TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Martilu / El amor y el deseo

[C:596699]

Viviana vivió con vos siete años de amor- odio, sin interrupciones. Es que sos tan querible, tan abrazable, tan lampiño
Sos bueno como el pan caliente, amante de los animales y las plantas. Alto, pero no soberbio.
Quizás un poquito sabihondo.
_Vamos a los lagos del Sur, te dijo.
Eso te conmino a que arreglar tu camioneta todo terreno y te dirigieras adonde ella quisiese.
Loa paseos y los viajes son lo mejor de la vida no hace a la rutina, sino al ocio.
Sin embargo, ¡Que difícil esa convivencia!
Por eso te compraste ese terreno, en la mitad de la nada del partido de Moreno, y mandaste a construir esa casita de durlock, con un lago atrás, donde no había ningún pato, solo terreno inundable.
Tus celos eran irremediables y tus obsesiones malsanas pero queribles. Viviana te echaba y al otro día te iba a buscar a la casa de tu hijo.
No podías establecer territorio porque te habías casado anteriormente con Liliana Martínez y no te habías divorciada así que cuando construiste tu casita, la pusiste a nombre de Viviana.
¿Tu tercera o cuarta mujer?
¿Que te impedía querer a dos juntas? Pues nada
La camioneta la pusiste a nombre de Martin, tu hijo de la única mujer con la que te casaste legalmente.
Así a Viviana le debías quinientos dólares, y el acoso y el arrebato, de la pasión duro los años que la pasión dura.
Ella te reclama el dinero que te prestó, para construirte tu casita, pero sin mucho ahinco.
La conducta de los seres humanos es muy rara, muy conflictiva, somos sujetos de deseos inconscientes, y las mochilas emocionales pesan toneladas de basura emotiva.
Ahora estas recibiendo la citación que ella te envió, y te obligan a ir al Juzgado de Paz a comparecer, como hostigador, acosador, y a permanecer a más de quinientos metros de Viviana.
¿Acaso decirle que querías otra oportunidad sabe a acoso? Tal vez.
Ella lo creyó así, y en su insano juicio quizás, espera que cambies, cosa que vos nunca harás.
No porque no lo creas necesario, sino porque no puedes cambiar conductas ancestrales de tu personalidad.
Es que sos tan adorable...
La abogada que te patrocino está enfrente de vos, y te hará cumplir el perímetro de no acercarte a Viviana, pero todos sabemos, inclusive yo, que ella ya se arrepintió de todo e irá a sacarte la perimetral, y hará que vuelvas a quererla como antes.

Texto agregado el 25-07-2019, y leído por 50 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
26-07-2019 ¿Quién entiende a las mujeres? Interesante historia. Un abrazo. Clorinda
25-07-2019 Terrible realidad. Muy certero tu relato, esa situación ocurre muchas veces y una máscara adorable suele ocultar a un monstruo. Magda gmmagdalena
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]