TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / El puente.

[C:594990]

El puente.
El puente a aquella hora de la madrugada, era tentador. No tenía nada que perder, su vida no tenía valor, se lo habían dicho tantas veces que terminó por creerlo. Su esposa, sus hijos y hasta sus padres le mostraban a cada momento lo inútil que era. Había nacido con un defecto, apenas perceptible pero que lo había marcado para siempre, tenía seis dedos en la mano derecha, se notaba sólo si estaba escribiendo o tenía que dar la mano a alguien que de inmediato retiraba la suya ya que les parecía repulsivo.
A pesar de todo llevó una vida normal, se enamoró y se casó con una muchacha que al principio no le dio importancia a esa anomalía pero al pasar de los años ya no lo miraba de buen modo.
Sus hijos, adolescentes también lo discriminaban, en el liceo los compañeros se reían de ellos y eso los llevó a ellos mismos discriminar a su padre por algo de lo cual no tenía culpa alguna.
Sus compañeros de oficina lo miraban despectivamente y casi lo mismo ocurría con las demás personas, a tal punto que esa noche no soportó las burlas y se retiró temprano de su trabajo sabiendo que la gota casi había desbordado el vaso y que le resultaba muy difícil seguir viviendo.
Se sentía solo, había visto a varios médicos pero ninguno se atrevía a sacarle el sexto dedo por temor a que la operación no fuera un éxito y como eso no le afectaba para nada su metabolismo, decidieron que era mejor dejarlo ya que a él no le dolía ni le molestaba todo se reducía a lo estético.
Al salir de su oficina, esa tarde, no se dirigió a su casa, deambuló por la ciudad en su auto hasta que se hizo la madrugada y como no sentía ningún deseo de volver a su casa se dirigió a un lugar apartado cerca de un arroyo con un hermoso puente que lo atravesaba y se detuvo, allí se bajó del auto y caminó hasta el puente, en medio del mismo miró hacia abajo, se sintió mareado, jamás había estado en ese lugar y no supo que hacer, no era tan valiente como había pensado y casi, casi les dio la razón a los que le decían que era un imbécil, ni para quitarse la vida servía… en eso suena el teléfono celular, miró el número y era su mujer, ¿qué querría? No pensó que le importara el que no hubiera vuelto a su casa pero estaba intrigado.
Contestó el celular:
___Hola, ¿qué pasa?
___Esteban, te necesitamos urgente, nuestro hijo sufrió un accidente y los médicos dicen que necesitan la firma de los padres para operarlo, por favor ve al sanatorio lo antes posible.
Esteban corrió al auto para dirigirse al sanatorio lo antes posible.
Al llegar vio que era más grave de lo que creía.
Quiso hablar con su hijo pero los médicos no lo dejaron, el muchacho estaba inconsciente.
Se lo llevaron al quirófano pero a las dos horas apareció el médico para comunicarles que el muchacho necesitaba un trasplante de médula ya que ésta había sido muy afectada por el terrible accidente y les comunicó a los padres que el único modo de salvarlo era donándole parte de la suya alguno de los padres.
Nadie sabía si eran compatibles pero por a la urgencia del caso y sabiendo que el padre tenía el mismo tipo de sangre le preguntaron si él sería donante.
Esteban no lo pensó dos veces y se puso a disposición de los médicos. La operación fue un éxito y luego de un tiempo padre e hijo estaban de vuelta en casa.
Las cosas volvieron a su normalidad pero Esteban ya no era el mismo, el trato que recibía de su familia, había cambiado, nadie volvió a herir sus sentimientos, era el héroe de la familia.
Una tarde cuando volvía de la oficina pasó otra vez por el puente aquel del cual estuvo tentado a terminar con su vida.

Volvió a recorrerlo pero ahora todo era diferente, jamás volvió a tener aquellos pensamientos, la vida le sonreía y esa tarde antes de volver a su casa hizo algo que hacía mucho tiempo quería hacer, fue a ver a un médico amigo y le planteó el deseo de operarse el dedo que tanto disgustos le había dado . El médico amigo le dijo que él lo podía operar pero que a pesar de ser una operación no muy complicada, no podía garantizarle que no habría complicaciones y que mejor lo dejaba como estaba, esa era su opinión pero Esteban estaba decidido, quería que su familia lo viera como un ser “normal” como decía él.
Sin comunicar nada a nadie se internó y como el médico le dijo que quizá hasta le podría dar el alta el mismo día, se sometió a la operación.
Esa noche una llamada telefónica del médico de Esteban pone de luto el corazón de la familia, Esteban había fallecido.
Nadie entendía nada, nadie sabía nada pero una carta dejada por el hombre a su familia aclaró todo.
Carta de Esteban a su familia.
Querida familia, durante mucho tiempo he tenido deseos de ser “normal” y para eso debía operarme, sé que los avergonzaba y eso me hacía sentir muy mal, diferente, es por eso que he decidido operarme sin decir nada, pero debo decirles que a pesar de que supuestamente no corro riego de vida, anoche soñé que no debía hacerme esa operación, no sé mucho de medicina pero es algo relacionado con la otra operación, quizá sea demasiado pronto pero ya quiero hacerla pasando por alto el sueño.
Espero que cuando vuelva a casa sea un hombre nuevo del cual no tengan que avergonzarse, los quiero mucho jamás lo duden.
Esteban.
He escrito este cuento pensando en las cosas injustas de la vida, no está ni muy pensado ni muy elaborado pero quizá ustedes entiendan que lo que quise expresar es lo terrible de las discriminaciones, sólo eso.
Omenia.




Texto agregado el 09-05-2019, y leído por 47 visitantes. (14 votos)


Lectores Opinan
21-05-2019 Oye que buen cuento, te pasaste!!!!!!!!!!!!!! Estás tratando un temazo y de una forma que atrae, por lo menos a mí cassandra_de_troya
19-05-2019 Tremenda reflexión, amiga linda. Si, la discriminación es un cáncer terminal en nuestra sociedad. Bien escrito. Un rebeso SOFIAMA
11-05-2019 1)Es una historia muy interesante,en realidad creo, tener un dedo mas,no es motivo para discriminar a alguien. Me sorprendió la falta de amor de su familia ya que acepto que personas ajenas y de poco criterio puedan hacerlo. Pero la familia... 6236013
11-05-2019 2)Me remece el texto,supe un día en una clinica que una bebé de cinco meses,linda y encantadora,estaba ahí por ese mismo problema, en ningún momento, antes de saberlo me di cuenta... Los humanos hieren sin pensar que el ser que nació así,no tiene ninguna culpa ni es motivo de burlas***** Quedé molesta al imaginar que fuera verdadero. Besitos Victoria 6236013
11-05-2019 Si Ome lograste transmitir perfectamente tu sentimiento y que comparto plenamente. El cuento es ágil y de lectura amena y el tema absolutamente necesario de seguir poniendo a la vista, por eso tu cuento me emociona. 5* jdp
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]