TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / nelsonmore / EN EL TÚNEL NO MIRÓ ATRÁS (cuento)

[C:597249]

Durante muchos años y como todos los seres humanos caminaba mirando al frente, así se la pasó durante mucho tiempo, hasta que llegó un día en el que comenzó a mirar atrás. Caminaba veinte metros y ya estaba regresando la mirada hacia atrás, pero qué era aquello que miraba? Seguía caminando otros veinte metros y de nuevo volvía la vista atrás, con el pasar del tiempo ya no eran veinte metros, sino diez y después ocho y luego cinco, al final después de cada paso regresaba la vista atrás.
Así transcurrió su vida hasta la hora de la muerte. Al comienzo esta manía no era un mal mayor, pero con el pasar de los años su cabeza empezó a cambiarle de lugar. Los que lo conocieron dijeron que los recuerdos le perseguían y atormentaban de tal manera que más vivía en el pasado que en el presente y que el futuro ni siquiera ignoraba.
Poco a poco su cabeza, su cara y sus ojos empezaron a desplazarse a la derecha y más que a la derecha hacia atrás y llegó un momento en que su cara quedó atrás, desde esa posición podía verse la espalda, las nalgas, los talones; podía ver las huellas de sus pasos en el camino polvoriento, veía lo que los otros no veían porque él iba en sentido contrario a los demás.
Al principio se desconcertó y se angustió, pero se acostumbró rápido a esa circunstancia y terminó aceptándola como un designio divino. Algunos insensatos se burlaban de él, los niños se asustaban y los viejos mandaban a cerrar las puertas y escondían a sus mujeres por temor a que les pasara lo mismo, además les daba miedo que Alcatraz les contara todo lo que había visto.
Ninguna mujer quiso hacer el amor con él por físico miedo, esto lo deprimió pero lo superó como todas las circunstancias adversas. Se las ingenió para acostarse y levantarse, comer y cepillarse los dientes, menos mal que no fumaba, de vez en cuando se tomaba una botella de ron que lo transportaba a otras dimensiones en las cuales era feliz. Cada mañana salía de su casa a enfrentar el día, mientras sus pasos se dirigían hacia el futuro. Un día salió de su casa, salió muy temprano como era su costumbre, pero ese día la vida lo golpeó tan duro, tan de frente, pues no vio el semáforo que ya había cambiado y siguió como si nada, un carro lo atropelló de frente y luego otro, pues era difícil frenar en la autopista sur-oriental cuando se lleva la vía. Alcatraz vio las luces del túnel y lo atravesó rápido, es más, corrió, corrió y corrió sin ver hacia atrás, ya no tenía pasado, presente ni futuro.

AUTOR: PEDRO MORENO MORA
@

Texto agregado el 20-08-2019, y leído por 87 visitantes. (4 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]