todos los comprobantes y con ellos iremos a la corte. Les corresponde algunos años en prisión y no lo entiendo, usted fue abogado por muchos años del señor Roberto ¿Cómo es que cayó tan bajo?
Al no recibir respuesta el comisario y su ayudante se retiraron con los delincuentes prometiendo volver a aclarar algunos detalles cuanto antes.
Luego de todo esto que dejó a Eliza de boca abierta pues no tenía ni la más remota idea de lo que tramaba su amiga, las dos mujeres al fin pudieron sentarse a charlar a gusto.
Eliza le preguntó a su amiga cómo se había dado cuenta de que aquella mujer y su abogado eran padre e hija a lo que Zaide le contestó.
___Cuando vi a la mujer no tenía idea de que eso pudiera ser así pero cuando me presentaste al abogado lo supe, si te fijas bien tienen los mismos ojos, pero además tienen algo que casi nadie mira bien, las orejas, ellos las tenían idénticas, en punta hacia arriba no muy comunes, además de la estatura y de algunos gestos al hablar, todo eso me dio una idea, se la comuniqué al comisario y nos pusimos de acuerdo, conseguimos con las huellas digitales de los dos para saber quiénes eran después todo fue fácil, el abogado le pagó a un empleado del laboratorio y consiguió los análisis falsificados, lo demás ya lo sabes.
___Qué razón tuve al llamarte sigues siendo la misma que antes, tu instinto de observación es fabuloso y ahora que todo está solucionado vamos a divertirnos, tengo planes para las dos, dime que no tienes que volver en mucho tiempo a tu lejano Uruguay.
___Claro que no, dejé en manos de mi abogado todo por varios meses y como no es igual al tuyo jajajaja no me preocupo.
Y entre risa y mucha alegría las amigas planificaban un largo viaje que las mantendría unidas y se pondrían al día de tantos años de no verse.

Omenia 18/10/2018


Texto agregado el 18-10-2018, y leído por 0 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
18-10-2018 Un cuento perfecto que bien podría ser un hecho real. Me gustó como llevaste la trama y el final. Besitos. Magda gmmagdalena
18-10-2018 Tus letras tienen esa magia de una pluma amistosa y una creatividad exquisita que consigue hacer calzar todo . Mi admiración por tu arte. Un abrazo dulce, Ome querida. Gsap
18-10-2018 Entretenido relato que gracias a la astucia y capacidad de Zaide concluye en un final feliz. Un abrazo, sheisan
18-10-2018 —Como siempre, hoy nos brindas otro buen cuento en el que acompañamos a Zaide a desenredar la intriga y desenmascarar al abogado de Eliza. —De todas formas es de esperar que Zaide no se confíe mucho en su propio abogado. vicenterreramarquez
18-10-2018 Que buen cuento. Muchas veces las amigas,son como estás que hacen cualquier cosa por ayudarse. La gente cuando vislumbra dinero de por medio,recurre a la mentira. Muchas veces se conoce la verdad y es imposible el engaño como en este caso. Me encantó***** Besos Ome. Victoria 6236013
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]