TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / La cometa.

[C:597336]

La cometa.
Dentro de un mes y medio más o menos estará llegando la Primavera y mi hijo me ha pedido que le compre una cometa para remontarla en el parque, desde el año pasado estoy por comprar una pero no sé por qué me olvido, quizá porque aún no es la época y no están a la venta, el asunto es que he decidido que voy a hacerle una cometa yo mismo, aún recuerdo cómo las hacía cuando era un muchachito flaco y desgarbado.
Remontar las cometas era el juego principal en los días de Primavera para mí y mis amigos, la brisa elevaba aquellos barriletes hasta llegar al cielo y correr tras ella era lo máximo.
Los recuerdos acuden a mi mente y me veo haciendo una cometa, la más bonita entre todas las que hice, tenía la forma de una mariposa y con papel celofán de colores la fui construyendo yo sabía que tendría que ser muy hermosa porque la hacía para que la viera alguien muy especial, Stefany, mi compañera de escuela, mi mejor amiga.
A pesar de mi corta edad estaba enamorado de ella, era más alta que yo, de trenzas rubias y ojos muy claros, con ella jugaba en la escuela siempre fuimos muy amigos pero no podía decirle que estaba enamorado de ella no sabía cómo hacerlo entonces construí una cometa y en ella escribí su nombre.
Quería que fuera la más bonita y ese sábado la llevaría al parque como todos los sábados pero antes de que llegaran mis amigos, no quería que la vieran, se reirían de mi.
Pero ese sábado Stefany no fue al parque como siempre y no pude mostrársela entonces volví a mi casa y conmigo la cometa.
El lunes lo supe, mi compañera y amiga ya no iría a la escuela, sus padres se habían mudado y ni siquiera le habían dado tiempo de despedirse.
Guardé en mi baúl junto a mis pertenencias, bolitas, hondas, revistas y muchas cosas más el preciado tesoro creyendo que con eso la tendría en mi memoria aunque no la viera.
Ese fue un año muy triste para mi, ya no tendría a mi mejor amiga y aunque estaban los demás compañeros, no era lo mismo.
Al año siguiente entré al liceo, me sentía mayor y mis padres me pagaron un colegio privado alejado de mi casa.
Todos los días mi madre me acompañaba a la parada del ómnibus hasta que le pedí que no lo hiciera más, mis compañeros se reían de mi al verme, ella lo entendió y de ahí en más me fui haciendo hombre aunque no volví a ver a Stefany hasta que estuve en cuarto año.
Una tarde al llegar a mi casa tuve la mejor de las sorpresas, sentada junto a mi madre estaba una muchacha de cabello corto que al mirarla me hizo temblar el corazón, las manos y la cabeza, Stefany se había convertido en la muchacha más hermosa que mis ojos hayan visto jamás.
Nos abrazamos y conversamos por horas, tantos años alejados…
Teníamos una vida que contarnos.
Stefany volvió al barrio, al morir sus abuelos heredaron la antigua casa y allí fueron a vivir, como antes, no pude esperar mucho tiempo para decirle que la quería y que a pesar de que todavía éramos muy jóvenes la esperaría toda la vida.
Stefany también me quería y los años fueron pasando, terminamos los estudios y nos casamos y llegó Andrés nuestro hijo y ahora que tiene edad suficiente para entender le voy a contar todo lo que estoy pensando en este momento.
Mientras llamaba a Andrés para contarle vi venir a su madre con algo que hacía muchos pero muchos años que no veía y me llenó de alegría, mi cometa, aquella que hice para ella y que jamás pude usar, mi madre se la dio hace mucho tiempo y la guardó como recuerdo.
Ahora entre los tres le contamos a nuestro hijo cómo nos conocimos y la historia de la cometa.
A pesar de que esta es una anécdota simple creo que a mi hijo le va a agradar, en esta época donde es más fácil ver a hijos de padres separados prendidos a la computadora para olvidar sus sufrimientos, espero poder seguir llevándolo al parque con la cometa que juntos vamos a hacer para disfrutarla los tres, como debe ser.

Omenia

Texto agregado el 26-08-2019, y leído por 58 visitantes. (14 votos)


Lectores Opinan
27-08-2019 Es una historia hermosa que alegró mi corazón porque ademas de bien contada, tiene ese elemento tan humano que es la impronta de tus grandes escritos. Casi todos tus escritos hablan de la maravilla del amor entre familias. Gracias Omenia, no te había vuelto a leer, no porque no quiera, solo es falta de tiempo. Te requiero, hermoso SER. SOFIAMA
26-08-2019 Simple relato...y cuan profundo llega. MIS FELICITACIONES y SUERTE CON LA COMETA. Shalom amigaza Abunayelma
26-08-2019 Las historias más sencillas, aquellas que tocan el corazón, suelen ser las más bellas. MujerDiosa
26-08-2019 ¡Que enorme coincidencia! Mi hija dejó por dos dias a mis nietos y tomando un avión llegó a nuestra ciudad, me llevó a la Universidad donde sae graduó y por dos horas tomamos un curso de como hacer cometas. Mide como un metro, y le pinto una cara sonriente. Cometas en Guatemala: barriletes y en El Salvador: piscuchas.. Me encantó tu narración. za-lac-fay33
26-08-2019 Que lindo tiempo ese de paseos familiares y de esperar un viento favorable para elevar los cometas y las competencias. Por estos lares aún - por suerte - en septiembre se realizan. Gracias por traer a la memoria esos recuerdos.Un abrazo, sheisan
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]