TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / vejete_rockero-48 / Crónicas de Glorietta "La tragedia de Marcoll el poeta"

[C:592265]





Annathé unas de las más bellas doncellas del pueblo de Glorietta, e hija única del general Himán, ingresó al templo del dios Vejeth cuando los primeros albores del amanecer asomaban desde las montañas susurrantes. Irradiando felicidad la primogénita del militar oraba por obtener la bendición de la pitonisa Puchunga de Lobos para aquella petición de matrimonio que días antes hiciese su eterno pretendiente Marcoll el poeta. Fue bajo la sombra de las columnas de la diosa Mabeliad donde él manifestara el deseo de hacerla su esposa; Annathe sonriente había pedido como ofrenda de amor, un simple ramo de dulcénias; fragantes flores de hojas lustrosas y bellos colores que crecían abundantes en las riveras del valle de Petriaz.
Decidido a cumplir los deseos de su amada, el pretendiente viajó hasta el remoto monasterio de Yapré a orillas del lago de las ilusiones, allí se hallaba el monasterio del santo sepulcro de rey Nefher; Marcoll necesitaba consultar los monjes acerca del lugar de germinación de estás delicadas flores en estación invernal.
_Lamentablemente las dulcénias son de primavera, y en este gélido invierno es casi imposible encontrarlas; pero a pesar de ello hay un lugar donde brotan todo el año; y es al interior del bosque oscuro. La foresta es un lugar funesto, habitado por extrañas y traicioneras criaturas; pero como citara siglos antes Maurit el juglar de la batalla de Kothem "No hay nada que pueda desanimar el candor de un verdadero corazón enamorado" Uno debe ir donde sus palpitaciones lo lleven_ Dijeron los frailes a Marcoll.
Fue a fines del mes de Arath, cuando comenzaban los festejos de la batalla naval de Evóspoli; cuando Marcoll el poeta, portando solo un pequeño morral con un puñado de pertenencias, abandonó el poblado de Glorietta en busca de las dulcénias.
Después de sortear incontables peligros (aventuras narradas en las celebraciones del solsticio de Cotraya), logró llegar hasta el corazón del temido bosque oscuro. Entre las antiquísimas grietas de los macizos más fuertes y ocultos nacían una cantidad infinita de delicadas flores.
¿Que esss lo que buscasss forassstero?_ Preguntó el protector Sattanahel mientras lentamente bajaba desde las copas de los arboles. Sigiloso se aferraba de las más altas ramas ayudado solo por sus cuatro fuertes extremidades; estos cuatro brazos nacían de un fornido y cilíndrico torso desnudo. Su cabeza carecía de cabello, y poseía unos profundos ojos de color carmesíes; la piel era gruesa y escamosa con apariencia de reptil; era imposible saber si el guardián del bosque poseía piernas, debido a que colgaba del frondoso follaje que cubría el resto de su cuerpo.
_ Buen día, o buenas noches tenga usted protector de la belleza del bosque oscuro_ Respondió Marcoll_ En este sitio es muy difícil saber con certeza si es el sol, o son las estrellas quienes gobiernan la tierra_ Dijo haciendo una reverencia de cortesía.
_ Quienesss habitamosss el bosssque ossscuro nosss gusssta lasss penumbrasss_ Sattanahel constantemente humedecía sus agrietados labios con una repugnante lengua bípeda_ Veo que te interesan las dulcéniasss; si deseasss llevarte algunasss, tendrásss que pagar sssu precio_ Dijo tomando una de ellas; y llevándosela cerca de dos orificios que parecían su nariz, disfrutó de su aroma.
_ Soy solo un poeta enamorado, y no poseo fortuna más que palabras _ Marcoll presentía una triquiñuela_ Quizás tú podrías encontrar algo con el cual yo pueda pagar el precio de las flores.
_ Tengo entendido que losss poetasss adquieren el don de la passsión al ver lo impredecccible del caosss de sssu propia experiencia_ Sattanahel acercóse al escritor fulminándolo con la mirada_ Sssi deseasss lasss dulcéniasss tendrásss que dejarme losss recuerdosss de tu amada_ Dijo fingiendo docilidad_ ¿Tanto losss necesitasss como para concederme esta peticcción?_ La criatura endulzó sus palabras ofreciéndole un ramillete_ Te lasss cambió por el recuerdo de tu amada.
Marcoll recordó que siempre llevaba consigo un viejo poema que escribiera cuando conoció a Annathé; lo conservaba para no olvidar la promesa de siempre retornar a su lado_ Es un precio justo. Y tengo el recuerdo de mi amada aquí conmigo, si lo quieres es tuyo_ Respondió sonriendo y ofreciendole dicho poema.
_ ¡Quédatelo que lo necesitarásss másss pronto de lo que piensasss! Puedesss sssustraer las dulcéniasss que deseesss _ Concluyó Sattanahel regresando por donde había llegado. En un instante desapareció sin dejar rastros.
Había una simple razón por qué aquellas dulcénias crecían todo el año en el bosque oscuro; ellas habían olvidado completamente descansar durante el invierno. Entre sus pétalos habitaba el gusano del olvido. Estas horribles alimañas son poseedoras de una poderosa toxina que paradójicamente no era nociva para ningún ser vivo siempre y cuando se mantuviese adentro de los límites del bosque oscuro. Pero el veneno era espantosamente ponzoñoso afuera de las fronteras del bosque. El completo olvido era inevitable para quienes traspasaban las marcas de arboles negros.
Y he aquí en el sendero de salida del bosque oscuro, en donde Marcoll el poeta; Marcoll quién pidiese la mano en matrimonio de Annathé de Glorietta, perdió completamente la memoria.
Cuenta la leyenda que Isabella la pugilista del templo Hospiciano, fue una de las últimas personas en verlo. Lo divisó internándose en el desierto de la perturbación, durante la primera luna del mes de Catral. Lucía cansado, andrajoso, y con la mirada perdida. Aun conservaba en sus manos un roído papel donde alguien había escrito una oda de eterno amor, y junto al poema llevaba un ramillete de fragantes y bellas dulcénias.




Texto agregado el 19-12-2018, y leído por 25 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
29-12-2018 Ah, está genial! MujerDiosa
21-12-2018 ***** Excelente texto, un abrazo desde Colombia nelsonmore
21-12-2018 Buen trabajo, me encantó pasar a leer esta interesante historia y disfrutar de tus buenas letras. Mayte2
20-12-2018 Éstas mujeres!! Clorinda
20-12-2018 Interesantísima historia. Me gustó mucho. Gracias por compartirla. kahedi
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]