TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / jaeltete / EL LADO OSCURO DE SU MIRADA

[C:597321]

El espejo le devolvió aquella imagen resignada, entregada a un futuro que no era precisamente el que soñó cuando llego a esa casa, enamorada de Nicolas, al menos eso parecía. Después, aquel sentimiento se convirtio en culpa porque ya no sentía lo mismo. Nicolas era un hombre bueno, trabajaba en el banco, y de la manera mas simple lo conoció. Sucedió en la feria donde ella tenia un puesto, el le compró uno de sus productos y así comenzó todo.

Nicolas se enamoró de sus ojos, sus hermosos ojos, los mismos que ahora acarician la imágen de aquel que se refleja en el cristal. Puede ver el dolor detrás de la ternura que emana su mirada.

Ella se estremece porque el acaricia su hombro desnudo, sintiendo el rose de sus dedos en la piel -¿Estas listas?- susurro el, y ella emitió aquel lamento que la ahogaba por dentro- Creo saber como serán mis días de aquí en mas.

El la cobijo en sus brazos, le quemo el pecho al tenerla así apretada, en aquel momento en que se le iba la vida en el ultimo abrazo, cuando el dolor quema el alma porque ya no queda nada por hacer.


. -2-

La vio por primera vez aquella tarde en que su padre los había reunido a todos, de esto hace ya algún tiempo, para presentarles a la novia del hermano mayor.Todo un acontecimiento en que en los tiempos que corren ya no se estila, pero el viejo tenia esas cosas, como si todos no supieran que Nicolas andaba en amores con la chica de la feria. Todos la conocían menos el, como si fuera un aviso.

Aquel día fue el ultimo en llegar, su padre ya estaba un poco molesto y le reprocho su tardanza. Pero hubiera sido mejor haberse quedado en cualquier parte o haber realizado aquel viaje al sur con sus dos amigos, que finalmente se quedaron trabajando y no tener que ver su mirada. Aquellos ojos quedaron flechados en los suyos como un embrujo y ya no pudo quitárselos.

Fue tan solo un instante para que todo cambiara, porque cuando llega el amor no pide permiso, quema e inquieta.

Tras el reproche de su padre, mantuvo la cabeza gacha todo el tiempo. Parecía que le molestaba su presencia, pero no era porque le cayera mal su nueva cuñada, si no por aquella sensación que había despertado en el.

Ella sintió lo mismo, estaba acalorada y casi no escuchaba lo que hablaban. Después de un rato Nicolas le pregunto como se sentía y ella no supo que contestar.

Así termino aquel día, en el que nadie se dio cuenta que había nacido aquella pasión tan fuerte como imposible de contener, y, si hubo alguna torpeza todo se atribuyo a los acontecimientos.



-3-

Clara, la de los ojos sensuales, ahora lo miran, le ruegan que se la lleve lejos, sus ojos hablan, claman por su amor, es ella la que tendrá que estar en otros brazos que no son los suyos, su boca silenciosa clama por una vida a su lado. Pero el cristal solo le devuelve la imagen de su mano estirada, clamando por la suya para entregarla en el altar a su hermano.

Así fue como aquella noche fue la ultima de su vida en aquella casa, porque después que su hermano tomo su mano, dio media vuelta y se fue. Pasarian algunos años para que Juan regresara.

-4-

Pasaron algunos años desde aquel dia en el que se casara con Nicolas, ahora todo es rutina. Paso el trapo una vez mas, no le gustaba que se juntara la tierra en los muebles, esa tierra insistente que se adhiere en todos lados, igual que los recuerdos, molestan y siempre vuelven. Los días de viento tiene todo cerrado. como si fuera lo único que le importara, la tierra, pero ella siempre esta alli,insistente como el pasado.

Ahora ella es la señora de la casa, con sus ojos tristes, con su andar cansado. No tuvo hijos, siempre una escusa, mas adelante, esperemos un poco. Nicolas se daba cuenta que algo andaba mal, ella estaba cada vez mas lejana, ausente.Solo se dejaba amar. En la intimidad, ella no estaba allí. Después le daba la espalda, y cerraba sus ojos tratando simular dormir.

Una vez mas el cristal le devuelve su imagen,y con ella los recuerdos, esta sola, se siente sola, ya no mas ,vuelve a sentir su mano en la suya, en aquella tarde que ella sacaba la tierra de los muebles. A través de su calor lo sintió todo, el estaba allí, su mano era una deliciosa y cruel caricia trasmitiendole su pasión, al girar su cabeza se encontró con su camisa blanca,y el botón desabrochado, su rostro inclinado sobre ella, sus labios besaron su mano temblorosa y así descubrió la seducción de Juan.

Nicolas ha llegado, una rutina incansable, todo marcha como un reloj. Sus recuerdos se desvanecen en la realidad. Ella tiene todo lo que una mujer quisiera tener, pero no tiene amor porque ella es amada por su esposo pero no lo ama, es deseada pero no desea, es un sufrimiento diario, mas aun cuando su amor por Juan se metió en su sangre y se quedo allí para no irse mas.



