TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sindari / El perro que reía

[C:597003]

Tuve un perro que reía.

No es que movía la cola y ladraba. Reía.

Sus labios dibujaban una sonrisa y mostraba los dientes con risueña amabilidad.

Pero no lo hacía todo el tiempo, ni cuando le daba de comer, ni cuando llegaba de algún lado.

Lo hacía cuando le acariciaba la cabeza, y cuando jugaba con él.

Era una mezcla de dálmata, galgo, pastor alemán, chihuahueño, esquimal, gran danés, caniche y perro callejero, lo que lo hacía único en el mundo.

Tenía un juguete favorito. Una vieja pelota de tenis rota. Jugaba a mostrársela una, dos, tres veces, llevándola siempre a mi espalda, hasta que sacaba la mano sola, sin la pelota, como si desapareciera.

Entonces reía.

No ladraba ni movía la cola. Simplemente reía, retorcía su cuerpo y giraba dos vueltas alrededor suyo como festejando mis habilidades de mago canino.

Cada vez que lo hacía me obligaba a repetirlo dos, tres, cuatro veces.

En esos momentos comprendía claramente que no tenía un perro que reía.

Un perro que reía me tenía.

Texto agregado el 08-08-2019, y leído por 160 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
14-07-2021 Las pertenencias y la risa, recompensa impagable entre dos que se aman. FaTaMoRgAnA
01-07-2021 Que hermoso texto. Es increíble ver reír a un perro y eso nos hace comprender que lo admiramos tanto que dependemos de su risa para ser felices. Es tan importante admirar!!!***** Un abrazo Victoria 6236013
09-08-2019 Muy lindo. Marcelo_Arrizabalaga
08-08-2019 tierno tu cuento, amigo yosoyasi
08-08-2019 los perros siempre nos tienen, nos adiestran, nos imponen sus manías a cambio nos aguantan y nos aman Psamathe
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]