TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / raulcardillo / DORMIDAS

[C:597147]

DORMIDAS.

Por Raúl Cardillo.

Aquella noche nada brilló para Juancito.Ni la artificial iridiscencia de las falsas velas,ni las luces potentes de aquella sala horrible.Todo había quedado oscuro y silente para siempre.Ella rigida y firme en aquella trampa ya no saltaría riendo como cuando terminaba el juego.
La llevarían y no volvería a recuperarla,a tenerla quieta,inmóvil pero de mentiras,cuando jugaban al doctor y ella tomaba esa dulce pasividad que adoraba.
Sus secretos partían con ella,todo lo compartido,que nunca nadie supo,que era quizá malo,prohibido o tal vez no porque ambos reían al final y quedaba desparramado el juego de medico,la ilusión infantil de ser un Doctor de jeringas y estetoscopios de plástico.
No debió robar algunas cosas,estas de verdad,del consultorio de papa medico,este de verdad.Probarlas con su hermana estuvo mal,porque ella ya no despertó de ese último juego.
Ahora llevaba con ella el misterio .Su secreto.Lo perdonaría.
Nunca dejarían de amarse.Sería como siempre su hermana,su amiga,su paciente y,esto sería mejor no decirlo ni pensarlo,su novia,callada,ausente de mentiras.Dormida de verdad,solo esperando.

Juan hizo toda la carrera de medico con facilidad.Fué fascinándose con distintas materias a lo largo de esos seis años.Anatomía y Patología que lo motivaron a querer ser forense,luego reemplazadas por las dinámicas e inquietantes farmacología y toxicología que lo hicieron cambiar
de interés,especializándose en anestesiología,disciplina dura y exigente,cuya formación había concluido con éxito.

Aquella noche de fiesta por la graduacion y colegiado en la especialidad,recordó vagamente a su hermanita fallecida,casi borrada de su memoria,con quien jugaba al Doctor,donde comenzaba esa vocación.A sus padres que tanto lo apoyaron,ambos también fallecidos en una accidente en la ruta.
Brindaron en abundancia con sus compañeros y todo recuerdo triste quedó borrado.
Pronto consiguió trabajo,empezando su carrera con notable buen desempeño.
Años mas tarde las cosas habían cambiado.
Controlaban mas el propofol,la ketamina y el fentanilo en los centros de salud en que trabajaba.El fentanilo era mas abundante así que tenía que arreglarse con lo que pudiera desviar de esta droga.
Todo había comenzado con aquella enfermera con la que salia,ella lo inicio en el uso de ciertas drogas aprovechando el facil acceso que tenían a las mismas.Le gustaba desnudarse,envolverse con una sabana,haciéndose la muerta.El juego terminó cuando ella fué hallada sin vida,suicidada por una sobredosis,afortunadamente con ninguna de las drogas que el robaba,simples barbituricos.
Ya para entonces estaba atrapado en el consumo,empezó a tener problemas con el Coleegio de Anestesiologos,por ciertos signos que lo delataban y la sospecha de su responsabilidad en los faltantes de farmacos,por lo que había sido denunciado por distintos lugares en los que trabajaba.
Sin pruebas contundentes,se lo limitó a las consultas y entrevistas preanestesicas.Le resultaba muy dificil sustraer ampollas,apenas algo de fentanilo.Se lo recomendó para iniciar un tratamiento psicologico.
Para esa epoca volvió a conectarse con algunos dealer,les había vendido medicamentos algunas veces,en especial psicofarmacos.
Comenzó a comprarles y consumir paco y cocaina.
A vincularse con aquellas destruidas mujeres,que a pasaban horas semi comatosas por la droga.Se aficionó,o tal vez retornó a un antiguo y presente aún deseo.Gozaba cada vez mas poseyéndolas asi,dormidas casi muertitas.
Concertaba citas con ellas,vendiéndoles droga o transandolas por sexo.
Una nueva vuelta de tuerca se dió cuando tuvo la suerte,o el infortunio de entrar a trabajar de manera ilegal en una clinica que practicaba ciertas operaciones clandestinas.Abortos,alguna plásticas baratas.
El dueño debía ser un autentico mafioso de blanco.Abundaban las ampollas de propofol y fentanilo sin control alguno.
Una idea nueva empezó a cristalizarse.En su departamento del barrio de Palermo,ponía avisos para secretaria o enfermera.
Si el perfil,de adicta,era positivo le suministraba sus ampollas robadas y las tenía así.Dormidas,casi muertitas.
Algo raro,inesperado,comenzó a suceder.Fallaba en el control de sus nervios,tenía peleas callejeras,golpeaba a las mujeres que traía que huían espantadas.
El,que era o había sido un buen medico,no dudó en atribuírselo al su consumo creciente de sustancias.
Aquella,su ultima tarde en libertad,todo escapó de madre.La chica era mas fuerte o resistente y despertó en medio del acto comenzando a gritar.Quiso pegarle pero ella también lo hizo y logró escapar del departamento.Gritando.Se arrojó sobre ella y ambos cayeron por la escalera.Por suerte la chica no murió aunque estuvo cerca.
Ahora mientras aguarda hace un año la condena definitiva en el pabellón psiquiatrico de la carcel,ha engordado mas de diez kilos,se atiborra,a falta de otra cosa,de psicofármacos prescriptos legalmente y comparte la celda con un famoso músico de rock,preso por homicidio,con quién ha formado una pequeña banda.

Texto agregado el 14-08-2019, y leído por 19 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
14-08-2019 Bien llevada la narrativa, quizás con algún defectillo a corregir, poco. Me gustó! MujerDiosa
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]