TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Buenos y malos

[C:592148]

En una cultura decadente que hace personas salvajes sin rastro de educación para maltratar al policía, mostrando un respeto que prevalece por el miedo al negativo círculo contaminante.
La familia de la policía recibe crítica severa destructiva que generalizan desdeñado a los buenos policías que son más que lo mediocres malos y corruptos policías.
Los buenos policías entre andadas de improperios, insultos racistas, agresiones trabajan con palabra y educación solicitando la colaboración de la persona conflictiva, uniéndose otros a la actitud negativa se hacen salvajes en un ataque vergonzoso que refleja la educación negativa del hogar.
En un desvanecimiento del concepto del respeto se ha moldeado en la mentalidad que con la violencia se hacen respetar; entre tantos egos se pierde el valor íntegro de crecer como persona para descargar en la mala actitud que cede de terreno fértil a las acciones en conductas delincuenciales.
La cultura actual es un conjunto de todas las formas de expresiones limitadas de una sociedad determinada por lo negativo y sombrío, con costumbres y prácticas por una cultura agresiva, sin tolerancia bajo normas de comportamiento de un sistema obsoleto de creencias. La falta de actitud de las personas demostrando su negativo pensar afecta la motivación de todos alrededor.
Nada está perdido y compartiendo observaciones se puede creer en el construir y no en destruir moldeando a partir de un modelo de liderazgo positivo de las relaciones entre compañeros y el conjunto de valores, nuevas conductas apropiadas y normas básicas donde se recibe retroalimentación para mejorar el desempeño alcanzando grandes objetivos aprovechando la oportunidad de mejorar, trabajando unidos para corregir errores y consolidar los aciertos en una cultura organizacional amable, productiva y colaborativa, en reciprocidad y respeto con nuestros valerosos efectivos.
Los policías merecen nuestra admiración, grandes profesionales que arriesgan su vida al abatirse por otros que ni conocen. Con el reconocimiento que merecen ya que son parte del pueblo.
Los que tienen dinero cree que les da derecho de pasar por encima de la autoridad. La legislación que debe proteger los defensores de la ley deben cambiar las leyes que benefician a los agresores de los policías ya que generará un genial compromiso para optimizar el desempeño en la lucha contra la delincuencia.
Es otro cuento mágico para la exhortación a la efectiva moralización a la familia de la policía que se lleva en el corazón.
Avergonzado de la narco cultura de éste pobre país ¡me siento orgulloso del trabajo del policía!

j.c.n-13-12-2018

Texto agregado el 13-12-2018, y leído por 14 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]