TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / carlosivankelso / EL ZORRO QUESÓN, LA Z LO MARCARÁ

[C:593399]

Adrian Suar le dijo a Griselda Siciliani:
- ¿Queres trabajar en una película? Es una nueva versión del Zorro, una coproducción con los mexicanos de Televisa.
- No tenía ningún interés en trabajar en un producto cinematográfico.
- Es un papel breve. Te matan antes de los diez minutos de la película.
- ¿Me asesinan antes de los diez minutos? ¿De que se trata?
- Tu papel es el de la Marquesa de Avila. Hay dos Zorros, el verdadero, don Diego de la Vega, el que lucha por la justicia, y un zorro falso, un malvado asesino serial de mujeres, que usa el mismo disfraz, don Carlos de Quesada.
- A ver… contame más del guión.
- Don Carlos de Quesada es un enemigo de don Diego de la Vega, entonces decide cometer una serie de asesinatos, todas las víctimas mujeres, para que se piense que el Zorro es un cruel asesino y un sangriento criminal.
- Me interesa la propuesta. ¿Y como sería mi papel?
- Es un papel breve. La Marquesa de Avila esta durmiendo en su mansión cuando se despierta sobresaltada al escuchar algunos ruidos. En camisón, se despierta, descubre una cortina, y allí esta el falso Zorro, don Carlos de Quesada, la ataca con su espada, se la clava en el cuello, y listo, la asesina, ese es tu papel.



- Acepto. Me gusta la idea de ser asesinada. ¿Y quien va a hacer el papel del Zorro? ¿Y el del Villano? ¿Y el Sargento García?
- El Zorro va a hacer para un mexicano. Todavía no dijeron quien puede ser. Una figura importante. El de don Carlos de Quesada se eligió por casting. Y el elegido resultó ser Carlos Manuel Eisler.
- ¿Carlos Eisler? Nunca lo oí a ese actor.
- Hizo algunos papeles en cine y teatro, no es conocido, este papel de villano será su consagración. Cuando lo veas te va a parecer Bob Patiño, tiene unas patas enormes.
- Ja, ja, che, ¿Y la filmación es en México o en Argentina?
- Aca. En una antigua casa colonial en la provincia de Salta, hacia alla vamos mañana.
- Que conste que cobraré millones por este papelito.
- Obviamente.
Así fue que Griselda Siciliani se trasladó a la provincia de Salta a filmar esta nueva versión del Zorro. Luego de algunos días de preparación finalmente llego la jornada en que debía filmarse la escena en la cual Carlos De Quesada (Carlos Eisler) asesinaba a la Marquesa de Avila (Griselda Siciliani).



Siciliani vio a su asesino de la ficción recién cuando la filmación iba a comenzar. Carlos ya estaba vestido del “Falso Zorro”. Se encontró con un hombre flaco, alto, muy guapo, de enormes pies, realmente era cierto lo que le había dicho Suar, era una especie de Bob Patiño.
- Hola, vos sos Carlos, el asesino, ja, ja, el que va a hacer de Don Carlos De Quesada.
- Así es y vos serás mi víctima, ja, ja.
- Qué curioso un Carlos interpretando un personaje que se llama Carlos.
- Es que para un Carlos no hay nada mejor que otro Carlos.
Filmaron la escena, hicieron como doce tomas, o sea que a lo largo del día Don Carlos De Quesada asesinó una docena de veces a la Marquesa de Avila. La escena era simple: la Marquesa estaba acostada en su habitación descansando cuando se despertaba bruscamente por un ruido, se levantaba de la cama, corría una cortina, y allí se encontraba con el Falso Zorro. Este, era don Carlos De Quesada, que vestido como el Zorro, le clavaba a la Marquesa la espada en el cuello, y la asesinaba. Ahí era cuando el director gritaba: “¡Corten!”.



