TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / carlosivankelso / MALUMA Y CARLA GUGINO EN UNA FILMACIÓN DE ALFREDO JICHCOCK

[C:595200]

Alfredo Jichcock se encontraba en su despacho de la Piruli Filmes, la más prestigiosa productora cinematográfica del mundo de habla hispana, mientras disfrutaba del fenomenal éxito de su último film “El Asesino, el Queso y la Dama”, pensaba en como podría ser su próxima película.

Su colaborador más importante, Fran Trufó, le dijo:

- Me pasaron esto por Internet. Podría ser una fuente de inspiración para nuestro próximo film, un viejo personaje olvidado de los Comics de los años 30, “Sally The Sleuth”. Sally the Sleuth es una detective policial, que a pesar de ser muy hábil, saber defenderse, tener buena puntería con las armas, que solía llevar en una liga, era víctima frecuente. Solía estar a punto de ser asesinada, además había asesinos canibales, perdiendo ropa, siendo obvio el riesgo que corría. Nos podría servir para varias películas, una saga interesante.

- No recuerdo ese personaje, creo que me hace recordar a un dibujo de “Hanna Barbera” era “Los peligros de Penelope Glamour”, estaba basado en el personaje de Los Autos Locos, a Penelope siempre la quería asesinar un personaje siniestro que precisamente se llamaba “La garra siniestra”, con métodos muy insólitos y complicados, que obviamente siempre fracasaban.

- Sí, era de fines de los 60, principios de los 70, sí mal no recuerdo. Cartoon Network lo daba en los 90 (yo lo ví en esa época). El asesino era una especie de Quesón, sin dudas.

- Se me acaba de ocurrir una idea. Mi brillante mente cinematográfica siempre tiene un as de la galera. Obviamente, hay que comprar los derechos de ese cómic, no quiero problemas legales. Nuestra película debe ser un éxito, en todos lados.

Eso fue lo que ocurrió. La Piruli Filmes adquirió los derechos (que no valían mucho por otra parte) y Jichcock se puso a trabajar en el nuevo proyecto, con gran esfuerzo, mientras seguía disfrutando del éxito de “El Asesino, el Queso y la Dama” que fue aclamada en el Festival de Cannes.

- El guión esta terminado, pero le falta un título convincente que pegue en el público – le dijo Trufó a Jichcock.

- Por ahora arranquemos con “Sangre, Sexo y Queso” ja ja, después vemos si tenemos que cambiar, siempre hay tiempo para cambiar. No voy a desperdiciar el éxito de “El Asesino, el Queso y la Dama”. Hay que redoblar la apuesta. Haremos una película en nuestro idioma, sí, el español, pero convocaremos a figuras de Hollywood. Dinero tenemos. Dumitrescu nos financia. Y la Marquesa de Avila nos hará un aporte muy importante. Don Emilio Hardoy también es un gran financista – manifestó Jichcock - Hardoy me dijo “No repararé en gastos”.

- Recuerdo esa frase de una película, ¿Puede ser “Jurassic Park?

- Sí, la decía el viejo, creo que el personaje se llamaba “John Hammond”. Yo siempre le decía “el viejo de Jurassic Park”, soy fanático de esa película.

- Bueno, los dos personajes más importantes, el de Sally/Penelope y el del asesino… ¿Para quién?

- Pensé en Carla Gugino para el primero, el personaje no será ni Sally ni Penelope, será Charlotte, el femenino de Charles, un homenaje a una gran asesina de la vida real Charlotte Corday (1), sobre el masculino, en realidad vamos a dividir el personaje en dos, por un lado “Charles” que lo hará Ashton Kutcher, es el elegido, le da el perfil ideal, tiene pinta de Quesón, el otro lo reserve para “Maluma”.

- ¿Maluma? – preguntó sorprendido Trufó.

- Sí, Maluma. No es idea mía. Los financistas ponen la plata, ellos proponen y uno dispone. Me lo sugirió La Marquesa de Avila. Lo de Kutcher fue una sugerencia de Hardoy. No todas las decisiones son mías. Estuve una semana con los financistas en la Estancia de Hardoy en La Pampa “Ganímedes” trabajando para esta película, mientras vos te divertías en Cannes y la Costa Azul.

- ¿Pero Maluma?

- Sí, Maluma. Debemos atraer a un público joven. La decisión ya está tomada. El lunes arranca la filmación, en la estancia “Ganímedes” por supuesto, don Emilio no nos cobra un centavo.

