TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / raulcardillo / EL SAQUEO

[C:596986]

EL SAQUEO.

Por Raúl Cardillo.

Sabía que esa noche no pasaría nada.Ni ninguna otra.Para Sebastian,encargado nocturno de seguridad del supermercado,todo esto de los saqueos era algo inventado y manipulado.Ahora que se aproximaban nuevas elecciones,alguna fuerza opositora aprovechaba.
De todos modos afuera estaba la policía.Un camión antidisturbios,por las dudas.
Y quién podría salir en una noche así.Diluviaba,el riachuelo cercano comenzaba a desbordarse.No era noche para paseos ni menos para saqueos.
Adentro,al menos por las noches,era su reino privado.Ya llevaba diez años en ese trabajo y nada alteraría su rutina.Ni policias ni saqueadores.
Seleccionó algunos quesos,ahora que estaban tan caros,pan y una botella tres cuartos de vino.Tenía regulada la ingesta y no lo afectaría para despertarse por la mañana,aunque durmiera profundamente gran parte de la noche.
Un banco de plaza,de madera,estaba dentro del local.Ya se había acostumbrado a dormir en el pese a la aparente incomodidad.Era un hombre de habitos firmes.
Así,hizo todo como cada noche,durmiéndose profundamente.
No pudo ver,por tanto,la primera cabecita morena asomándose entre las góndolas.
Ni escuchar las suaves pisadas corriendo por los pasillos.
La invasión había comenzado.A pesar de la tormenta o quizá a causa de ella,quién sabe.
Sebastian era bastante cerdito,con perdón del chancho,para comer.Se había desparramado encima queso,manteca,algo de mermelada y migas de pan.Claro que por las mañanas antes que llegaran el dueño y los empleados,limpiaba prolijamente,cambiándose la camisa de ser necesario.
El olor de la comida pudo haber atraído a los vistantes,que para esta hora ya eran multitud.
Primero comieron timidamente.Después nada las detuvo.
Sebastian no atinó a gritar.Su lengua y su garganta estaban desgarradas y comidas.La sangre era un festín como una buena sopa.La grasa de su cuerpo,un manjar.
Por la mañana encontraron poco mas que un esqueleto con pingajos de músculos aquí y allá.
Como la lluvía había terminado y el nivel del río descendido,no quedaba ni una sola RATA.

Texto agregado el 07-08-2019, y leído por 15 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
08-08-2019 ¡Qué relajada vida! ¿Quién hubiera previsto tal saqueo? Jajaja! Muy bueno! Clorinda
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]