TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gmmagdalena / Malvinas

[C:593584]


Para mis amigos ex combatientes



Cuando los recuerdos llegan transformados en pesadillas, cuesta alejarse de ellos.

Me liberé del Servicio Militar por número bajo, pero años después, ya siendo un periodista reconocido, tuve la oportunidad de cubrir la Guerra de Malvinas. Por esos tiempos era un servil vocero de un diario oficialista.

Por contactos de mis jefes con el Ejército y con el mandato de transformar en noticias optimistas todo lo que viera, pude viajar en un tren con cientos de jóvenes, casi niños, imbuidos de ideales patrióticos. Jóvenes de distintos rincones del país, eficazmente arengados por el dictador de turno, Leopoldo Galtieri junto a un grupo de deleznables personajes entre los que sobresalía un delirante Ministro de Relaciones Exteriores, Nicanor Costa Méndez; villanos aunados en una parodia de patriotismo pergeñada para desviar el descontento popular, producto de años de represión militar.

El viaje fue interminable, Pasábamos por Estaciones de Ferrocarril de pueblos del interior y la gente salía a aplaudir y alentarnos como si fuéramos a un gran evento. Creo, sin equivocarme, que muchos estaban convencidos que era sólo un juego, que no pasaría nada trascendente. Pero no lo fue.

Llegar a los lugares de embarque en el sur y verlos partir a un destino incierto y esperar verlos regresar, si es que regresaban; o saberlos muertos o heridos gravemente, fue la experiencia más dura de mi vida y la que me cambiaría para siempre.

Lo que más me afectó fue lo de Juan.

Juan era correntino, un chico sano e ingenuo. Lo conocí en el tren, me cayó bien con su cara ancha y su voz melodiosa con la que entonaba alegres canciones de su tierra. Cuando le pregunté qué ánimo tenía para cantar dada la situación, contestó que lo hacía por dos motivos; primero, porque así no pensaba en lo que vendría y segundo y más importante aún, porque estaba seguro que eso también lograba en sus camaradas. A Juan le gustaba conversar, tuvimos muchas horas para hacerlo, habló de su madre, sus hermanos más pequeños, su padre; un albañil que trabajaba de sol a sol para mantener su numerosa familia, empeñado en que sus hijos estudiaran y tuvieran una vida mejor. Ahora él ya tenía su flamante título de maestro, cuando terminara con sus obligaciones con la Patria podría ejercer y recompensar el sacrificio de sus padres.

Juan murió en Malvinas; por un compañero supe que malherido había delirado toda una noche tirado en una trinchera, sin que nadie pudiera ayudarlo, impotentes lo escucharon hablar durante horas con sus padres y hermanos a quienes seguramente veía en su delirio; hasta que calló.

Luego de Juan, hubo otros, muchos otros. No sé en qué momento dejé de enviar mis reportajes, tampoco recuerdo como volví del sur. Abandoné el periodismo por completo, deambulé por un tiempo sin saber qué hacer y luego me dediqué a trabajar en los centros de ayuda de ex combatientes, aún hoy lo hago, creo que es lo mejor que pude hacer aunque nunca podré salir de la pesadilla, pero ellos, los que sobrevivieron, tampoco.

María Magdalena Gabetta

Aunque ésto es un cuento, también es una realidad.

Texto agregado el 06-03-2019, y leído por 52 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
08-03-2019 Magda, tu historia no es cuento, es la cruda realidad, dejamos tantos Juanes allí, y volvieron con secuelas tantos otros. Estoy seguro que cuando esta revolución y esta lucha que están llevando adelante las mujeres logre sus objetivos, que será muy pronto, las guerras serán un mal recuerdo de un tiempo ido, porque el peso de sus voces las detendrá. Feliz Día Mujer. Un beso grande, Carlos. carlitoscap
07-03-2019 Por este lado del mundo seguía las noticas, sabía de antemano que todo lo habían armado los militares para distraer la atención de las atrocidades que cometían. En el fondo deseaba que mis hermnos argentinos recobraran las Malvinas, pero joder teniendo a estados unidos del lado de inglaterra, era como pedir peras al olmo. Abrzo y una flor a los combatientes que solo fueron carne de cañón. sendero
06-03-2019 Líneas que reflejan una cruda cruda y lamentable odisea. Un merecido tributo en recuerdo de las inocentes victimas. ¡¡BRAVO!! Abunayelma
06-03-2019 Hola Magda. Te había leído a la mañana, pero recién ahora tuve tiempo de comentar. Es un tema que nos toca profundo a los argentinos. Una guerra innecesaria (¿las hay necesarias), y ridícula. Lo incongruente es que haya habido tantos héroes, soldados tan bravos y entregados como el que más. Duele, y seguirá doliendo. Personalmente, estuve a pocos años de ser convocado. IGnus
06-03-2019 Querida, gracias por tu "cuento", era necesario. Uno de mis mejores amigos es un piloto, héroe de guerra. Su Pucará fue alcanzado por 136 balas. Él cumplió con lo que debía hacer y regresó sano y salvo. Las historias que conozco no se pueden describir y todo porque un día, a un loco violento y borracho se le ocurrió ir a la guerra. Me pongo de pié en homenaje a todos esos bravos muchachos!!! MujerDiosa
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]