- Hay otros papeles importantes, de hombres y mujeres, que son asesinados y asesinadas. La película tiene varios asesinatos.

- Por supuesto. Mucha sangre y mucho sexo. Durará unos 120 minutos, una película que dura más de eso es un insulto al público, tampoco la podemos achicar demasiado. Tendrá un asesinato cada 15/20 minutos desde el arranque, creo que nos da para unos siete u ocho crímenes, con la muerte final, ja, ja.

El día del comienzo de la filmación llegó. Jichcock tenía pensado arrancar con la escena 17. Charles (Ashton Kutcher), desnudo y descalzo, solo con guantes negros como prenda, aparece con una bandeja con un Queso, un gran Queso, no un trozo pelotudo, y le dice al personaje de Ingrid (Sofía Vergara) “¿Te gusta el Queso?”, Ingrid grita de terror, Charles le tira el Queso encima, le pone los pies sobre el rostro, la viola, Ingrid intenta defenderse con un cuchillo que hay en la sala, y casi lo asesina, pero tras una pelea, Charles le arranca el cuchillo a la mina y finalmente la asesina sin piedad, apuñalándola salvajemente. Al terminar, le tira un Queso.

- Ashton Kutcher no ha llegado. Su vuelo recién hoy llegó a Ezeiza. Llegará a La Pampa mañana por la mañana – le comunicó Trufó a Jichcock.

- Que cagada – se lamentó Jichcock – Bueno, arranquemos por la escena 15.

- ¿Cuál es la escena 15?

- La que Charlotte (Carla Gugino) asesina a Pablo (Mariano Martínez), despues de tener sexo, Charlotte lo asesina con una espada de espadachín y le tira un Queso. Ja, ja. A Mariano Martínez le sienta bien ser asesinado por mujeres, ha hecho varios papeles donde siempre lo amasijaba una mina.

- Mariano Martínez si bien ya está en la estancia, no puede actuar hoy, padece de una gastroenteritis, su médico dice que mañana estará totalmente recuperado – señaló Trufó.

- ¡Pero usted Trufó es un portador de malas noticias! – le dijo Jichcock - ¡La filmación tiene que arrancar hoy!

- La Escena #13, la de Maluma. Arranquemos con esa.

Jichcock iba a ser una observación pero en ese momento, apareció don Emilio Hardoy en su doble rol de dueño de la estancia y de financista de la película.

- ¡Un escandalo! – dijo Hardoy - ¡Nuestra intimidad esta amenazada!

- ¿Qué pasa don Emilio? – dijo Jichcock.

- Las fans de Maluma están invadiendo mi propiedad. Al principio eran unas veinte chicas, yo las iba a invitar a un asado, cosa bien gauchesca, y que se quedaran en la filmación, pero ahora son cientos, que digo cientos, miles, no entiendo como pudieron aparecer acá en La Pampa, en medio del campo.

- Tengo una idea – dijo Lady Dumitrescu, que apareció también de improviso en la reunión.

La noble rumana, que no era noble por linaje sino por casamiento, vale la aclaración, le dio una serie de ideas a Jichcock. Todos reaccionaron con sorpresa pero aceptaron lo que propuso Dumitrescu.

- Estimadas admiradoras de Maluma – anuncia una voz a las dos o tres mil fans que aguardaban en el campo de la estancia – son invitadas por el dueño de la estancia, Don Emilio Hardoy, a un recital de su estrella, el colombiano Maaaaaaluuuuuuuumaaaaaaaaa.

En un escenario improvisado, pero muy bien armado, apareció el colombiano Maluma cantando “Felices los Cuatro” ante el deleite de las fans, que además fueron convidadas por un choripán y una coca, invitación de don Emilio Hardoy. Jichcock filmó el recital que además tuvo otras canciones como “Farandula”, “Chantaje”, “Desde esa noche” y “Borró casette”.

- Qué manera de destrozar la música – le dijo la Marquesa de Avila a Lady Dumitrescu.

- Como ladra este tipo – dijo don Emilio Hardoy.

- Menos mal que Luis Alberto Spinetta y otros grandes artistas como Sandro o Mercedes Sosa ya estan muertos, no vale la pena vivir para soportar esto, una señal más del fin de los tiempos, del Apocalipsis – dijo Carlos Regazzoni, que se sumó a la reunión, y disfrutó del asado armado por el estanciero, aunque pidió una Provoleta.