-5- Y el tiempo pasa, aunque para algunos pareciera que se ha detenido. Juan leyó aquel mensaje en su telefono, Siempre supo que algún día llegaría ese momento y ahora siente en su mano la piel de Clara, lleva su mano a la boca como aquel día , el primero en que se descubrieron, en que ella sacaba la tierra, esa maldita tierra que tanto odia. Ella se asusto al sentir la humedad de sus labios en sus dedos, es que aquella humedad no era como la de Nicolas. Ahora se sentía enloquecer de pasión, su cuerpo cambiaba cuando el estaba cerca. No quería ver su ojos por miedo a que el pudiera leer su mirada. Juan la sentía temblar, y si, había leído en su mirada que ella sentía lo mismo que el. Los dos se habían enamorado.

Preparo sus maletas como aquella noche de la boda, en que Nicolas recibió a Clara en la iglesia. Nadie se dio cuenta, había tanta gente. El se fue en aquel mismo instante que la dejo en el altar. Supo que algunos se preguntarían donde estaba.Nicolas si sabia, porque el sabia todo y lo disculpo con una mentira. Mientras ella parecía desvanecer aquella noche interminable

Ahora las maletas en el taxi y una angustia le oprime el pecho. Después los pasajes, y el micro que acorta la distancia entre los dos.

Las imágenes pasan rápidamente a través de la ventanilla, como aquellos encuentros casuales. La cena en familia con papa y sus hermanos y ella, ella y sus ojos. El baile de fin de año y el de manera atrevida y disimulada la saco a bailar. Su mano en su cintura apretándola mas y mas, sus dedos hundiendose en su piel, jugando, hurgando su cintura, Su rostro inclinado, un mechón de cabello sobre sus ojos y su pecho que se asomaba sensual a través de su camisa desabrochada. Sus miradas eran una sola, estaban tan encerrados en ellos mismos que alguien, con una escusa busco la manera de poner distancia.

Y llego la navidad y llego el año nuevo. Las familias se reunían. Los padres de Clara fueron a casa de Juan. Solo que esta vez, Juan había tomado distancia. Pero no pudo evitar clavarle la mirada a ella cuando Nicolas anuncio la fecha de casamiento. La boca de ella emitió una mueca de dolor y sus ojos tratando de sonreír expresaron una triste resignación.

Clara discutió con Nicolas, porque el había decidido aquella fecha sin consultarla. En realidad el jamas le consultaba nada. El siempre había decidido todo, ponerse de novios, hablar con sus padres, llevarla a su casa. Solo que esta vez era distinto, ya no lo quería.

La encontró dos días después en el mercado. Apoyo su codo sobre el mostrador e inclinándose hacia ella hasta quedar tan cerca, sin preámbulos le dijo

- No te cases con mi hermano

-No te entiendo - bajo la mirada, le dio pudor, porque si le entendía

-Tomate un tiempo. . Dos meses pasan rápido y ya estarás casada. Pídele un año es mejor para todos.

Y Juan se fue, dejándola con aquella inquietud.


Un infarto termino con los días del padre de Clara. Fue un golpe muy duro para la familia. Ella y su madre se habian quedado solas.

Aquel dia estaba sentada en un banco que se encontraba en los jardines de aquel lugar. Juan se acerco tímidamente y se sentó a su lado. No dijo nada, solo la acompaño. Le pareció notar que su hermano estaba un tanto distante con ella. Cuando se lo pregunto, le contesto que el era así. Después la acompaño a su casa, Ya casi anochesia y fue alli al ingresar al comedor que llego aquel beso tan esperado, tan cálido y suave. Después la miro a los ojos y se fue.




-6- El micro aminora la marcha, parece estar llegando. Ahora le quema la piel el recuerdo de aquella noche, en que el busco el lugar mas intimo, porque quería que fuera su mujer, seria de el y de nadie mas. Sucedió así, naturalmente porque lo deseaban. La boca de Juan hurgaba los labios de Clara quitandole la respiración.


El hombre le aviso que habían llegado, le dijo que se había quedado dormido, pero en realidad Juan solo tenia los ojos cerrados y se encontraba muy lejos de allí.

Camino lentamente hacia aquel lugar. La ultima vez que se vieron fue en aquella iglesia donde el le entrego a Clara, después, ninguno supo mas del otro.

Pero antes habían tenido aquella conversación y no fue lo mejor que les pudo pasar a los dos.Faltaba poco para la boda El padre de Juan siempre con sus ideas, quiso que fuera el quien llevara a Clara al altar. Juan se negó, pero el viejo insistió y su hermano le pregunto cual era el problema.

Juan dio media vuelta y se fue.a su dormitorio. Tres golpes en la puerta y su hermano del otro lado le pidió hablar con el.

Salieron a caminar, finalmente terminaron en un bar. Nicolas lo dijo sin rodeos.

-Se lo que esta pasando. Ustedes se aman.

