TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Marcelo_Arrizabalaga / Quirquincho

[C:595029]

La observó conversar con la madre a través de la ventana, mientras que con el brazo izquierdo sostenía a un quirquincho que había atrapado. Sujetando el animal por la cola, apoyaba su nariz contra el vidrio.

Se sentó entonces sobre un tronco viejo que descansaba a sus pies. Sin soltar a su presa sacó un papel del bolsillo en el que escribió con su otra mano valiéndose de un lápiz gastado y apoyando la hoja sobre su pierna:

"Te quiero"

Dobló la hoja con cuidado y la deslizó por debajo de la puerta de entrada.

Luego echó a correr rumbo al rancho.

Al llegar, no podía dejar de sonreír. Recordaba su imagen e imaginaba el momento en que descubriera la nota.

Al abrir la puerta, miró a su padre a los ojos. Tomó coraje para contarle lo que sentía.

Pero éste se le adelantó:

- ¡Juancito, tu primer quirquincho! ¡Qué maravilla hijo! ¡Y es uno grande!
¡Ya eres un hombre! le dijo efusivo palmeándo la espalda.

Él, confundido, tardó unos segundos en comprender de qué hablaba, cuando notó que el pobre animal aún colgaba de su mano izquierda.

- Aaaa, sí gracias Papi contestó modesto.

- ¡Rosaura! ¡Ven! ¡Hoy comeremos mulita asada! ¡Ven a ver a tu niño!


Mientras ellos llevaban el bicho a la cocina, se quedó mirándolos un poco extrañado, sin comprender el por qué de tanta alegría.


.


.


Marcelo Arrizabalaga.
Buenos Aires, 11/5/2019.

Texto agregado el 11-05-2019, y leído por 80 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
18-05-2019 Marcelo, leí varias veces tu texto y pese a que es bueno, tengo una gran tristeza cuando se trata de animales cazados, comidos o lo que sea. Por eso dudé de comentarlo, pero bueno... MujerDiosa
12-05-2019 Cazador y enamorado, un muchachito feliz. Allá lejos y hace tiempo, haciendo el Servicio Militar en Mar Chiquita ibamos a "peludiar" para comer una sabroso peludo o una mulita asada y eludir esa indecente comida que te daban en el cuartel. Un abrazo, Carlos. carlitoscap
12-05-2019 Me dio pena por el pobre quirquincho, seguro iba a parar al asador, y dien que son muy ricos, yo no los quise probar, cuando eramos niños un peón mientras hacía el asado se asaba para él un quirquincho o peludo, aún veo su imagen patitas arriba sobre la parrilla. Me gustó también el comentario de Vicente que conoce bien nuestro querido país y sus costumbres. Besos. Magda gmmagdalena
12-05-2019 Son muy bellos, me encantaría verlos, solo los conozco por imágenes. No sabía que se comían, me apena, pero es la ley de la vida y sobre todo como comenta Vicente, que era motivo de alegría familiar cuando se llegaba con uno a casa para una deliciosa cena. Buen relato como siempre. 5* jdp
11-05-2019 De niño a hombre. Son varios y equívocos los indicios. No sé qué sea ese animal. Hipsipila
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]