TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / nelsonmore / DESNUDA EN EL RÍO (cuento)

[C:597516]

La vio desnuda bañándose en el río, así como Dios la mandó al mundo. En lugar de contemplarla y disfrutar de su belleza, se le ocurrió que podía poseerla, pero el jamás pensó que ella no es de esas mujeres que se dejan poseer del primero que se atraviesa en el camino. A las buenas o a las malas iba hacerlo. Era de esos incapaces que todo lo quieren lograr a la brava, sin pensarlo dos veces le dijo desde la orilla.

- Quédate quieta si no quieres que llene tu bello cuerpo de balas.

Ella lo miró desde el centro del río y con gran calma le contestó:

- Si eres valiente ven por mi, aquí te espero y seré tuya, más valgo viva que muerta.

El hombre la quedó mirando con deseo, la boca se le hacía agua, jamás había visto una mujer tan bella por esos parajes. De inmediato se le vino a la mente todo lo que haría con ella: primero besaría sus pechos, acariciaría sus muslos, sus nalgas. Luego la besaría con mucha pasión y al fin la poseería en ese río revuelto que acariciaba su verde pubis, sus piernas y todos sus encantos.

La volvió a mirar y le pareció más bella, las primeras aguas que pasaron por donde ella, ya iban muy lejos. El agua siguió fluyendo por el cauce y Matías seguía imaginando, de tanto imaginar no se dio cuenta que ella se dejó ir en el río y ya iba bien lejos, tan lejos que jamás podría alcanzarla. De un momento a otro, todo se le convirtió en un espejismo. Una parte del río se hizo espejo y ahí pudo ver todas sus metamorfosis: Primero fue niño y luego serpiente, después cambió a muchacho irresponsable y después a asquerosa cucaracha, enseguida fue árbol y después planta venenosa. Ante todos esos cambios tan abruptos le gritó al río, pero el río no le respondió, que iba a responderle, si el río tan solo es un murmullo de agua. Pero todo no terminó ahí, lo más grave sucedió después, le pasó lo mismo que a Dorian Gray, ante aquella circunstancia, le tiró una piedra al espejo y en el espejo apareció el niño que él fue hace muchos años atrás. El niño, a pesar de su edad tenía la mirada turbia. El niño envejeció de inmediato, se arrugo al instante, así como cuando alguien arruga un papel inservible y luego lo tira a la basura. De nuevo quiso gritar, pero no pudo, las palabras no traspasaban su garganta. De nuevo volvió a tirar otra piedra al espejo y el viejo se hizo más viejo, quedó más arrugado que una ciruela pasa. Luego tiró otra piedra al espejo y desapareció él y apareció la mujer desnuda, más bella que antes. La mujer lo invitó a que fuera tras de ella, él sin medir consecuencias se dejó ir en el río y el río se lo llevó bien lejos, tan lejos que a los tres días unos pescadores encontraron el cuerpo de Matías, el cuerpo ya estaba descompuesto, lo encontraron sin ojos y sin manos, nadie supo si fue la mujer desnuda o el río que cobró venganza.

AUTOR: PEDRO MORENO MORA
@

Texto agregado el 06-09-2019, y leído por 59 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
07-09-2019 Ingenioso tu relato. Además muy gracioso. Te felicito. peco
06-09-2019 Las metamorfosis me recordaron la película de Kubrik 2001. Buen trabajo. Saludos desde Iquique Chile. vejete_rockero-48
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]