Juan sintió un calor que lo ahogaba y a la vez cierto alivio ya que de alguna manera aquello se tenia que saber.

-Si, la amo - lo dijo sin culpa, aquel sentimiento era tan puro y bueno que ya no tenia porque ocultarlo como si fuera un pecado.

Para que servían las explicaciones si el amor nace así sin buscarlo, sin pensarlo. Ahora había que enfrentar la realidad

-Te diré una cosa hermano - dijo Nicolas- No me hagas esto. Me estoy muriendo. Si, estoy muy enfermo. Te pido que te vayas lejos, muy lejos de nosotros. Ella va a ser mi esposa.Ella tiene que ser mi mujer. Ten piedad de mi.

Juan se levanto de la mesa de aquel bar sin decir palabra alguna, dijo tiene que ser mi mujer, como si fuera tan fácil, Clara seria su amor, si tenia que ser mujer, seria de el y de nadie mas. Ahora le quema la piel el recuerdo de aquella noche, en que el busco el lugar mas intimo, porque quería que fuera su mujer, seria de el y de nadie mas. Dejo a su hermano en el bar y fue a buscarla.La tomo de la mano y la levo al lugar mas intimo La boca de Juan hurgaba los labios de Clara quitandole la respiración. Sus manos se deslizaban por su cuerpo, acariciando suavemente cada centímetro de su piel. Soltó sus cabellos, desabrocho los botones de su bluza y la sintió temblar y tan suya a la vez que no le cabía en su mente que ella pudiera ser de otro Mordió su boca con bronca, la apretó tan fuerte hasta hacerle doler, después fue tan suave y delicado todo lo que aconteció, Sus cuerpos desnudos y el mundo de los dos, no veían mas allá que aquel momento en que Clara por primera vez se entregaba por amor. Ahora era su mujer, ya no importaba lo que vendría.

Clara era su mujer, ya nada mas importaba, Podía casarse con su hermano, el se iría, pero Clara,...era su mujer.





7- Ahora Nicolas esta alli, ya no habla, ya no pide por su amor, ya todo termino. Juan cumplió, ahora ya no queda nada. Nicolas ha muerto.

Es imposible no sentir su presencia,no sentir sus pasos tras el que van llegando lentamente a enfrentarlo con el pasado. Su perfume, su vos. Ella esta allí, sus ojos ya no son los mismos, ahora lucen apagados.demasiado sacrificio para una mujer enamorada. Nicolas, solo pensó en el... y Juan, sacrifico aquel amor por su hermano.

Y Clara pregunta

-¿Tu lo sabias?

El asintió con la cabeza

-Me lo dijo antes de morir - la vos de Clara era un reproche.

En estos años la imagino' tantas veces, como estaría, como serian sus días. La recordó suya como antes. Ya no queda nada de Clara, solo la amargura de esos años. Ni siquiera lo mira.

Soño tantas veces con el rencuentro. La felicidad de ella de estar en sus brazos, sin embargo, la realidad le dice que Clara ya ni siquiera tiene deseos de mirarlo a los ojos.

Los hombres llevan a Nicolas, el no quiere hacerlo por eso se queda lejos. Ella lo mira, ahora sus ojos se han posados en los suyos, desnudandolo por dentro, descubriendo el lado oscuro de su mirada, su cobardía. Como preguntándole porque después de aquella vez, en que ella creyó que el les diría a todos su amor por ella, para su sorpresa solo anuncio la fecha y hora exacta de la boda. Entonces Clara respiro profundo, y como pudo salio de la casa y lloro, lloro el abandono de Juan.

-Era mi hermano Clara, se estaba muriendo -

- Yo también me equivoque. No debí casarme con el.

Para que seguir hurgando en la herida, si todos se equivocaron, para que tantas explicaciones si ella también lo ama.

Vendrán otros días, esos en que el olvido se hace necesario para poder seguir, porque cuando hay dos que se aman tanto como Clara y Juan, es inútil desperdiciar el tiempo con los errores del pasado.

A veces el lado oscuro de nuestro ser puede cambiar el curso de nuestro destino.

Los sorprendió la noche caminando por cualquier lugar, el le tomo la mano y ella.... se dejo llevar.


fin




Texto agregado el 25-08-2019, y leído por 116 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
01-11-2019 Precioso!! ****** grilo
28-08-2019 Hermosa historia amiga, fiel a tu estilo, tocando las fibras mas profundas de los personajes. Me gustó particularmente que está escrita para que el lector la vaya armando y sacando conclusiones. Vaya_vaya_las_palabras
25-08-2019 Imposible comentarte cada uno e los párrafos pero todo fue en verdad interesante. za-lac-fay33
25-08-2019 Entretenido, habría que repasar algunas cosillas. Un beso dulce. MujerDiosa
25-08-2019 De una narrativa calidad y ligera vas envolviendo con tus personajes. Se vuelven tangibles. Varias de las frases en el texto son memorables. Un beso amiga. Cinco aullidos Steve
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]