Las fans ya estaban satisfechas ante el recital improvisado de Maluma, que fue un éxito total. Jichcock dijo ahora a la multitud:

- Ahora las invitamos a mirar la filmación de mi próximo gran éxito, “Sangre, Sexo y Queso” con Maluma y la actriz internacional Carla Gugino.

Desde una pantalla gigante las fans comenzaron a ver la filmación…. Mientras la misma se desarrollaba con Maluma y Carla Gugino dentro de la estancia, y obviamente todos los integrantes de la filmación.

- Esto le va a salir carísimo don Emilio – le dijo Carlos Regazzoni a Hardoy.

- No te preocupes M’hijito, no repararé en gastos – contestó Hardoy.

- ¿Es que acaso va a clonar un velocirraptor?

- Ja, ja, ja – rieron todos con carcajadas, mientras Jichcock comenzaba la filmación.

- Maluma no es alto (mide 1,77) y sus pies son una cagada, pero utilizando el “Scream Party” lo haremos parecer patón – dijo Trufó.

- ¡Se rueda! – dijo Jichcock.

Maluma apareció vestido con galera y bastón, más una capa, todo de negro, menos los guantes que eran blancos, una ropa de la época victoriana, mientras el decorado simulaba el Londres de la Reina Victoria. Un dibujo del Big Ben le daba cierto aire londinense y la niebla que invadía el ambiente.

Carla Gugino era Charlotte, una prostituta, de los bajos fondos de Londres . Su personaje se cruzaba con Maluma en medio de la pesada atmosfera de Londres.

- ¿Quieres pasar una noche conmigo? – dijo Carla en un pésimo castellano – soy Charlotte, la prostituta irlandesa, con una libra le puedo dar una noche de sexo.

- Sexo y Queso – dijo el personaje interpretado por Maluma, mientras desenfundaba un cuchillo.

- ¡Oh, no! ¡Jack el destripador ha vuelto! – dijo Gugino, siempre en un pésimo castellano.

- No – dijo Maluma – no soy Jack, el destripador, yo soy Karel, el destripador que viene de Amsterdam, aunque nací en Praga, a asesinarte.

- ¡Noooooooooo! – gritó Carla Gugino, mientras trataba de defenderse.

- No podrás escapar de mí - dijo Karel (Maluma).

Karel le tiró un Queso, que desplomó a Gugino, sin resistencia, quedó desvanecida en el piso, y entonces el destripador la llevó a una casa de Londres y la ató de pies y manos. Charlotte volvió en sí y estaba atada, a una cama.

- Help! – dijo Charlotte (Gugino).

- Esta escena esta ambientada en 1899, Help! Es una canción de los Beatles de 1965, faltan aún sesenta y seis años, idiota, ja, ja – dijo Karel (Maluma).

- Help! Help! Help! Help! – repetía sin cesar Charlotte.

- Serás quesoneada – dijo Karel (Maluma).

Jichcock y los demás contemplaban toda la filmación extasiados, incluídas las fans que con sus gritos respondían a la admiración de Maluma. Jichcock y Trufó tenían la convicción de estar filmando una obra de arte, una obra suprema, algo que revolucionaría al cine, y marcaría un antes y un despues en el séptimo arte.

Karel (Maluma) se tiró encima de Charlotte (Gugino) y le puso los pies sobre el rostro, esta empezó a olerlos, lamerlos, besarlos y chuparlos (2), despues se tiró encima de ella. Gugino dijo:

- Sex, sex, sex.

- Tendrás sex – dijo Karel (Maluma) – mucho sex.

Tuvieron mucho “sex”. Pero guiado por su instinto sexual, Maluma desató a Gugino, que quedó libre de las ataduras, entonces le puso los pies encima al cantor colombiano, que empezó a chuparlo, besarlo, lamerlo, olerlos, Gugino le puso las piernas encima del cuello.

- Sexo real – dijo Jichcock mientras filmaba todo con gran excitación.

Gugino y Maluma tuvieron sexo. El cantor le empezó a chupar las tetas, la concha, las axilas, le hizo caricias y cosquillas en todo el cuerpo; la actriz de “Spy girls” también le chupó el culo, el pene, las axilas, también le hizo caricias y cosquillas en todo el cuerpo. Despues llegó la penetración, en el culo y la vagina, ante deleite de todos los que observaban. Dicen que un movimiento sísmico se registro en La Pampa en aquel momento.

Finalizado el sexo, y mientras Jichcock no podía parar del goce y la satisfacción, el personaje de Maluma (Karel) tomó un cuchillo, se acercó a Gugino y le dijo:

- Now you will die – en inglés o sea “Ahora morirás”.

