TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Gericos / LAS COSAS SE OLVIDAN

[C:597042]


“¿De qué llenaríamos las casas, las alcobas, los patios, los corredores, las estancias y todos los espacios sino fuera por las cosas?...” G.C.V


Hay días que las cosas se pierden, caen por ahí, ruedan, y por más que las busques no las encuentras: una moneda, un tornillo, un recuerdo. Hay quienes pierden amores, la esperanza, el ánimo, la vida. Todas estas cosas que caen en el olvido -así de momento no las veas-, ocupan un lugar cierto: un rincón de la casa, del corazón o del alma; un espacio en el jardín, la calle; un cajón secreto o un resquicio oculto de la memoria.

Hay cosas (no lo he comprobado aún) buscan perderse y se mimetizan entre otras, al punto que dejas de verlas y crees, entonces, haberlas perdido. Son ellas, que con espíritu burlón, buscan jugarte una charada, una mala pasada, quizá con la vanidosa idea de saber si las vas a extrañar, llorar o echar un poco de menos. Una vez satisfechas, así como desaparecieron, reaparecen como si nada, y un buen día, sin saber cómo, vuelves y te topas con ellas.

Las cosas que pierdes tienen vida, sueños, ideales de supervivencia y por más que desaparezcan de tu entorno, continúan su existencia sin vislumbrar cuál será su ulterior destino; sin embargo, a las cosas perdidas, más que la misma muerte, les asalta una insondable angustia: perderse por siempre de su dueño o el intenso temor de caer en otras manos.

El olvido es cruel con las cosas perdidas. Su desaparición sufre un trance similar al que padecen nuestros muertos: les lloramos, les echamos de menos y, con el tiempo, aceptamos su ausencia con resignación, atesorando de cuando en cuando su recuerdo con nostálgicas remembranzas de su amable compañía.

En resumen, todas las cosas que se pierden, que caen por ahí, que ya no nombras, que con delirio sueñas, que echas mucho de menos, que por más que escudriñes no encuentras y que -en fin- no sabes dónde están, sin saber por qué se ocultan siempre en los rincones y, es allí, justo allí, donde debemos con paciencia empezar su incesante pero amorosa búsqueda...

Agosto 21 de 2018


COSA OLVIDADA


Hoy hago parte de tus cosas olvidadas, aquellas que sin querer dejaste por ahí, esperando recuperarlas más adelante, en otro tiempo más propicio; pero ese momento nunca llegó. Quizás algún día me vuelvas a ver, solo que vieja, enmohecida y carcomida por el polvo y por los años…

Agosto 29 de 2018


EL OLVIDO, CRUEL VERDUGO


I
El olvido es cruel y no respeta nada. Cualquier día, sin propósito expreso, empieza por llevarse, nombres, luego fechas y después lugares.

El olvido, sin consideración alguna, se lleva (sin saber uno adónde ni por qué) lo que uno más atesora y quiere: los recuerdos...

II
No fue el viento, fue más, quizás, un suspiro, pero con él comenzó el olvido. Al principio extraviada nombres, luego fechas, después lugares. Con el tiempo apenas recordaba rostros pero no de quién.

El olvido se lleva las cosas que uno más atesora: los recuerdos...


Bogotá, Marzo 15 de 2019

Texto agregado el 10-08-2019, y leído por 33 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
10-08-2019 Tu escrito me trajo a la memoria esas pequeñas cosas perdidas que se van quedando a lo largo de nuestra vida, en esos anónimos rincones; algunas vuelven y otras no. Perdí un hermoso mini libro de Dostoievski y lo imagino en tantos rincones desaparecidos que son lugares que, tal vez, nunca descubriré. 5* henrym
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]