TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / contraelviento / " mundos paralelos "

[C:596525]

...el hombre había cumplido hace pocos meses los 51 años de edad y a pesar de ser un padre responsable, un buen trabajador, no tener malas relaciones para con su ex esposa...para él su propia vida no tenía mucho sentido, sentía que no dejaba huellas...luego de un par de años de darle vueltas en su cabeza a esa idea, logró que lo despidieran de su estable trabajo, con la indemnización adelantó medio año de manuntención para su hijo, dejar el trabajo era un gran riesgo para alguien no profesional como él mas estaba decidido a intentarlo. Su estado nervioso estaba destrozado , nada ayudaba a estar mejor, sus estados de sueño estaban alterados, comprendió que estaba muriendo en vida y estuvo a punto de dejarse llevar por esa paz al final del camino, mas la poca fuerza interior que aun permanecía fiel le susurraba algo al oído de su espíritu. Ya nada le entretenía , sabía muchas cosas, era culto, inteligente, buena persona, mas sentía un vació interior que lo estaba dejando morir. El amor? el amor se había alejado muy lejos de él. Había intentado en medio de la vorágine de la vida, hacer cambios, desde lo complejo a la simplicidad y nada le daba resultados positivos , pues de una u otra forma continuaba con la misma vida, sin tiempo para si mismo. Resopló al aire de su habitación , revisó todo lo que llevaría:mochila, ropa, dinero, etc cerró con llave la habitación que alquilaba en Santiago de Chile y emprendió el rumbo a la cuarta región del mismo bello país, su destino " el valle de Elqui" hace varios meses se había puesto en contacto con un grupo de personas que ofrecían sus servicios para retiros espirituales y autoconocimiento, era un taller que duraba 3 semanas, se pagaba un dinero nada despreciable, para él era costoso, mas era lo que de algún modo pensó podría ser algo que provocara en su persona ese cambio que necesitaba.
ya casi se cumplían las 3 largas e intensas semanas de salidas nocturnas a contemplar las estrellas , a compartir la merienda de madrugada abrazados por una fogata en medio de la nocturnidad...las danzas espontaneas de gentes que hace casi tres semanas eran desconocidas entre si y hoy era una fraternidad...cada cosa observada era una maravilla desde el suave murmullo del viento , el cielo despejado, la tierra donde se ponía el píe, los frutos, la belleza de otro ser humano, la inmensidad del cosmos ...la vida.
El nuevo hombre caminaba en dirección a la habitación que alquilaba en la ciudad de Santiago de Chile y de un de pronto, despertó, todo había sido un sueño , un extenso sueño, miró en rededor y estaba a media luz en
la misma habitación que arrendaba hace casi nueve años, pensó un instante , comprendió que seguía trabajando en el mismo lugar, observó su móvil , descubrió que era domingo, día de descanso para él, era ya casi las nueve de la mañana, volvió a recostarse y pensó en el sueño, que al otro día tenía que ponerse en píe a eso de las seis de la mañana para comenzar otro día laboral, que con lo que ganaba vivía justo hasta fin del mes, siguió mirando al interior de su pequeña habitación, todo de segunda mano y funcionando, una teve, una radio, una cocina...todo insertado en ese pequeño espacio , que era su hogar...se estremeció por completo al descubrir que solo estaba soñando , que toda esa realidad era una ilusión que su verdadera vida estaba en otro sitio, en esa fraternidad que descubrió a los 51 años... que para conectarse otra vez seguramente debía morir de su actual vida. Su día domingo transcurrió casi con normalidad, respiraba cada sorbo de oxígeno, al caminar por la bella ciudad de Santiago, recorrió su barrio , compró el pan , mientras caminaba disfrutaba de una rica marraqueta, a paso lento, iba pensando que rico era ducharse, lavarse los dientes, comer, dormir, despertar, compartir con su hijo...sentirse vivo en la vida que le tocó.
visualizó su día siguiente , no ganaba mucho dinero, mas se sentía cómodo , le gustaba su trabajo, planificó que se daría más tiempo para estar más a gusto, quizá pedir un aumento, no darle importancia al mal y prepotente jefe que le tocó.
Al otro día se presentó a trabajar , a primera hora le llaman a la oficina central y le dan aviso que estaba despedido.

Texto agregado el 16-07-2019, y leído por 55 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
17-07-2019 Me gustó la visión del cansancio, de lo opaco y parco que puede ser la existencia cuando idealizamos los sueños que nos venden. Me recordaste un dicho que dicta que la vida es demasiado corta pues tardamos mucho en despertar. Buen trabajo con un excelente ritmo. Saludos desde Iquique Chile. vejete_rockero-48
17-07-2019 Exelente!!!! yosoyasi
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]