TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / guidos / Buen samaritano

[C:597958]






-Nada cuesta ser amable. Mira, le facilitaré el paso a ese auto y verás.
En efecto, el Toyota Corolla se desliza raudo y antes de perderse en la cinta asfáltica, el conductor alza su mano en señal de agradecimiento.
-Siento un regocijo enorme al saber que le he facilitado, aunque sea en una mínima parte, la existencia a ese señor.
-¡Amén!- responde en tono burlón su amigo.
Dos señoras esperan que amaine el tráfico vehicular para cruzar la calle. Pues bien, el generoso conductor, Emilio, para todos los efectos, detiene su carro y les indica con extrema gentileza a las damas que crucen confiadas. Ellas agradecen con una sonrisa coquetona bailándoles en sus mejillas.
Emilio prosigue su viaje, con sus labios distendidos por la satisfacción. Luis, su compañero le indica que están un poco atrasados y que debe apurar la marcha. El conductor eleva sus hombros, tanto que quedan a la altura de sus orejas.
-¿Y qué más da? Siempre queda espacio para realizar alguna buena acción- responde, mientras sus ojos se enfocan en un señor que a pocos metros de ellos, hace dedo. Ocasión manifiesta para que Emilio ponga pie en el acelerador y frene con prontitud enfrente del hombre.
-¿Hacia dónde se dirige usted, mi amigo?
-Pizarro con Los Diamantes, mi señor. Pero no tengo ni una chaucha que tintinee en mis bolsillos.
Emilio, con una sonrisa beatífica, lo invita a acomodarse a su lado y le ofrece su mano cordial.
Luis sólo mueve su cabeza desaprobando esa bonhomía extrema que caracteriza a su amigo, la misma que impide que lleguen a destino con prontitud.
Antes de arribar al punto prefijado, Emilio ha realizado cuatro o cinco acciones en pro de sus semejantes y su corazón late gozoso e inflamado en la cavidad torácica. Pese a tales situaciones, los amigos llegan dos minutos antes de lo acordado. Cuando Luis desciende presuroso del auto, reafirma lo que habían acordado.
-No te muevas de aquí por ningún motivo. La diligencia será breve.
-Ok- responde Emilio, sin soltar el volante.
A la mañana siguiente, el principal diario de la capital señalaba: “Policía frustra robo a banco. Cinco sujetos fueron detenidos tras asaltar el Banco Metropolitano. Todo se malogró para ellos cuando el chofer que los ayudaría a escapar, y que es intensamente buscado por la policía, trasladó en su vehículo al hospital Central a una mujer que estaba con síntomas de parto”.












Texto agregado el 02-10-2019, y leído por 72 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
03-10-2019 Aveces cuesta ser bueno yosoyasi
03-10-2019 No pude evitar imaginar al famoso Tío Emilio al leer tu relato, y bueno, el final fue similar a los de su programa, dónde el crimen siempre paga, jaajaja. Un abrazo Helenluna
02-10-2019 Un relato corto, jocoso de sorpresas finales. Muy bien relatado. Saludos desde Iquique Chile. vejete_rockero-48
02-10-2019 Moraleja: Robar bien es para malos samaritanos. Jajajja cloe
02-10-2019 jajajaa...ay, qué bueno que está! Un cariño para vos, Gui! MujerDiosa
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]