Cuchillo en mano, Maluma se aprestaba a apuñalar a Gugino (al menos eso era lo que era figuraba en el guión que le dieron al colombiano, la actriz tenía otro guión, y pensó que el colombiano la iba a asesinar en serio, que no era una actuación, por lo que solo tuvo una alternativa), pero la actriz de “Spy Girls” levantó las piernas y le dio una patada brutal al colombiano, desarmándolo.

- The only one who will die is you (El único que morirás eres tú).

La fuerza de la patada de Gugino fue tal que Maluma quedó tendido en el piso. Gugino, ya no Charlotte sino Carla Gugino, agarró las sogas con la que había estado atada ella misma, y ahora ella quien ataba a Maluma.

Las fans comenzaron a verse preocupadas por la suerte de su admirado cantor, pero don Hardoy las tranquilizó a todas: “Es parte de la filmación, nenas”.

Pero lo que estaba ocurriendo era verdad, para deleite de Jichcock (que seguía filmando todo), Regazzoni y los demás. Maluma estaba atado de pies y manos, sobre una plataforma semi vertical, de modo, que estaba en diagonal en relación al piso y al despertar no se podía mover, pero la tenía a Carla Gugino ahí encima, y no precisamente desarmada.

- Now you will die – dijo Gugino en inglés o sea “Ahora morirás”.

Tras decir estas palabras, Gugino levantó el arma que tenía… ¡Una máquina lanzadora de clavos! Y con una furia indescreptible comenzó a tirarle clavos a Maluma…

- ¡Nooooooooooooooo! – gritó Maluma - ¡Aaaaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj! – gritaba de dolor mientras recibía los clavos, uno tras otro, sin pausa, uno tras otro, una muerte lenta, hasta que finalmente fue asesinado.

- #Queso. Maluma – dijo Carla Gugino, la asesina, mientras tiraba un Queso sobre el cantor colombiano, que había sido asesinado.

- ¡Lo asesinó en serio! – dijo don Emilio Hardoy.

- ¡Por eso había que llamar a Carla Gugino! – dijo Lady Dumitrescu - ¡Es una asesina en serio!

- ¿Qué haremos con la multitud? – dijo La Marquesa de Avila – van a romper todo.

- Creyeron que todo fue una filmación ja ja – dijo Regazzoni – esta mina es una heroína, el servicio que le dieron a la humanidad no tiene precio, ahora clonaremos a Maluma, ja, ja, y su música será todavía más basura que antes, ja, ja.

Jichcock había filmado todo y creía que el éxito de “Sexo, Queso y Sangre” estaba asegurado, ahora había que esperar a ver como Gugino filmaba otras escenas donde asesinaba a un par de chabones más y como Ashton Kutcher (Charles) asesinaba mujeres en el film, y por supuesto el encuentro final entre el Quesón y la Quesona (3).

Mientras tanto, no hubo problemas con la multitud, Carlos Regazzoni salió al escenario disfrazado de “Maluma” y dijo: “¡Felices los cuatro!”. La muchedumbre gritó “Maaaalummaaaa, Maaaalummaaaa” y se retiró sin mayores problemas.

Hardoy estaba lleno de vigor y energía, mientras Lady Dumitrescu y la Marquesa de Avila le propusieron un sexo al estilo “Menage a Trois”. Y colorín, colorado, este Relato Quesón se ha acabado.



(1) Se refiere a Charlotte Corday, la asesina de Jean Paul Marat, que para vengar a los girondinos asesinó de una cuchillada al líder revolucionario de una cuchillada mientras se estaba bañando, durante la Revolución Francesa (1793). Fue ejecutada a los pocos días.

(2) Obviamente Maluma en la vida real no es Quesón, por lo tanto, sus pies no olían a nada.

(3) Jichcock pensó en el relato http://cuentossangrientos.blogspot.com/2015/06/sexo-y-queso-en-la-noche-barcelonesa.html como posible final, sin embargo, al momento de escribir estas líneas no lo tenía decidido, y podía sufrir cambios.

Texto agregado el 19-05-2019, y leído por 100 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
19-05-2019 Siempre te leo con interés y satisfacción aunque los finales son predecibles como el olor del queso. Y ya que aceptas sugerencias, podrías contar como Homero Simpson, el quesón más desquesado, asesina sin piedad a Celine Dion mientras Keanu Reeves, en su barco pirata le trae queso robado a un galeón español en el Caribe. Naaaa. Mejor escribe lo que desees. -ZEPOL
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]