TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / Todo puede pasar.

[C:591085]

Todo puede pasar.

La vida no siempre nos da todo lo que pedimos muy por el contrario a veces recibimos algo que no era lo que queríamos pero igual tuvimos que conformarnos.
Así iba pensando Paula mientras manejaba su flamante Peugeot por el cual tantas veces había pedido en silencio a Dios pero mirándolo bien en realidad ahora no estaba muy segura de si ese era el auto que quería, viendo pasar un hermoso Audi se imaginaba paseando en el auto que había visto, rojo, grande muy espacioso y con un diseño espectacular y se decía a sí misma por qué no lo había pensado antes aunque ella muy bien lo sabía, el precio era el problema, ella jamás podría comprarse un auto semejante, su presupuesto a pesar de ser una doctora y cobrar bastante bien jamás le alcanzaría y mientras pensaba en bobadas e imposibles sucedió, al doblar una esquina no vio el cartel de PARE y sucedió lo que tanto temía, un joven cruzaba la calle y no la vio venir, el choque fue tremendo, el auto se llevó por delante al hombre y el flamante Peugeot quedó incrustado a una palmera que de casualidad resistió el impacto sin caer.
Ambulancias, bomberos y policías acudieron de inmediato al lugar del siniestro esperando poder salvar a la mujer y al hombre pero todo fue inútil, los dos fallecieron al instante.
Paula sentía su cuerpo tan liviano y pensaba que ella podría salir del auto sin ayuda de nadie y así fue, algo salió del auto y era Paula pero no la Paula que todos conocían, su cuerpo seguía dentro del auto pero su alma o como quieran llamarle esa sí salió y flotaba cuando se dio cuenta de que no estaba sola, al principio no entendía nada pero a medida que fueron pasando los minutos se fue dando cuenta de lo que ocurría, había muerto, se podía ver aún dentro del auto y rodeada de personas que trataban de sacarla sin lograrlo pero también vio algo que no hubiera querido ver, al hombre que por su imprudencia había matado y eso fue terrible.
El hombre se acercó a ella y le habló, mentalmente por supuesto, estaba tan muerto como ella.
___¿Se da cuenta de lo que ha hecho? Decía Washington el hombre muerto.
___Lo lamento mucho jamás quise que esto pasara pero por si no se da cuenta también yo he muerto y hoy tenía una cita muy importante y ahora ya no podré ir.
___También yo tenía que encontrarme con alguien y era muy importante, ahora jamás voy a conseguir ese empleo.
___Discúlpeme por no haberme presentado, soy Paula Borges, médica y trabajo o mejor dicho trabajaba en la clínica que está a dos cuadras de aquí.
___Encantado, soy Washington Vargas y casualmente a esa clínica me dirigía, también soy médico, trabajaba en el interior pero pensé que en la capital tendría más posibilidades y espere un momento, con usted tenía que hablar es la jefa ¿verdad?
___Y yo tenía que encontrarme con alguien pero no recuerdo el nombre, ahora me doy cuenta de que era a usted a quién tenía que ver, lo lamento, no quería que fuera así…
___Contra el destino no se puede ir, quizá el encuentro entre usted y yo era este y no otro, no lo sé.
___Ahora ¿qué hacemos, hacia dónde vamos?
___No lo sé, siempre oí decir que una luz blanca nos guiaría pero la verdad es que no veo nada y ya quisiera alejarme de este lugar, es deprimente vernos en el estado que quedamos.
___Si, es cierto, nunca había tenido un accidente pero venía pensando en algo que me hubiera gustado tener y que era un imposible.
___Y ¿qué era ese imposible?
___Un auto nuevo dijo Paula.
___Pero, su auto es nuevito, no lo entiendo.
___Era una idiotez nada más, hace muy poco tiempo compré este auto pero al ver un Audi me puse a pensar que ese era el auto que quería y … usted ya sabe lo que pasó.
___Bueno, a decir verdad no toda la culpa fue suya, yo también iba absorto en mis pensamientos y creo que no me di cuenta de la luz amarilla y crucé sin esperar a que cambiara, quería llegar antes que nadie, tenía mucho miedo de no conseguir el puesto y cruce sin mirar.
___Parece que tendremos una entrevista aunque no sea como lo pensábamos pero me preocupa saber qué va a ser de nosotros, hacia dónde iremos…
___No creo que valga la pena preocuparnos, iremos poco a poco no creo que nos vayamos a perder jajaja
___Muy cierto, ¿te diste cuenta de que son más del medio día? Pero ¿sabes? No siento nada de hambre jajaja
Y mientras el caos reinaba en la esquina en otro lugar muy lejano dos almas que estaban predestinadas a conocerse a pesar de todo, lo hicieron y quizá luego de un tiempo el ciclo de la vida volviera a girar para ellos y volvieran a nacer y aunque eso es incierto para mí, todo puede pasar.
Omenia 30/10/2018


Texto agregado el 30-10-2018, y leído por 0 visitantes. (17 votos)


Lectores Opinan
31-10-2018 Bien, muy cierto, tú lo has dicho y escrito, todo puede pasar. vicenterreramarquez
30-10-2018 Muy bueno Omelia!!! juancarlosII
30-10-2018 Muy bueno Ome!, Pero cuando se maneja hay que ir atento a eso, aunque a todos nos pasa, en este caso las consecuencias dejaron dos almas camino a un lugar dónde no hay ni autos ni trabajo (eso creo) y me reí también, pero con el comentario de Grilo, siempre tan ocurrente. Besitos. Magda gmmagdalena
30-10-2018 encantadora historia, de un choque lograste que dos almas retocen juntas.***** sensaciones
30-10-2018 Quizás se casen y tengan fantasmitas. Jah!! ***** grilo
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]