- Fue muy excitante eso de que me asesinaras una docena de veces – le declaró Griselda Siciliani a Carlos Eisler al finalizar la filmación.
- Muy excitante ja ja y en la peli hago de un asesino de mujeres, después cometo otros asesinatos, que amasijo a otras tres minas mas, la última víctima será doña Encarnación De Feliú, prometida de don Diego de la Vega.
Siciliani observó los pies de Carlos Eisler, estaba impresionada por el tamaño de los mismos. No dudo en preguntarle:
- ¿Cuánto calzas?
- Calzo 47. Pero como soy Quesón, cuando tengo sexo aumentan el tamaño.
- ¿Quesón? ¿Aumento del tamaño?
- Sí, Quesón…
- ¿Qué es un Quesón?
- Un Queso grande, ja, ja, y mis pies huelen a Queso, te lo aseguro, no son pies no son Quesos.
Paso el momento. Siciliani se fue a su habitación. Estaba cansada después de la filmación. No tardó en quedarse dormida. De repente, algo la despertó en forma inmediata, sintió un golpe en su cabeza y no tardó en abrir los ojos. Había un enorme bulto sobre su rostro y grande fue la sorpresa de Siciliani al descubrir que lo que había era un Queso.




Sí, un Queso, una horma de Queso Pategras, con cascara roja. Sobresaltada, Siciliani se movió en la cama, y entonces vio que sobre su rostro había una enorme bota negra, y entonces escuchó una voz:
- Griselda, soy Carlos, Carlos Eisler, vine a ver si queres probar mi Queso. Te dije que soy un Quesón. Puedo asesinarte como en la película, ja, ja, si queres probar mi Queso sácame las botas, las medias, todo, si no queres nada, no hay problema, me voy.
- ¡Claro que quiero! – dijo entusiasmada Griselda Siciliani - ¡Quiero tu Queso!
Siciliani entonces entusiasmada empezó a sacarle las botas a Carlos, y juntos las olieron, lamieron, besaron y chuparon; luego hicieron lo mismo con las medias (los calcetines) de color negro que llevaba Carlos. Disfrutó mucho de la experiencia y el gozo se multiplicó cuando besó, lamió, chupó y olió los apestantes pies de Carlos. Olían a Queso de manera fuerte e intensa.
Al terminar con los pies, Carlos le dijo:
- Volveme a poner las botas, nena, te voy a hacer chaschas en la colita.
Siciliani le puso las medias y las botas. Entonces le dio la espalda y le dejo el culo, Carlos empezó a darle patadas en el culo, una y otra vez, y mientras se los daba le daba con todo con el látigo. En un espectáculo propio de las artes sadomasoquistas, Siciliani disfrutaba mucho la experiencia.
Extasiada como estaba, el gozo y el placer que sintió Siciliani se multiplicó por mil cuando Carlos la cogió, después de terminados las patadas y los latigazos.
- ¿Y ahora Carlos? Ya nada podrá disfrutarse tanto como esto.
- Falta lo mejor. No será la Z del Zorro, sino la C de Carlos. Aca vá…



Y Carlos, que estaba disfrazado del Zorro, sacó la espada y sin mayores contemplaciones, la atravesó en el cuello de Siciliani, la metió y la sacó, y le asestó entonces una segunda clavada en el pecho, haciendo un profundo tajo donde le marcó la “C” de Carlos. Desangrada por la profunda herida, Griselda Siciliani quedó muerta, mientras Carlos le tiraba el Queso diciendo en voz alta:
- Queso.
El asesino quedó satisfecho por el crimen. Obviamente el asesinato de Siciliani causo un gran impacto en la opinión pública. Pero la filmación continuó. Se atribuyó el crimen a un psicópata desconocido al que la prensa identificó con el nombre de “Carlos Quesón”, informando que estaba prófugo. Carlos Eisler siguió actuando en la película haciendo del Falso Zorro, el serial killer que mataba mujeres haciéndoles la Z del Zorro. El film, “El Zorro versus El Zorro” fue un gran éxito de taquilla, y la prensa especializada la consideró la mejor película de este personaje.

Texto agregado el 23-02-2019, y leído por 42 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]