TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Hipsipila / Ana

[C:590829]

Ana Mari , de pequeña, siempre estaba castigada, recuerdo. ¿ Razón? Su falta de aplicación e interés por los estudios, quizá porque le costaba aprender.
Sus padres la mandaron al mejor y más caro colegio de la ciudad vecina para enderezar su trayectoria pero fue en vano.
Me veo con el grupo de amigas a la puerta de su casa llamándola a voces para salir. Por aquel entonces las casas de pueblo no tenían timbre ni existían los móviles:
- No puedo. Estoy castigada estudiando.
Y ese estudio de Ana de las tardes de Navidades, Semana Santa y verano era inútil.
Más tarde los padres, abrumados por el sonoro fracaso de Ana, repetidora incansable de cursos, consintieron que hiciera un primer grado de auxiliar de clínica, merced al cual se ha ganado la vida con dignidad en los hospitales.
Su historia amorosa en los albores de la adolescencia no fue más afortunada.
Se enamoró de un chico muy humilde del pueblo vecino. Su madre, bastante clasista, no paró hasta abortar la relación.
- Ana, que está ahí tu madre- la alertábamos interrumpiendo el morreo . Y es que la mamá la vigilaba asomándose por las ventanas de la discoteca
Y esa primeriza relación sentimental fue la imagen repetida de otras, de forma que Ana se quedó soltera.
Asistió a la boda de todas las amigas y se entregó con celo al cuidado de sus padres y sobrinos, tal una tía Tula contemporánea.
Pero a su modo , moldeada en el fracaso, fue feliz instalada en una vida sencilla.
Esta semana me notificó que le han descubierto un tumor cerebral y yo, que no soy muy creyente,abatida por la triste nueva, rezo para que se cure.
Miro atrás y aún la veo, con carita de niña, asomada a la ventana, participándonos de que no podía bajar a jugar porque estaba castigada.
La veo y me asaltan la ternura, la tristeza y la nostalgia.

Texto agregado el 21-10-2018, y leído por 32 visitantes. (13 votos)


Lectores Opinan
25-10-2018 Al margen de tu historia, que golpea y lacera los sentimientos, me maravilla –siempre me pasa- constatar tu extraordinario dominio del idioma y tu sorprendente habilidad para redactar en la forma que lo haces. Cuando yo sea grande me gustaría escribir así. -ZEPOL
21-10-2018 Qué tristeza trasmite tu historia!! glori
21-10-2018 Qué tristeza, mujer. A veces el entorno hace fracasar, otras, las más numerosas, es ella misma. MujerDiosa
21-10-2018 No todos nacemos con dones y/o capacidades deseadas por los padres, pero no por eso merecemos castigos, privaciones y limitaciones a la vida, porque si bien es cierto carecemos de ciertas virtudes, tenemos otras quizás mejores que las esperadas. vicenterreramarquez
21-10-2018 Una historia exquisitamente pausada. Pero que nos sugiere preguntas puntuales. Te felicito. peco
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]